BLIND GUARDIAN

Numeroso publico, gran setlist, banda en forma

Blind Guardian volvian a tocar por enesima vez en Madrid para presentar su album At The Edge Of Time y lo hacian esta vez en solitario, sin teloneros, tras caerse del cartel de la gira primero los suecos Enforcer y despues sus compatriotas Steelwing. Habia curiosidad por tanto por saber si Blind Guardian, una banda ya veterana y muy vista en la ciudad en tantas ocasiones, tendria suficiente poder de convocatoria para hacer una buena entrada en La Riviera, sin ningun otro grupo que atrajera algo mas de publico. Y por la larga cola de gente que ya esperaba a las 7 a que se abrieran las puertas parecia que si. Ademas, hasta las 20.50 de la noche que empezo el concierto siguio entrando gente casi constantemente, tanto treintaneros seguidores fieles de la banda desde sus inicios como tambien muchos chavales jovenes eso si, mayores de 18 porque tristemente no se permitio la entrada a menores hasta practicamente llenar la sala. Al no haber teloneros todo estaba dispuesto en el escenario ampliamente, sin molestos monitores frontales sobre todo para los fotografos. Solo una amplia pantalla en la parte de atras en la que durante el concierto irian proyectando diferentes piezas audiovisuales, mas o menos abstractas para complementar la musica acompanaba a la bateria y el teclado en escena, y por tanto no habia adornos ni telones alusivos al nuevo album. Sobre las partes orquestales pregrabadas de la intro del nuevo album llamada Sacred Worlds fueron saliendo los componentes de la banda a escena, y terminaron ejecutando tambien sus partes de la intro. Al salir Hansi Kursch, con un sencillo Welcome to the show, and Welcome To Diying presento el primer tema del concierto, un clasicazo de la banda de su tercer album Tales from the Twilight World y por tanto de hace ya 20 años que el publico recibio con locura. Esto presagiaba lo que al final se cumplio. el setlist del concierto no se iba a centrar en el nuevo album sino que iba a pesar mucho mas en el clasicos de la banda de sus discos mas antiguos. Y vaya que asi fue. Impresionante concierto de principio a fin. Un sonido muy bueno que nos permitio disfrutar de uno de los mejores setlists imaginables, en el que durante 2 horas la banda visito practicamente todos sus albumes para traernos sus imprescindibles, con lo que dejo mas que satisfechos a sus fans de siempre. Casi desde el principio del concierto y hasta que la tocaron el publico pedia insistentemente Majesty, tema del primer album de la banda Battallions of Fear, de 1988, y aparte de esta tocaron Born In a Mourning Hall, Nightfall, Time Stand Still At The Iron Hill dedicada por Hansi Kursch al pulpo Paul, Traveller in Time, Past Future Secret, Imaginations From The Other Side, y para los bises The Bards Song, Valhalla, The Lord Of The Rings y por supuesto, para cerrar Mirror Mirror. Pero tampoco se olvido de sus fans actuales, los mas jovenes, que esperaban de ellos canciones de sus albumes mas recientes, los que van a partir del polemico A Night At The Opera, en el que las composiciones de la banda dieron un giro de complejidad que no fue del agrado de un amplio sector de su publico, que dejo de seguirles, y que algo debe de tener para que la banda no tocara justo de ese ningun tema en el concierto. Intercalados entre los temas clasicos, por tanto, hubo tiempo para canciones del Another Twist In The Myth Fly y This Will Never End y de At The Edge Of Time Tanelorn y Wheel Of Time. Y para mi sorpresa los nuevos temas parecieron tener tan buena acogida entre el publico asistente como los mas antiguos, e incluso mas. Aparte del gran setlist y del buen sonido, la banda estaba pletorica. Una bateria apisonadora que tiene el merito incluso fisico de no bajarse del doble bombo durante las 2 horas del concierto, unas guitarras que hacen facil lo dificil, un bajo algo menos presente pero sin pegas, un teclado de acompanamiento, y la voz de Hansi, que en esta ocasion estuvo de 10, sin dar muestras de flaqueza en todo el concierto, y ademas su presencia, que vale que no sea un showman, pero en esta ocasion estuvo gracioso, muy comunicativo, hablador y bastante activo moviendose y gesticulando por el escenario para lo que es el El publico respondio y convirtio el concierto en una fiesta. Blind Guardian es de esas bandas cuyas canciones no se entienden ni se disfrutan del todo hasta que no se ve y se oye a 2000 personas saltar y corear los pegadizos estribillos en directo. Y asi fue en esta ocasion, con un publico entregado, que disfruto, levanto los brazos, y canto ademas de los temas canticos de animo hacia la banda y hacia los miembros, casi constantes. . En definitiva, un conciertazo para disfrutar. A pesar de que Blind Guardian tuviera hace unos años un momento de bajon de critica y de dudas del publico, incluso por su forma de llevar los temas al directo, con demasiadas partes grabadas, ellos han seguido hacia adelante, trabajando, hasta llegar a este punto de madurez. Llevan ya mucho tiempo sobre los escenarios pero siguen estando en plena forma y dando espectaculos perfectos como el de esta noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.