ENTREVISTA KIKE SUAREZ Y LA DESBANDADA

Carta Blanca

El maestro Kutxi Romero, poeta de arrabal y catedrático de la vida, todo corazón, ha escrito esta prosa poética para la hoja-promo de nuestro protagonista. Con la belleza que le caracteriza, describe el álbum de KIKE SUAREZ con una lírica que sobrecoge. No se me ocurre mejor párrafo para encabezar esta entrevista que estas letras cargadas de fluidos básicos y vida a borbotones: “Carta blanca para dibujar horizontes siempre cercanos, para desangrarse sin queja ni ansia, para regodearse en el dolor de estar vivo. Y, mientras tanto, en su lecho de cristales mullidos. Kike sigue cantando nanas de delirio y espantosa realidad. Y me dan envidia los que con ellas caen exhaustos al alba: la Susi, la Chari, Iure, el escombro, el anhelo, la aurora, el rocío, el derrumbe, el ruido y la furia. Quisiera dormitar con ellos bajo la voz de barro caliente de Kike. Yo también quisiera ser palabra, amigo. Tu palabra”.

En primer lugar, ¿por qué titulas tu álbum de debut en solitario “Carta blanca”?

Kike: Una manera de decirme a mi mismo: Kike tienes el cielo abierto. La expresión tener carta blanca me implicaba darme animo a hacer lo que me diese la gana, de la manera que quisiese. Parafraseando al clásico: and this is my way.

¿A quien se le ocurrió esta portada tan impagable? ¿Quieres reivindicar la figura de MARAT o es todo un puro juego visual, sin más trascendencia?

Kike: El cuadro “La muerte de Marat”, de David, me llama poderosamente la atención desde que lo vi en un libro de texto en el colegio. El Marat que yo represento es un tipo que sonríe bajo el sol, que no está muerto. Y desde luego no ha sido asesinado. Es un guiño estético. La ética de Marat, el personaje histórico, es controvertida, me llama más la atención el revolucionario que el verdugo, pero ciertamente no entro en ello.

Amén de enaltecer la libertad, da la sensación que haces cierta apología de las drogas en el álbum, ¿no temes que vengan los de siempre a joder la marrana y que te pongan una demanda?

Kike: No hago apología de las drogas. Las personas en mis canciones las usan y a unas les va mejor que a otras, hay locura, hay cárcel, realidades inherentes a la droga mientras siga ilegalizada. No me preocupan los “jodedores de marrana”, yo para ellos soy un microbio, y ellos para mí unas cucarachas, estamos en diferentes esferas del reino animal.

¿Cómo definirías el estilo del disco?, ¿hay algún secreto hilo conductor entre las canciones que se nos escape?

Kike: El hilo conductor no es ningún secreto: es mi voz, profunda, ronca y en primer plano, manteniendo cohesionados los diferentes estilos que se dan en el trabajo. En myspace se me define como Canción Popular Melodramática, no está mal; en Mondo Sonoro le dijeron Folk, pues también. Yo a veces lo llamo Rock de Autor.

Si dijéramos que son canciones portuarias de arrabal, con bastante querencia por el tango, amor declarado por el cabaret, y una indisimulada admiración por Tom Waits, ¿iríamos muy desencaminados?

Me parecen correctas tus palabras, añadiría el comentario sobre el disco que a nivel personal me has escrito en el mail antes de enviarme este cuestionario: “Felicidades, Kike, por un disco explosivo con canciones como obuses, como caballos desbocados, que sacuden los corazones y alzan su propio vuelo, galopando fuerte en el gris marasmo de la mediocridad reinante…”.

Fusión de autor, sería otra etiqueta que podría cuadrarte muy bien; de cualquier forma, ¿eres partidario de quemar las etiquetas?, ¿de quemar las naves antes del rubicón?

Fusión de autor… mmmm…. Me gusta…. Lo utilizaré en el futuro. Por lo demás yo uso etiquetas continuamente, en mi labor como crítico musical me gusta darle pistas a los lectores, utilizo las comparaciones y las etiquetas; me pierden bastante esas críticas o comentarios que prescinden de ellas pues, si no conoces al artista previamente, no te enteras ni de lo que hace, los adjetivos pueden ser los mismos para un grupo de pop, de punk o de metal.


El ambiente que envuelve a las canciones le debe mucho a Begoña Larrañaga, me imagino que estarás muy agradecido por el trabajo que ha realizado…

Kike: Estoy muy agradecido a todos los músicos que me han secundado en el disco, sin ellos nada hubiese sido. Begoña en concreto hizo un trabajo fantástico, unos arreglos brutales, arrebatadoramente bellos, es una maestra del acordeón.

Canciones muy cinematográficas también… ¿te has planteado contactar con directores de cine punteros –como ha hecho Serrat con su último trabajo: “Hijo de la luz y de la sombra”, sobre poemas de Miguel Hernández- para ilustrar las composiciones con bonitas imágenes…?

Kike: No. Ni se me había pasado por la cabeza. Mi idea es hacer unos cuantos videos de las canciones del disco, producciones low-fi evidentemente. Por ahora ya se pueden ver en youtube los clips de “La Chari”, “La Última Vez”, “Iure”, “Aunque Pellizques” y “La Canción del Anhelo”.

De temas como “La última vez”, “La Chari”, “Vuela sirena”, “Le pasó a Susana”… saldrían estupendas road-movies, ¿para más adelante su plasmación en celuloide?

Kike: Puede ser, ya te digo que no es algo que entre mis planteamientos actualmente.

¿Están inspirados los personajes de las canciones en personas reales o son fruto de tu fértil imaginación? Me gustaría conocer a La Chari, y también a la Sirena…

Kike: Son personas reales, no invento personajes. Yo la tomo con los pobladores de mis canciones, generalmente son colegas. La Chari está viviendo actualmente en Valencia y la Sirena en Navarra, cualquier día te cruzas con ellas en uno de mis conciertos…

¿Algún libro, algún disco, alguna película que quieras destacar, amén de tus relatos, que te haya inspirado últimamente?

Kike: Nunca me han inspirado particularmente los libros o las películas para componer. En una canción nueva que estamos haciendo, “Ángeles”, hay un guiño a “Odisea” de Homero, es una breve frase, una de esas cosas que solo nota el autor. Por recomendar diría el libro “La Carretera” de Cormac McCarthy, de cine no he visto últimamente nada que me haya conmovido, de teatro vi la última del octogenario Peter Brook en el Matadero, estuvo muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.