PERRO NEGRO – Perra vida

Rock variado desde Valencia

Cuarto discazo de la banda valenciana es PERRA VIDA, con una mezcla de estilos más dispares. Desde que se formara en el año 1996 su estilo siempre ha tenido un sello propio. El cuidadoso trabajo a la producción musical de Sergio Adrià y el tiempo que le dedican a cada disco, sin duda se nota. Grabado en y para ARS Estudio.

En la portada está reflejada la que pudiera ser la furia del grupo, al verla puedes llegar a  pensar que va a ser un grupo con más caña, es una de las cosas que más me llama la atención del disco, el diseño gráfico, tanto como lo que aquí escribí, un par de líneas para arriba como lo demás que ves cuando abres la caja.

El tema elegido como single, el cual hace referencia al título del mismo, es una delicia para los que en el bosque nos movemos más a ritmo de batería, con un principio limpísimo de baquetazos cortesía de Vicente, el sonido de un motor de moto nos abre paso a Levantando polvareda, la cual conjuga muy bien los vocablos más algún sonido más de motor, canción tranquila pero con una garra a ritmo de funk. Maldita Gata es un rock que le falta vidilla, sin embargo esa parte donde suena como una música a lo más celta hace que gane mucho, Gran balada la de Persiguiendo Estelas, con unos riffs lentos en guitarra muy favorecedores de la mano de Chuano, para la canción con más minutos.” Si hay problemas alrededor, hallare la solución…” grandísima frase en Cambio de dirección, la que es acompañada con un sonido positivo, lo que favorece la entrada de Ni contigo ni sin mí, sin duda, es una declaración de guerra, con un bajo más prominente, de la zarpa de Luis. Hermanos de sangre tiene, unas cuerdas más sonantes y una pausada batería. El desastre tiene salpicaduras western más el dulce placer de la trompeta de fondo. Un blues que, de lejos, recuerda a algún grande del rock con una letra insinuante y la armónica de fondo creando ambiente. El ritmo más rockero lo encontramos a lo último del redondel, en De cuajo, con un bajo matador. En el Wah-Wah nos dicen dónde podemos encontrar el paraíso, con un estilo rockabilly gracias a efectos de piano acertadísimos.

Si me dejé a lo último la impresión sobre la voz de Oskar es porque tengo que deciros que destaca en todas las canciones por igual, quizás, no tanto por la potencia de voz que derrocha y la entonación perfecta en cada canción, como por el tono de su voz, algo que distingue de otros muchos cantantes, un tono ni agudo, ni grave, simplemente único.

El disco salió a la venta hace poquito el día 2 de noviembre, ¡Corre a por el tuyo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.