BILBAO BBK LIVE 2010

El festival bibaino cumple su primer lustro en inmejorable forma

Un año mas y ya van cinco, la ciudad del Nervion, San Mames y el Guggenheim acogio una nueva edicion del Bilbao BBK Live, uno de los festivales que mas y mas rapidamente se esta afianzando tanto a nivel nacional como internacional. La cita de este año en Kobetamendi ha estado marcada por la cancelacion del Kobetasonic, festival eminentemente metalero que arrastro bandas y publico de este pelaje al primer dia del BBK Live. Pero tambien ha sido el festival de Pearl Jam que escogio Bilbao para ofrecer la unica actuacion en nuestro pais en la penultima parada de su corta gira y de Faith No More que protagonizo un espectaculo, con letras mayusculas, que no se olvidara en muchos años. Al termino del festival el balance parece mas que positivo, con una asistencia global de mas de setenta y seis mil personas a lo largo de los tres dias. La primera actuacion del jueves correspondio a los locales de RISE TO FALL, que tras haberse proclamado vencedores del ultimo Villa de Bilbao tuvieron el honor de abrir el festival en el escenario pequeno con su death metal melodico de factura sueca y la verdad es que si uno cerraba los ojos podia llegar a creerse que estaban tocando los mismisimos In Flames. VOLBEAT tenia todas las papeletas para dejar muy buen sabor de boca en la siempre complicada tarde pero, lamentablemente, la garra y potencia de su directo fue inversamente proporcional a la compenetracion con el tecnico de sonido a quien dedicaron un vistoso y sincero corte de manga al finalizar su actuacion. Con su rock oscuro y la disposicion en forma de muro de sus pantallas, BULLET FOR MY VALENTINE elevaron los decibelios a cotas de las que no volverian a bajar durante el resto del dia, lo que congrego tanto a los seguidores mas fieles como a los paseantes mas ocasionales en torno al escenario principal. De vuelta al escenario secundario y tal y como suele ocurrir en los festivales con algunos grupos, SKUNK ANANSIE se encontraron en la tesitura de resultar algo desconocidos entre el tipo de publico del dia. Lejos de amilanarse, los britanicos aprovecharon el factor sorpresa y ofrecieron el que para mi fue el mejor concierto de la jornada. Y es que tan pronto como el torbellino de Skin aparecio en escena, la expresividad de la que siempre hace gala la vocalista se contagio al publico, que disfruto de lo lindo con sus muecas, sus saltos, sus carreras y sus excursiones para surfear en lo alto de la muchedumbre. Y todo esto despues de 10 años de paron. RISE AGAINST se presentaba en Bilbao tras arrasar en su reciente gira espanola y con el aliciente de tocar en Euskal Herria, patria de sus buenos amigos de Berri Txarrak. Quiza por este motivo todos esperabamos como ya ocurriera el 14 de noviembre en la sala La Riviera de Madrid la aparicion de Gorka Urbizu para cantar Black masks gasoline o, incluso, Denak ez du balio junto a Tim McIlrath. Pero pese a que los navarros se encontraban en el recinto, la colaboracion no solo no se llego a producir, sino que el directo de los norteamericanos paso sin pena ni gloria. SLAYER volvia a nuestro pais para presentar World Painted Blood, el ultimo trabajo de estudio de la mitica banda de trash metal que no ha dejado indiferente a nadie. Que decir de su directo Sigue tan rapido y fiero que aun para los sentidos mas entrenados resulta dificil de digerir. Pero mientras los no pocos amantes de este estilo musical disfrutaban de los Reign in blood, Mandatory suicide, South of Heaven y demas temazos, el escenario principal ya se encontraba absolutamente abarrotado para recibir a RAMMSTEIN. Aunque el show de los alemanes es siempre entretenido tanto por los numerosos y originales efectos especiales como por el caracter declamativo y hasta liturgico con el Till Lindemann lo afronta, cada vez tolero menos el poco cuidado que ponen en lo musical, con repertorios muy cortos y plagados de insipidos nuevos temas, dejando en el tintero demasiados clasicos como para perdonarlos. Y puestos a recuperar otros clasicos, no seria ya hora de dejar correr Du Hast Eso si, mencion especial para el impresionante escenario y atronador sonido. Con el cabeza de cartel despachado, fuimos muy pocos los que nos acercamos a ver el punk rock melodico y politicamente comprometido de ANTI-FLAG, que cumplieron con nota al ser capaces de animar a los mas cansados. Como era de esperar, ya desde las primeras horas el segundo dia de esta edicion del BBK se registro un incremento sustancial del numero de asistentes, atraidos como las polillas a la luz por Pearl Jam como principal reclamo del cartel. Pero la mitica banda de Seattle no era el unico aliciente. BIFFY CLYRO dieron el pistoletazo de salida en el escenario principal, enloqueciendo a propios y sorprendiendo a extranos con uno de esos directos tan energicos y viscerales a los que nos tienen acostumbrados. Una verdadera lastima que una banda con una trayectoria que incluye cinco buenos discos y conciertos junto a The Who, The Rolling Stones, Red Hot Chili Peppers o Muse tenga que defender tamano repertorio durante solo 35 min y a esas intempestivas horas. Logico que no acaben de despegar en nuestro pais. mi queja se torna aun mas amarga con representaciones teatrales tan populistas y demagogicas como las de GOGOL BORDELLO, mas propias de otro tipo de festivales mestizos y buenrollistas. De acuerdo en que las dos o tres primeras canciones fueron divertidas y nos hicieron esbozar una sonrisa, pero el resto del concierto fue insufrible y se hizo eterno. Ni punto de comparacion con el senor PAUL WELLER, que firmo todo un recital en Kobetamendi, dando un extenso repaso a su carrera desde los tiempos de The Jam hasta su mas reciente etapa en solitario. Chapo. ALICE IN CHAINS sonaron imponentes gracias a la labor de Mike Inez al bajo y Sean Kenney a la bateria, sin desmerecer las guitarras, que tambien hicieron gala de una distorsion absolutamente espectacular. Poco cercanos al publico, el bolo termino cayendo en una cierta monotonia, como si tocaran de memoria, y unicamente alterada para recibir en el escenario a Mike McCready, de Pearl Jam, con quienes no compartian cartel desde hacia, nada menos, que diecinueve años. En cuanto a la mitica banda de Seattle, no pudieron gestionar de mejor manera la tremenda expectativa que se respiraba en el ambiente. subieron a la tarima y se arrancaron con Do the evolution, lo que desato la locura entre las treinta mil almas que poblaban el monte Cobetas. Tanto fue asi, que tras los cuatro o cinco primeros temas el vocalista Eddie Vedder se tomo un respiro para pedir tranquilidad a las masas, muy probablemente con la tragedia del Roskilde aun fresca en la memoria precisamente el 30 de junio se habia cumplido el decimo aniversario de la muerte de nueve personas por aplastamiento en este festival danes. Una tras otra fueron desgranando las ya clasicas Why go, The fixer, Even flow, Porch, Black, Alive. entre cortes de Backspacer, su ultimo trabajo. Para un apasionado de la musica en directo como el que escribe, PEARL JAM era la gran espina que llevaba años esperando quitar, por lo que vivi el concierto desde la primera fila de una forma especial. No obstante, unos dias despues y superada esta emocion inicial, creo que en Bilbao no hubo una grandisima actuacion de la banda, sino que mas bien vivimos en primera persona la interpretacion en directo de canciones muy buenas que forman parte del imaginario colectivo. El dudoso estado de sobriedad de Vedder y su incontrolable verborrea, el fan que invitaron al escenario para cantar Daughter, la ausencia de Jeremy. aportaron la parte mas agria de la sensacion con la que nos fuimos. En lo que respecta al ultimo dia, el cartel no contaba a priori con nombres tan conocidos para el publico general, pero lejos de desmerecer el festival, mas de uno se llevo agradables sorpresas a lo largo del sabado. Es lo que ocurrio con los MACCABEES, cinco jovenes amigos que a la primera de cambio se metieron al publico bilbaino mas madrugador en el bolsillo con la honestidad y calidad de su propuesta. indie rock con toques post punk que siempre gana enteros en directo. O el caso de JEFF TWEEDY, que gracias a
sus in
condicionales y los de su banda Wilco salio mas que airoso de un trance en el que ni el lugar, ni el publico, ni el formato acustico parecian lo mas apropiado. Los suecos THE SOUNDTRACK OF OUR LIVES consiguieron congregar a numerosas personas en torno a su rock de corte clasico y de tintes psicodelicos, en uno de los conciertos con mejor sonido del dia. Desde luego, la experiencia es un grado. Si quereis bandas, en Seattle tenemos unos cuantos de esos decia Eddie Vedder un dia antes. No es el lugar de procedencia de FEEDER, pero si de algunas las influencias de su rock alternativo,grunge de composiciones sencillas y pegadizas. Ofrecieron un concierto intenso que culminaron con una version del Territorial pissings de Nirvana. Con MANIC STREET PREACHERS empezabamos a hablar de palabras mayores, pero la calidad y el volumen de su sonido en vivo no fuerons suficiente para compensar la monotonia en el tempo de sus canciones, que me acabaron durmiendo de pie literalmente. Ademas, la iluminacion era tan tenue y el humo tan abundante que no se si los asistentes podemos decir que hayamos visto a los Manic. realmente frustrante. Pero ahi estaba el senor Mike Patton para despertar a los dormidos, divertir a los aburridos y devolver a la vida a los derrotados por el cansancio, y, de paso, ponerlo todo patas arriba el incluido y dejarlos a todos con la boca abierta. Si me preguntaran acerca de esta actuacion me vendrian a la cabeza muchisimos adjetivos, que inmediatamente despues se quedarian cortos para acabar instando al inquisidor a presenciar una actuacion de FAITH NO MORE en primera persona. Pero para transmitir una idea a quienes no pudieron estar alli, fue algo tan bestia que desacredito y resto valor a todo lo vivido hasta ese momento en el BBK de este año. Como lo ois. Tras esta bomba sonica, el honor de cerrar el festival correpondio a los australianos de JET, que no supieron aprovechar su visita a Bilbao y decepcionaron con un sonido falto de la pegada que se les presupone por sus discos. No sabemos que nos depara la edicion el proximo año de este magnifico festival, pero aun con la del dos mil diez en la retina, se nos antojan unos cuantos retos que la organizacion debe trabajar para superar, como el incipiente crecimiento del evento y el limitado espacio y servicios con los que cuenta en los momentos de mas demanda. En cualquier caso, nos vemos en Bilbao el año que viene. Hasta entonces

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.