FIB HEINEKEN 2010

Merecida revancha tras la mediocre edicion del año pasado

Supongo que nunca llueve a gusto de todos. Estoy convencido que la organizacion hubiera preferido repetir el exito de asistencia del año pasado con cincuenta mil personas por dia, pero yo, sin embargo, he disfrutado de un recinto comodo y sin aglomeraciones con las treinta y dos mil personas por dia, que es la media que ha tenido la edicion 2010. Tambien estoy convencido que mucha gente no se habra movido este año a Benicassim por la falta de grandes reclamos musicales. Ellos se lo han perdido. Puedo afirmar desde la perspectiva de haber asistido a doce ediciones consecutivas, que este año puede presumir de haber sido uno de los mas completos y con mayor nivel en el apartado musical de toda su historia. Mi propia presencia estuvo en duda durante buena parte del año debido a la mala experiencia vivida el año pasado. Me alegro de haber tomado la decision de asistir. A nivel organizativo se ha visto como positivo que por primera vez los tres escenarios hayan sido al aire libre y aunque se hayan incorporado un par de atracciones de feria a las que no estamos acostumbrados en nuestra cultura, no han desvirtuado lo mas minimo el espiritu del festival. Es una lastima que los horarios y el libreto cuesten diez euros, pero es algo a lo que deberemos acostumbrarnos, ya que no tiene vuelta atras. El resto de detalles colas en las barras, puntualidad en los conciertos, accesos, camping, sonido de los escenarios, etc lograron alcanzar el nivel de excelencia al que nos tenian acostumbrados en ediciones anteriores, por lo que no queda mas que felicitar a los que hacen posible que todo funcione. Aqui teneis un pequeno resumen de las vivencias de un servidor durante los cuatro dias de festival. JUEVES 15 JULIO<,b> El primer dia de festival siempre es peligroso. Corres el riesgo de pasar mas tiempo saludando a conocidos que de disfrutar de lo que ofrecian los escenarios, pero como de inicio fue la jornada con asistencia mas baja, pudimos centrarnos en lo musical, que hubo mucho y con bastante interes. Inicie la jornada en el escenario Verde para ver a SOUTHERN ARTS SOCIETY. No era la primera vez que me encontraba con ellos, pero si el escenario mas grande al que se habian enfrentado y la verdad es que salieron airosos del envite. Andy Jarman tiene muchas tablas y el hecho de dirigirse en ingles y espanol al publico, le granjeo las merecidas simpatias. Tras ellos, le llego el turno en el Fiberfib a EL HIJO, Abel Hernandez, que junto a una banda la mar de engrasada, defendio con soltura las canciones de Madrilena, mas algun que otro recuerdo pasado como Gorilas en la niebla o Los besos. Regresamos al Verde para ver a CHARLOTTE GAINSBURG, que no puede evitar recordarnos con su desgarbada figura a su madre, Jane Birkin, y que resulto una propuesta un poco aburrida para la hora y el escenario en el que actuo. No dudo de la calidad de las composiciones, pero un poco mas de brio interpretativo hubiera mejorado el resultado. De hecho, deje la actuacion para acercarme a ver a BRENDAN BENSON, que no nos habia dejado un buen sabor de boca en su ultima visita a la capital, pero que se resarcio con creces. En formato trio y vestido de blanco de la cabeza a los pies, el musico dio un senor concierto demostrando que no es el simple escudero de Jack White en The Raconteurs. El plato fuerte de la noche en el Verde llego a continuacion de la mano de RAY DAVIES. El otrora cantante de los Kinks dio una leccion y reivindico todo su legado en una actuacion para el recuerdo. De menos a mas, y con la anecdota simpatica de coger al vuelo un tubito fosforescente que le lanzaron desde el publico, nos deleito con temas de toda la vida, sin guardarse nada en la mochila se lanzo con el You Really Got Me a la tercera cancion y dejandonos con una sonrisa de oreja a oreja. No podria ser de otra manera con temas como Im Not Like Everybody Else, Where Have All The Good Times Gone, Lola, Victoria, Sunny Afternoon, Tired Of Waiting o All Day All Of The Night. Encima, se arranco con el David Watts que popularizaron los Jam y alli ya me gano para la eternidad. Sobresaliente. Como habia que reposar lo vivido, me quede en el Verde esperando a KASABIAN y me perdi uno de los conciertos de los que mas se hablo durante el festival, el de THe Temper Trap. Nadie es infalible. En cuanto a los britanicos, que ejercian de cabeza de cartel del dia, ofrecieron un concierto ni fu, ni fa sonando muy bajos y sin la garra con la que nos sorprendieron a muchos hace cinco años en ese mismo escenario. Si, de acuerdo, temas como Club Foot, Shoot The Runner o L.S.F. se disfrutan casi en cualquier circunstancia, pero esa noche quedaron en temas correctos sin mas. La electronica se apodero del resto de la noche, aunque quedaba la presentacion del proyecto de Danger Mouse y James Mercer The Shins, BROKEN BELLS, en el Verde. Muy poca gente se quedo a verles y aunque el sonido fue bueno y defendieron con dignidad las canciones de su primer disco, aquello hubiera funcionado mejor en otro escenario y a otra hora. En cualquier caso, notables. Con ellos nos retiramos a dormir, que aun quedaban tres dias llenos de musica. VIERNES 16 JULIO<,b> Empezamos pronto la jugada llegando a los ultimos temas de DELORENTOS, que me sorprendieron gratamente. No les habia escuchado y la verdad es que lo dieron todo literalmente, al acabar el concierto regalaron multitud de discos a los que se habian acercado a verles. A continuacion, un poco de noni-pop de la mano de COLA JET SET. No es el grupo que mas me guste del mundo, pero cobijado por una buena sombrita en el Eastpack FIB Club y con una cerveza en la mano, pase un rato entretenido. Si ademas, cierran la actuacion con Al Amanecer, uno de esos primeros himnos indies de los noventa, tampoco tiene mayor sentido quejarse. Bajamos el acelerador para disfrutar de la magia de ALONDRA BENTLEY en el Fiberfib. Concierto delicioso, en el que el publico opto por sentarse en el suelo y seguirlo como si de un teatro se tratara. Se metio al publico en el bolsillo, como ya la hemos visto hacer en otras ocasiones. Uno de los valores nacionales al alza. Tras ella, me picaba la curiosidad por ver a JJ, porque la voz femenina me habia impresionado en la escucha de alguna de sus canciones, pero nos encontramos con un panorama raro y extrano. Su companero aparecia y desaparecia, toalla en mano y parecia todo un playback absurdo con la voz manteniendo la actuacion. Visto el error, decidimos reconducir la situacion y acercaron al Verde para TRIaNGULO DE AMOR BIZARRO. Sin ser la panacea, al menos nos hicieron recuperar la sensacion de estar viendo un concierto. No se les hizo grande el escenario y encima se arrancaron con un bis final improvisado. SR. CHINARRO, Antonio Luque, comparecio con unas barbas realmente sorprendentes, pero lo mejor de todo es que opto por un repertorio alegre y desenfadado, algo muy poco habitual en el, pero que premio el publico con una buena asistencia en el Fiberfib, teniendo en cuenta que se cruzaba en horario con JULIAN CASABLANCAS. Al cantante de los Strokes le dimos medio concierto para convencernos y no lo logro. Es cierto que Hard To Explain sono casi mejor que tocada con sus companeros habituales, pero es que las canciones de su disco debut son aburridas. Por lo que nos comentan, mas tarde se gano al publico con otros tres cortes de su banda, Electricityescape, Reptilia y Modern Age, pero no nos arrepentimos de haber dejado su concierto para ver la primera y ultima actuacion de ILEGALES en el FIB. Jorge es un animal escenico. Eso lo sabemos todos. En un lugar tan poco ilegal como pudiera parecer Benicassim, arraso en la hora de actuacion que le dieron a pesar de lamentarse de que sus conciertos son siempre de mas de dos horas. Soy un macarra y Eres una puta fueron mis momentos favoritos, pero toda la actuacion estuvo a un nivel parejo. Tras el desfase y la chuleria, tiempo para MUMFORD SONS, que congregaron el mayor numero de personas en todo el fin de semana en el Fiberfib prueba de que son grandes en Inglaterra y que dieron el concierto del dia repasando los doce temas que componen su deb
ut Sig
h No More, que fueron doce himnos. Deliciosamente acusticos, pero con una fuerza sobre el escenario que deja al disco de estudio, que es una maravilla, en un juego de ninos. Sus armonias vocales son sobrecogedoras y la que montaron en Little Lion Man se recordara durante mucho tiempo. Ellos, sorprendidos por la respuesta del publico, se fueron creciendo durante la actuacion para cerrar con un apoteosico Winter Winds. Esperemos que regresen pronto. Apurar toda la actuacion hizo que me perdiera el arranque de HOT CHIP en el Verde y por tanto el Over And Over, que me comentaron que fue impresionante, pero nos pusimos rapidamente a tono con un concierto muy bailable y en el que la gente disfruto de lo lindo hasta que lo cerraron con Ready For The Floor. Una apuesta segura. Mientras reponiamos fuerzas con la cena, nos dejamos caer por GOLDFRAPP un ratito y he de decir que me gusto lo que vi. Nada queda de aquella artista que nos encandilo en 2001, pero su faceta diva pop es igualmente disfrutable. El plato fuerte en el Verde llegaba de la mano de VAMPIRE WEEKEND. He de reconocer mis reservas a su designacion como cabezas de cartel, pero tras verles en Roskilde un par de semanas antes, hay que reconocer que estan en su momento y que el publico los adora. Pusieron intensidad desde el primer tema y aquello se convirtio en una fiesta. Como tenia muy fresca su actuacion, con Cape Cod Kwassa Kwassa, Cousins, Mansard Roof y Walcott como puntos algidos, decidi darle una oportunidad a la macarrada de esta edicion PETER HOOK performing UNKNOWN PLEASURES. Reconozco que la idea me daba mal fario, que es lo proximo. Kris Novoselic performing Nevermind, pero he de reconocer que tuve que comerme mis palabras. Peter Hook se rodeo de tres buenos musicos incluso un bajo para poder dedicarse a cantar y nos dejo un concierto para el recuerdo, porque las canciones siguen estando ahi. En una primera parte, ofrecio temas de otros discos como Warsaw o No Love Lost, para llegado un punto interpretar de principio a fin el citado Unknown Pleasures. Fue un bonito homenaje, sin intentar imitar a Ian Curtis y del que participamos los asistentes, con una mezcla de nostalgia y diversion a partes iguales. Si encima, remata la jugada con Transmission y Love Will Tear Us Apart, ya tenemos el lio. Despues de este momento emocional, era dificil recuperar el desarrollo normal de la noche, quizas por eso no me termino de emocionar DJ SHADOW, pero es que tampoco lo hizo la Hacienda Night, asi que cuando al aburrimiento hizo acto de presencia, me retire a la tienda de campana. SaBADO 17 JULIO<,b> Doblado el ecuador del festival, la tercera jornada la comenzamos con los compases finales del concierto de CUCHILLO, siempre cumplidores, con ese sonido tan diferente al resto de grupos nacionales y que resulto refrescante. El Verde lo inauguramos con ASH. He perdido la cuenta de las veces que he visto a los norirlandeses y la ultima no fue muy positiva en el pasado FRA, pero he de decir que aqui cumplieron con su mision. Fueron directos a la yugular con su catalogo de grandes exitos. A Life Less Ordinary, Goldfinger, Shining Light, Orpheus, Oh Yeah, Kung Fu, Girl Form Mars y Burn Baby Burn, a los que le anadieron algunas composiciones nuevas que no desentonaron. Asi es dificil no convencer. Un pequeno paseo para ver a Johnny Marr con THE CRIBS, pero como nunca me ha terminado de gustar el grupo, cumplido con el momento fetichista, me di la vuelta para regresar al Verde para uno de los momentos del festival, THE SPECIALS. Y cumplieron con las expectativas. Igual que años atras hicieron Madness, pusieron a todo el publico a bailar ska al ritmo de temas como Dawning Of The New Era, Monkey Man, Concrete Jungle o el inmortal A Message To You, Rudy. Puede que Terry Hall no tenga el poderio vocal de antano, pero sin lugar a dudas nos hicieron disfrutar de lo lindo. Una pena que no realizaran el bis donde tenian apuntada Ghost Town, el unico pero que ponerle a su actuacion. Deliciosos. Otro momento especial llegaba de la mano de THE SUNDAY DRIVERS, que se despedian definitivamente con su ultima actuacion, que tuvo mucha emotividad al final se subio al escenario mucha gente a acompanarles, pero que no se baso en ella. Son muy buenos musicos y lo demostraron una vez mas, logrando que una noche triste para sus seguidores se convirtiera en una fiesta. Sin tiempo para secarnos las lagrimas, regresamos al Verde para ver a IAN BROWN. Con el Rey Mono nunca se sabe, y en esta ocasion toco mala tarde. Bien es cierto que arranco como una moto con I Wanna Be Adored, pero se fue desinflando como un globo. Preferi dejarlo a medias antes de borrar el buen recuerdo que sus conciertos de hace un par de años dejo en mi memoria. Y asi llegamos a por otra de las reuniones interesantes de esta edicion, la de PUBLIC IMAGE LTD, PiL, el otro grupo de John Rotten Lydon. Hay que reconocerle que sigue teniendo un carisma a prueba de bombas, y como con este proyecto no tiene que hacer el tonto, se centra mas en la faceta musical. Arrancaron sin concesiones con This Is Not A Love Song. El concierto fue de mas a menos, o esa es la impresion que me dejo, pero ellos no se amilanaron por el goteo de publico que se iba dirigiendo al Verde y siguieron a lo suyo con Warrior o Public Image entre los temas mas destacados. Curiosa la apariencia del guitarrista, hermano de Juan Tamariz, por lo menos, pero que hizo sonar al grupo de maravilla. Y hablabamos de la gente que se iba al Verde, porque les llego el turno a los cabezas de cartel, THE PRODIGY. Es cierto que llegaban al FIB con quince años de retraso, pero dudar de su condicion de reclamo de masas a estas alturas es de necios. Fue el concierto con mas publico de todo el festival y como se podia prever de inicio aquello se convirtio en un autentico fieston. De hecho, nos dejara para el recuerdo la imagen de todo el publico agachado a mitad de Smack My Bitch Up para saltar hasta el infinito y mas alla, lo nunca visto. Ademas jugaban con las cartas marcadas, porque con un repertorio con Breathe, Firestarter, Voodoo People y Poison no tienes posibilidad de derrota. Uno de los conciertos del festival. La noche pedia a gritos un cambio de ritmo y nos dirigimos a la carpa pop donde pudimos disfrutar de una grandisima sesion a cargo de PHIL SPECKTRO, donde se mezclaron en una coctelera todos los estilos musicales y que proporciono momentos entranables entre los que alli nos encontrabamos. Y en la carpa nos quedamos, para disfrutar de JNSP Djs y sobre todo de BLANCA DB, que volvio a marcarse un antologico cierre de jornada, como ya hiciera un par de años atras. Un dia grande, sin lugar a dudas. DOMINGO 18 JULIO<,b> Las fuerzas empezaban a flaquear, pero ante el ultimo dia, ya solo quedaba la opcion de morir matando. Sacrificamos con todo el dolor de nuestro corazon a Standstill, pero es que les pusieron en competencia con los daneses EFTERKLANG, una de mis autenticas debilidades personales. Y no defraudaron. Para las personas que estuvimos alli fueron los cuarenta y cinco minutos mas deliciosos de toda la jornada. Una maravilla pop, que nos dejo con la boca abierta. Me alegro por ellos. De alli, mudamos al que se ganaria el titulo al peor concierto del festival, THE COURTENEERS. Absolutamente lamentable. Deben inhabilitar a ese cantante de por vida para no hacer sufrir a nuestros oidos. No merecen mas lineas. Quienes sin embargo si se convirtieron en unas de las revelaciones fueron TWO DOOR CINAMA CLUB. No han inventado nada, pero su propuesta sono refrescante y entretenida, y asi lo vieron tambien todos los que llenaron el Fiberfib y que corearon sus canciones. Nos los apuntamos de cara al futuro. Con la segunda espantada consecutiva de Lilly Allen, otra vez por motivos de salud ejem, actuo en su lugar ELLIE GOULDING, que no fue nada del otro mundo, pero que comparada con sus predecesores en el escenario, resulto agradable. Regresamos al Fiberfib para ver a FOALS, que supuso una pequena decepcion. Arranque intenso con Total Life Forever y Cassius, pero a partir de ese momento, cuesta abajo. No lo esperabamos de ellos, pero todo el mundo
tie
ne derecho a un mal dia. Quien por el contrario la lio parda fue DIZZEE RASCAL. Ataviado con la camiseta de Kobe Bryant y acompanado por otro MC, incendio el escenario Verde, para aquellos que pusieron en duda la presencia de una propuesta como la suya. Ojala el FIB siga explorando esa via y podamos ver algo mas de hip-hop en el festival. Tambien, a su manera, la liaron ECHO THE BUNNYMEN. Ian McColloch volvio a dar una leccion de clase sobre un escenario, bien secundado por su colega Will Sergeant. En la hora de que dispusieron, soltaron un grandes exitos en toda regla. Lips Like Sugar, The Killing Moon, Seven Seas, The Cutter, Nothing Lasts Forever que derivo en el habitual Walk On The Wild Side, Rescue. En fin, un placer disfrutarles, como siempre. Y sin tiempo para respirar, el reclamo del dia en el Verde, GORILLAZ. Reconozco que tengo tirria a Damon Albarn, pero la presencia de Mick Jones guitarra y Paul Simonon bajo, antiguos componentes de The Clash, hace que mire este proyecto con mejores ojos de lo acostumbrado. En el FIB nos ofrecieron un espectaculo audiovisual perfecto, con una pantalla gigante con una definicion que jamas habia visto en mi vida, pudiendo disfrutar de las ilustraciones de Jaime Hewlett, asi como de los videos, desde el inicial Welcome To The World Of The Plastic Beach con Snoop Dog como protagonista hasta Stylo con la aparicion en las pantallas de Bruce Willis, que provoco el delirio. En lo musical, hay que destacar la presencia de De La Soul y que tal y como ocurrio en Roskilde, el concierto fue un muelle, empezando fuerte, cayendo a mitad del mismo, para recuperar la fuerza en un final imbatible, con un bis de quitar el hipo con Cloud Of Unknowing, Feel Good Inc y Clint Eastwood. Notables. Y alli nos quedamos a la espera de cerrar el festival con la actuacion de LEFTFIELD, que aprovecharon la pantalla de Gorillaz para ofrecer un Live electronico de alta categoria. Asi era imposible dejar de bailar al ritmo de Afro Celt, Release o Phat Planet, que ejercio de unico bis y de cierre definitivo del Verde en esta edicion. Como somos animales de costumbres, fuimos a morir a la carpa pop hasta que los primeros rayos del sol nos mostraron la triste realidad, el sueno de cuatro dias tocaba a su fin. No importa, nos llevamos una buena coleccion de recuerdos en la mochila y con la fe recuperada en el festival, no nos queda otra que desear que pasen rapido los dias, para reencontrarnos en la edicion 2011. Larga vida al FIB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.