LOCAL NATIVES + CLOUD CONTROL

Uno de los directos más impactantes del año

Está implícito en la condición humana el hecho de que al recibir un primer estímulo, ya sea escuchar una melodía, ver una imagen, conocer a una persona, etc, la primera impresión es muy importante, y aunque no se quiera aceptar, condiciona la aceptación de dicha experiencia.

 

Cuando conoces a un grupo en directo te puede pasar lo mismo, y si esto pasa en el contexto de un festival con su variedad y la dispersión en la atención por la cantidad de opciones disponibles, si algo te ha llamada la atención, el enfrentarte luego sólo a ese artista puede llevar a la decepción.

 

Pero también hay excepciones, y Local Natives es el ejemplo perfecto, nos gustaron mucho y sorprendieron en el Austin City Limits, pero lo de su paso por Madrid fue increíble; vamos a desarrollarlo.

 

Venían acompañados por los australianos Cloud Control, con ya un gran bagaje teloneando a grandes como Arcade Fire, Supergrass, The Magic Numbers, Yves Klein Blue, The Temper Trap o Foo Fighters, que dejaron una buena sensación, destacando la personal voz e interpretación de Alister Wright.

 

Salieron los angelinos a escena con cierto retraso, pero mereció la pena esperar.

Es difícil tratar de explicar de qué van, al menos musicalmente, ya que en lo referente a estética, cualquiera de sus miembros podría ser un vecino de la zona de Tribunal.

Sólo me vienen a la cabeza calificativos más propios de arte visual que de la música y es que, sobre todo en directo, su obra te invade con una intensidad apabullante.

 

Aunque el papel de frontman está algo repartido, tomó la iniciativa en un digno castellano Taylor Rice, explicando que lo aprendió viviendo en Granada.

Salvo la versión de Talking Heads “Warning Sign”, desgranaron equitativamente sus dos trabajos, el último, “Hummingbird”, producido por el guitarrista de The National Aaron Dessner.

 

Y cuando digo que fue un concierto destacable no fue sólo por la ejecución, el sonido y la interpretación, sublimes en todo momento, también lo fue por elección del repertorio.

Combinando “Breakers”, “World News”, “Wide Eyes”, “Ceilings” “You&I”, “Shape Shifter”, “Mt. Washington”, “Wooly Mammoth”, “Camera Talk” mantuvieron un nivel emocional y rítmico brutal, pasando de momentos preciosistas que recordaban a Grzzly Bear o Mercury Rev a ritmos casi tribales o propios de una fiesta de Franz Ferdinand.

 

Con “Colombia” y “Heavy Feet” los californianos fueron subiendo, más si cabe, hacía el momento cumbre del show, que fue el único pero demoledor bis que hicieron con “Sun Hands”; no sé cuál será la duración de la carrera de estos chicos, pero salvo sorpresa, este debería ser su final de concierto para siempre, es el tema perfecto para ello.

 

Llegando al final de esta crónica, y habiéndola repasado varias veces, me doy cuenta que es de las más vacías que he compartido, porque por mucho que trate de explicar lo que fue y como lo sentí, siento comunicaros que si no estuvisteis presentes, no entenderéis lo especial e intensa que fue, no os los perdáis cuando tengáis ocasión y me o contáis.

 

Setlist: Breakers -World News -Wide Eyes -Warning Sign (Talking Heads cover)-Ceilings -You&I -Shape Shifter -Mt. Washington -Wooly Mammoth -Camera Talk -Airplanes -Colombia -Heavy Feet -Bowery -Who Knows, Who Cares -Encore: Sun Hands

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.