TURBOROCK 2010

Gran fin de semana con el rock por bandera

La primera edicion del Turborock alcanzo un notable alto en su cita valenciana. La ubicacion, la sala Spook, antiguo templo de la ruta del bakalao, acabo resultando de lo mas conveniente, mostrandose como un sitio perfecto para albergar a las ochocientas personas que casi llenaron las dos jornadas, pero dejando espacio para disfrutar. Si a eso le anades unos precios ajustados en las consumiciones, un buen rollo generalizado y una buena coleccion de actuaciones solo queda esperar que la propuesta se consolide y asi tengamos de nuevo el festival perfecto para despedir el verano. VIERNES 24 SEPTIEMBRE El camino de Madrid a Valencia paso volando y aunque creiamos que nos habiamos perdido a Los Chicos, al parecer hubo un problema con uno de sus componentes y decidieron colocarles al final de la jornada, por tanto MUCK THE MIRES fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida al festival. Igual de divertidos que les recordabamos de un paso previo por un Funtastic, consiguieron que los tempraneras les prestaran atencion. Tomo el relevo el trio escoces THE WILDEBEESTS, con Russ Wilkins como maestro de ceremonias, mostrandose como una de las revelaciones para quienes no conociamos al grupo de antemano y es que repartieron una leccion de clase y buen gusto por los ritmos surf y garage. Otra de las sorpresas del festival llegaria a continuacion de la mano de JC BROOKS THE UPTOWN SOUND. En esta epoca de revival soul, la voz de JC Brooks y su actitud escenica fue sobresaliente. Si encima es capaz de dejarte de piedra atacando el Im Trying To Break Your Heart de Wilco o el clasicazo Ive Been Loving You Too Long de Ottis Redding, uno de los motivos por los que la existencia del festival quedaba justificada. THE RIGHT ONS subieron al escenario con las ganas de demostrar que su propuesta tenia cabida entre tanto grupo foraneo y la verdad es que ganas no les faltan, aunque andan algo escasos de grandes canciones. Mostraron algun que otro tema nuevo y se agarraron a lo mejor de su repertorio Thats New York, Look Incide o Thanks para no bajar la temperatura de la sala que empezaba a caldearse. El primer plato fuerte vino de la mano de Scott McCaughey y sus YOUNG FRESH FELLOWS, unos veteranos curtidos en mil batallas que vinieron con ganas de hacer que el personal se moviera y disfrutara y a fe que lo consiguieron. Una hora de desenfreno tanto a un lado como a otro del escenario. Da gusto que grupos como ellos no se arrastren a estas alturas de la pelicula. Los que resultaron un poco menos entretenidos de lo que esperabamos fueron THE SOUNDTRACK OF OUR LIVES y es que Ebbott estuvo mas preocupado de lanzarse al publico que de cantar, lo cual es una lastima. La cosa comenzo con fuerza, soltando Sister Sorround y Nevermore en los primeros compases, pero la actuacion se fue diluyendo como un azucarillo aunque pildorazos como Big Time o Infra Riot nos demostraron que el talento esta intacto y que de ellos depende si la velada es grandiosa o simplemente aceptable. Los que no se anduvieron con chiquitas fueron Mark Arm y sus tres companeros que conforman MUDHONEY. Con un inicio demoledor en el que la imagen de su vocalista se asemejaba al Iggy Pop mas acelerado, se ganaron al publico que aun aguantaba a esas horas de la madrugada despues de todo el tute que llevabamos encima. Desde el The Money Will Roll Right In de Fang hasta el colofon con Hate The Police pudimos comprobar que el grunge sigue mas vivo que nunca y que Suck You Dry y Touch Me Im Sick son mas grandes que la vida y que el paseo lisergico que nos dieron durante When Tomorrow Hits es de los que no se olvida en la vida. Cerca de las cuatro de la manana, LOS CHICOS con su desparpajo habitual, fueron los encargados de poner el broche a una jornada realmente intensa. SaBADO 25 SEPTIEMBRE Aunque nuestra intencion era dejarnos caer por la paella que prepararon para abrir la jornada, pero lo que no puede ser, no puede ser y ademas es imposible. A pesar de todo llegamos a los compases finales de JOHNNY TROTTLE, con un punk acelerado y descerebrado, en el mejor de los sentidos, deudor de los Sex Pistols. Otra de las agradables sorpresas del festival vino de la mano de AUTORAMAS, que quitando la patetica cancion del Bacalhau alguien les debio explicar las historia de la sala dieron un concierto de lo mas entretenido. Los brasilenos trajeron alegria y fiesta a un publico aun convaleciente de la fiesta del dia anterior. THE MEANIES intercambiaron puesto con Los Coronas y aunque empezaron con fuerza y brio, su actuacion acabo siendo de lo mas monotono y previsible, momento para un pequeno respiro y recobrar fuerzas en la barra. Ves una vez a LOS CORONAS y les ves todas, pero aunque las gracias de Fernando Pardo sean siempre las mismas, la calidad de la banda acaba haciendo que entres en el concierto y no salgas hasta que terminen. Ademas, la duracion en festivales, cuarenta y cinco minutos, es perfecta para no acabar empachado de ritmos surf. Apenas un respiro, cambio de vestuario y de un par de musicos fuera y otros dos dentro, y se convirtieron en SEX MUSEUM. Y el comentario previo es igualmente valido. Vencen y convencen por su maestria y las tablas sobre un escenario. Volvieron a triunfar con su medley de Smoke On The Water y Fight For Your Right y dejaron al respetable calentito para los tres platos fuertes de la noche. Primero THE MUFFS, que venian con mala prensa de sus actuaciones previas en la peninsula, pero que al menos en Valencia cumplieron con lo esperado. Kim Shattuck con un look muy Coutrney Love dio un generoso repaso por lo mejor de su discografia considerando que llevamos mas de un lustro esperando la continuacion de Really Really Happy. Con HOODOO GURUS es dificil ser objetivo. Nunca les habiamos visto en salas aunque disfrutamos de su actuacion de un pasado Azkena y la verdad es que habia ganas. Dave Faulkner y Brad Shepherd demostraron que casi treinta años sobre el escenario son una garantia y aunque pudimos gozar de buena parte de sus legendarias canciones, tambien defendieron con solvencia los temas de Purity Of Essence, un disco de regreso muy digno. Bien es cierto que alli nos volvimos locos con Miss Freelove69 Kamikaze Pilot y Tojo, pero la actuacion no tuvo altibajos e incluso se subio una espontanea a bailar con el grupo sobre el escenario realizando el sueno de no pocos de los alli presentes. La despedida definitiva vino de la mano de los hermanos McDonald y sus REDD KROSS, otros a los que se les lleva esperando nuevo material desde que se reunieron hace cuatro años y medio, pero que sin embargo siempre es un placer poder escuchar su repertorio clasico. Algo mas de una hora donde no falto Annies Gone y en donde The Muffs se subieron a tocar con ellos un tema en los bises. Concierto no tan intenso como los realizados en la Joy Eslava madrilena en los ultimos anos, pero que dejo un gran regusto a todos los que alli nos dimos cita. Larga vida al Turbo Rock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.