ENTREVISTA CON PEDRO PIEDRA

El músico chileno nos presenta su disco “Emanuel”

Pedro Subercaseaux es el verdadero nombre del artista chileno que hace mas de una década es uno de los nuevos artistas revelación de Chile, con un excelente currículo musical, creador de varios proyectos musicales como compositor y productor.

 

A partir del año 2007 toma la decisión de empezar su carrera en solitario con excelentes resultados, y hace poco acaba de aparecer su tercera producción discográfica llamada “Emanuel” distribuida por el sello “Quema su cabeza”. Una nueva producción de doce canciones, registrada en Santiago De Chile, y con canciones que derrochan el imbatible talento y trayectoria de Pedropiedra.

 

En su segunda visita promocional por tierras españolas, nuestro redactor Néstor Daniel Carrasco se sienta a conversar con él sobre toda su trayectoria musical, su amistad con Jorge González (líder de Los Prisioneros y padre del Rock Chileno), y un detallado análisis de su última producción como solista.

 

Esto es lo que nos contó.

 

 

PedroPiedra 4

Hola Pedro, Para empezar y solo por curiosidad ¿Eres pariente del histórico pintor  de los cuadros mas conocidos de la historia de Chile, Pedro Subercaseux?

No, no tenemos ninguna relación o parentesco. Solo el nombre.

Bien, empecemos hablando de tus orígenes en el mundo de la música.

Cuando era chico agarre una guitarra que había en mi casa. Era una guitarra que estaba un poco abandonada, y le quedaban solo un par de cuerdas. Recuerdo que instintivamente sabia que si movía el dedo para allá la nota subía y en sentido contrario bajaba, así rápidamente podía sacar melodías. Había cosas que no me acordaba y que me contaron que de chico me aprendía canciones de la televisión y que al parecer siempre tuve esa facilidad, por lo que no fue mucha sorpresa para mi o para mis papas esto de la música.

Descubriste que tenías habilidades…

Yo creo que a todos los músicos les pasa algo parecido, algo así como que descubres cuando tienes habilidades como jugar al fútbol o algo así.

¿Tuviste bandas o algún grupo?

Tuve varias bandas con amigos desde los once años. Ya a los veinte años comencé a agarrar una guitarra de verdad y me empecé a  meter muy de a poco y muy por instinto.

Tuviste apoyo familiar en tu futura carrera como músico, supongo.

No había músicos en la familia ni nada. Eso si, mis papas me apoyaron y tuve clases de guitarra cuando chico y luego me pagaron una carrera en un instituto medio privado de música popular.

¿A que academia de música te refieres?

Las primeras clases de guitarra que tuve como a los diez años fueron en la academia de Alberto Plaza (NDR: Conocido cantautor chileno muy famoso en los años ochentas), y allí estuve con Manolo de Patio Plum (NDR: Famoso programa infantil de los años ochentas también) que fue mi profesor de guitarra, y como curiosidad te enseñaban temas de Alberto Plaza. No dure mucho por que a mi me gustaban grupos como la onda de The Beatles, y el enfoque que había en la academia era muy conservador.  Además creo que es crucial en un músico tratar de sacar canciones de artitsas que te gusten por motivación propia que no te va a enseñar ninguna escuela, por eso creo que todos tenemos algo de autodidacta, que te educas a ti mismo en la llamada “Audición dirigida” que fue una asignatura que tuve que era tratar de escuchar y de comprender.

¿Volviste a ingresar en alguna otra escuela de musica?

Si, a los 19 años estuve en la Escuela Moderna De Música, con dos años en la carrera de Composición de música popular. Era más de lo mismo, pero todo el día. Una especie de Academia de Alberto Plaza, pero mas amplia en que te explicaban que función cumplían los acordes y un poco como la ingeniera musical, como el andamiaje armónico y cosas así. Y también te codeabas con tus pares de tu misma edad y tus mismos intereses.

¿Algún académico importante?

Tenía profesores como Tony Ramírez, que era un arreglador de la vieja escuela que hace arreglos de bronces para la televisión y cosas así, y su asignatura era “Armonía popular”. El me marco mucho con su actitud en cuanto al mundo de hoy.

¿Te codeaste con algún artista de los que ahora son conocidos?

En la escuela había muchos instrumentistas que ahora son como músicos de sesión. Hay músicos que también pasaron por allí como Andrés Nusser de Astro, me parece que Alex Anwandter también estuvo allí, pero la gran mayoría que pasa por la escuela termina desarrollándose como docente.

¿Fue aquí donde nacen tus primeras bandas ya en un nivel más profesional?

Simultánea a la escuela de música forme mi primera banda que fue mas seria, ya eran canciones de nosotros y no versiones que era lo que más había hecho durante la adolescencia. Como compositor me desarrolle como llegando a los 30 años.  Con amigos de la escuela Moderna hicimos nuestra primera banda profesional con la que tocábamos en matrimonios, para las Fiestas Patrias o cosas así en donde tocábamos cumbias, merengues, música bailable y cha cha chas, y entre medio empezamos a meter canciones de nosotros.

¿Cómo se llamo esa banda?

El grupo se llamaba “Tropi Flaite” y empezamos a grabar un disco y trabajamos con un productor que vino de Alemania, pero el resultado fue como un desastre por decirlo así. Luego abandonamos el grupo. Cuando empezamos a ganar dinero en los matrimonios fue una actitud como “Ya, la escuela de música no la necesitamos más y debemos salirnos”. Fue como el primer paso.

¿Había algún otro proyecto paralelo?

Paralelo a “Tropi Flaite” empecé a hacer dos bandas de hip hop: una que se llamaba “Los hermanos Brothers” que era hip hop mezclado con pop y con cualquier cosa, un poco como performance en vivo y con una actitud que provenía de una incipiente industria independiente.

¿No eran bandas de sellos discográficos importantes, sino mas independientes?

Un poco como desde los escombros de lo que quedo de lo que quedo en los Noventas de lo que se llamo “El nuevo rock chileno” y que durante el año 2004 ya no quedaba nada de eso ya.  Así que estos grupos fueron como trabajar como por amor al arte, ya que no tuve esos contactos para hacer las cosas con sellos discográficos o presupuestos enormes.

 

Tengo entendido que con ellas fuiste muy reconocido.

Con esas bandas fue un periodo de actividad muy intensa. Con CHC hicimos tres discos en cuatro años, y con los Hermanos Brothers hicimos un disco que le fue relativamente bien, incluyendo que ganamos un premio MTV como grupo independiente de Latinoamérica del 2003, participamos en harta movida underground de hip hop en Chile.

El Hip Hop por lo que cuentas ha sido un movimiento importante en Chile…

Tuvo su mejor momento con Tiro De Gracia y Makiza en los Noventas, pero después el Hip Hop volvió a un lugar mas subterráneo, en donde estuve como tres años en ese periodo, incluyendo la producción de otras bandas, y haciéndome un lugar en el mundillo de Santiago que es un lugar super chico en el ambiente de los músicos, ya que en un par de años ya te conoces a todo el mundo y puedes empezar a trabajar mejor con gente de distintas tendencias.

Entonces ya llegamos al año 2007 en donde comienzas tu carrera solista.

Como ya estaba próximo a llegar a los 30 años quería hacer algo que pudiera sustentarse por si mismo, y tenia ganas de sacar una voz propia. Ya estaba cómodo como productor y como teniendo un segundo perfil, ya que no cantaba en las bandas, ya que estaba mas atrás tocando la guitarra y me dio un arrebato de cómo que tenia mas cosas que decir y tenia que ser un proyecto solista. Tenia ideas de canciones y fue todo muy natural como se dio.

¿En que momento decides empezar tus proyecto en solitario?

Fue una mezcla como planeada, el destino y las circunstancias. Yo me fui a promover CHC a México, por que el disco tenía un poco de aires pop, y un amigo que estaba trabajando allá en hacer canciones a pedido me decía que el grupo mío podía pegar fuerte por México. Fui con el disco nuevo y allá nadie lo entendió, no sabían si era un grupo en broma o en serio. Me quede como un poco botado allí, y fue cuando se me dio una especie de metamorfosis en donde dije “OK, entonces es cuando ahora es cuando”, y cogí la guitarra y empecé a hacer canciones, las empecé a mostrar, y a los cinco meses ya estaba grabando el disco. Tuve gente aliada que me ayudo a hacerlo, entonces fue como una mezcla entre voluntad y destino en que me mutara a solista.

¿Creo algún problema tu decisión de abandonar CHC?

Yo no tuve que darles ninguna explicación a los otros integrantes, ya que se estaba el grupo se estaba separando solo. Los dos vocalistas principales que tenia,  uno es ahora director de cine y el otro es como director de televisión, y además ambos son guionistas y están ya muy metidos en ese mundo. Ya estaban tirando ellos por sus propios caminos, y además el grupo ya tenia una fecha de caducidad. El grupo nació de la amistad y éramos muy amigos. Pero en un momento se acabo y a nadie le importo. Yo creo que a nadie se le rompió el corazón cuando se acabo.

Y así nace una música totalmente distinta a lo que venias haciendo anteriormente.

No lo elegí, fue como salio producto de toda la música que había escuchado en mi vida, y en cierta forma fue como una especie de música de novatos, en la que yo muy confiado asumí las labores de productor, y me ponía  grabar discos en la casa, y nunca sabia como se usaba un compresor. Entonces esa misma libertad  que me dio el explorar, al final uno va aprendiendo un par de cosas, que a veces nunca son suficientes en lo que es un camino muy largo.

Un disco con sonidos muy interesantes.

Con todo lo que aprendí no me costo que saliera un producto genuino, como que no tuve que forzar mucho. Es una mezcla de pop con rock clásico, y con rap.

¿Cuáles fueron tus influencias?

En resumen,  seria el rock clásico, la canción cebolla y el hip hop que escucho hasta el día de hoy.

¿Algunas bandas en especial de lo que me nombras?

Las influencias siempre están de forma muy notoria. Lo primero que escuche mucho fue rock de los años sesenta y setenta durante mi adolescencia como Led Zeppelin. También escuche mucho a Los Prisioneros. También hay mucha influencia de la música “cebolla” como lo de Raphael o Roberto Carlos, o Perales. También cosas como Mecano o Miguel Bose que escuchaban mis hermanas. Cuando era chico renegaba de ellos, pero luego ves que tienen unas tremendas canciones. Luego a los 20 años escuche mucho Hip Hop como Wu Tan Clang, Beastie Boys o De La Soul , y del hip hop chileno como Tiro De Gracia y Makiza  que también me marcaron mucho. Yo era fan de Makiza e iba a ver los conciertos de ellos, onda como enamorado de Anita Tijoux, la cantante.

Del movimiento del Hip Hop de los noventas no me has mencionado a los Panteras Negras. ¿No los escuchabas?

Muy poco, ya que estaban demasiado alejados de mi realidad, por que yo iba a colegios privados, y vivía con una familia super feliz. Fui criado a espaldas de la efervescencia social que había en Chile en esos años. Chile estaba muy mezclado en esos tiempos, por ejemplo tenia una tía que con su hija tuvo que estar escondida en la embajada de Venezuela en un subterráneo, la sacaron en el portamaletas de un auto y salio a escondidas de Chile. Además mi mama había votado por el “Si” a la continuidad de Pinochet en 1988.  En esa polarización como que me toco el lado dulce de todo eso, y fue algo que vine a saber después, ya en los años Noventa, cuando ya tenia edad suficiente para saber que el mundo no es como te lo habían contado.

¿De donde nace tu nombre artistico “Pedropiedra”?

Cuando tenía los grupos de Hip Hop todos los raperos se inventaban un nombre. Nadie rapeaba con su propio nombre. Yo me puse “Piedra” por que para empezar no puedes ponerte rapear en Chile con un apellido como el mío que es Subercaseaux, y segundo por que “Piedra” significa Pedro. En esa etapa me hacia llamar “Piedra” y en el momento de ser solista me decidí por “Pedropiedra”.  El rapero Zaturno después que se fue de Tiro De Gracia en un tema suyo que se llamaba “Historias de barrio” que yo producía dijo algo de “¡Sonido ácido Pedro Piedra!” y creo que fue él quien me bautizo en realidad.

Empezamos hablando de cómo se empezó a desarrollar tu primer disco.

Fue en México y yo estaba viviendo allá solo. Dentro que hice el demo y empecé a mostrarlo a la gente de las disqueras, hubo una que se entusiasmo mucho con el proyecto que era Sony Music, y empezamos conversaciones de dinero y de poner a un productor, pero me empecé a dar cuenta que querían direccional el proyecto hacia otra.

¿Y declinaste la oferta?

¿Conoces al grupo Sin Bandera? Uno de los integrantes que vivía en México y que su hermano trabajaba en Sony Music le llego mi demo, y él me contacto y me dijo “Mira, ¿Sabes? Escuche tu demo y te invito a hacerlo en mi estudio, pero te recomiendo que no lo hagas con Sony por tal y tal razón”, que eran las mimas razones que yo pensaba.

Interesante oferta la que te ofrecieron.

Nunca me imagine que iba a grabar el disco con alguien del grupo Sin Bandera, por que no hay ningún tipo de relación. Pude hacer el disco a mi manera. El me decía “Juega con todo lo que quieras” y tenía el estudio lleno de guitarras y equipos increíbles.

¿Recibiste alguna ayuda adicional?

Hice el disco con un amigo mío que es Jorge Del Campo con el que tuve mi primera banda cuando era chico cuando tocábamos temas de The Beatles, y luego estudiamos juntos en la Escuela Moderna. Hoy es el bajista y el director musical de mi banda en directo. El se había ido a México y grabamos el disco entre los dos.

¿Y como se fue desarrollando el disco y la promoción?

Fue un disco hecho muy rápido, un poco un “vomitado creativamente” por así decirlo y lo empecé a hacer mover en los conciertos. Pasó como un año para que el disco saliera editado, y los recuerdos que tengo de esa época fueron como estar naciendo de nuevo.  El disco tuvo un éxito underground muy fuerte en las redes sociales y empezó a generar un interés. Cuando volví a Chile en muchas partes lo habían elegido “Disco del año” y tuvo mucho éxito, en parte por venir de donde venia también.  Un disco de pop rock de alguien que había estado ligado al Hip Hop, y tenia letras con bastante humor y que cayeron muy bien. Fue como un buen inicio.

En este disco colabora Jorge González de Los Prisioneros.

Si, hizo coros en una canción. Yo a él lo conocí por medio de los “Hermanos Brothers”, a través del integrante Vicente Sanfuentes. El invito a Jorge. En un momento se me ocurrió hacer un homenaje al grupo “Los hijos de Putre”,  y así fue como lo conocí. Luego me fui a México y en ese tiempo él ya estaba viviendo allá. Tenia una casa que aun no estaba usando, y en un asado antes de irme a México me dijo “Oye, tengo esta casa, si quieres úsala mientras”. Muy buena onda. Luego él llego y nos hicimos más amigos. Nos juntábamos con mas chilenos a comer y a tocar y un día me dijo: “Oye, supe que estabas grabando, cualquier cosa que necesites no dudes en pedírmela, ya sea instrumentos o algún coro”.

Jorge es una leyenda del rock chileno hasta el día de hoy.

Los Prisioneros y Jorge González  habían sido muy importantes para mí cuando era chico. El primer casete que tuve fue “La voz de los 80” que me habían regalado en un cumpleaños junto con el “Thriller”de Michael Jackson, entonces el haber estado viviendo en su casa, colaborando con él y tomando desayuno con él era como un sueño hecho realidad. Dentro de esa buena onda nació la colaboración para este disco, que después volvimos a repetir en el tercer disco que hay una canción que tenemos juntos.

PedroPiedra 3

Luego viene tu segundo disco llamado “Cripta y vida” y cambiaste de sello.

En el segundo disco el cambio de sello obedeció a que yo estaba trabajando tanto en el Booking como en el Management del sello “Quema su cabeza” y me pareció mas inteligente tener el Booking y el sello con la misma gente todo el día y no tener que estar dividido en dos frentes. Quien saca el disco en la actualidad no tiene tanta importancia por que los disco no se venden mucho, y con “Quema su cabeza” o “Oveja negra” nunca firme un contrato de ningún tipo, y todo esta hecho un poco a la manera hippie y en base a la confianza mutua. Yo creo que prefiero eso hasta ahora que firmar un contrato con una multinacional, que bueno, ya nunca mas se ha ofrecido ninguna.

En la actualidad muchos artistas viven más de los conciertos que de los discos.

Yo creo que la promoción y fuerza de un grupo o un artista depende mucho más de su agenda en directo. Antes se media todo en discos, pero ahora se mide mas en cuantos conciertos hagas. Por ejemplo el mismo disco de oro esta como en oferta. Si antes para tenerlo tenías que vender 20.000 copias, ahora con 5.000 o 1.000 ya lo tienes. Todo esta muy desvirtuado sobre todo en Sudamérica.

¿Y que me puedes contar mas sobre “Cripta y vida”?

Es un disco  que fue hecho un poco mas por que había que hacerlo y así lo sentí, y esta como seccionado en dos porque se grabo la música sin tener las letras terminadas. Yo tuve mucho tiempo el disco en mi casa y trataba de calzar la melodía un poco a la fuerza y un poco armando un rompecabezas que duro más del tiempo necesario. A mi me pareció un disco “pegado con mocos” por decirlo de alguna manera. Como que no tiene la espontaneidad y la impulsividad del primer disco. Fue un disco que trato de ser más pensado, pero se termino ahogando en un vaso de agua. A pesar de que tiene buenas canciones y que creo que están dentro de las mejores que he hecho creo que estas no funcionan muy bien, y prácticamente no tocamos canciones de ese disco en vivo salvo dos o tres.

Y me imagino que dio pie a querer mejorar en tu tercer disco llamado “Emanuel”.

Como que un disco te permite ejercer tu profesión por un tiempo determinado, en este caso como dos años en los que tú sacas singles y vas tocando en directo, pero llega un momento en que te empiezas a aburrir tanto tu como la otra gente, y tienes ya que renovarte, y para eso hay que meter material nuevo.

Y ahora como que quise hacer un disco un poco mas a la antigua. Tener un productor, contar con una banda con la que grabar todos los temas en directo en el estudio y hacer las canciones del disco con un plazo de entrega, y tratar de que el disco funcione como una unidad y darle como una carátula y un titulo que tengan que ver con la música. Bajo todas esas directrices trabaje en este disco desde fines del 2012. En Mayo 2013 nos metimos al estudio, y antes como era mi idea, ensayamos los temas con la banda y grabar tocando los instrumentos todos al mismo tiempo, que era algo que nunca había hecho.

Un disco grabado en directo. Una forma muy distinta a como se graban los discos.

Siempre en los discos se graba primero la guitarra, el bajo y la batería, y es una técnica que funciona muy bien en cuanto a orden y todo, pero para mi yo sentía que cuando estaba ya en la toma numero cuarenta que hay que hacer coincidir con la idea de la canción, sentía que la idea iba perdiendo su esencia original, por lo que quería algo mas espontáneo, mas crudo.

Háblame de la portada del disco y por que has llamado el disco como “Emanuel”.

La carátula del disco y el nombre y el orden de las canciones esta hecho para darle un olor a concepto por decirlo así. Siempre quise que el titulo del álbum fuera como una palabra media mística, y “Emanuel” significa “Dios con nosotros” y fue uno de los nombres que ya tenia barajados y coincidió justo con el nacimiento de mi hijo Jerónimo, entonces fue una creación paralela. Se habían barajados otros nombres como “Pirámide” o “Atalaya”, pero una vez que encontré la imagen de la portada del disco que la saque de Google al buscar imágenes de hipnotizadores de ahí como que me acorde del nombre Emanuel que había pensado ponerle a mi hijo, y que de alguna manera tenia que ver mucho con las letras del disco. Hay como mucho esoterismo barato en las letras esta vez, mensajes mentales y mucha imaginería. Se fueron juntando las cosas un poco.

Podríamos decir que es un disco conceptual.

Yo creo que decir que tuve un disco conceptual es algo arriesgado y pretencioso, pero si es verdad que quería que todo tuviera algo que ver entre si en las canciones. Ha llamado mucho la atención y me han preguntando un montón por la carátula y el nombre del disco que era justo todo lo que yo no quería, como que se explicara por si mismo, pero al parecer no fue así.

¿Cómo fue el proceso de la grabación?

El disco lo grabe con la misma banda con la que estoy tocando en directo, y eso me permite que los temas se mantengan bastante parecidos a como suenan en el disco, y fue una gozada grabarlo por que cada uno llegaba con su instrumento, instalábamos las cosas, y ya estábamos tocando y ya estaban sonando los temas, algo que nunca me había pasado antes. Era cosa de escuchar la toma de cada canción y decir: “Ya, cual vamos a elegir, la toma 1, la 2 o la 3”. Hicimos solo tres tomas de todas las canciones.  Yo iba echando ingredientes a la sopa y la iba probando a base de cucharadas para ver como quedaba. Ahora como que pensamos en una “receta”, la hicimos y se pareció bastante a la idea que tenia. Quede muy contento con el resultado.

¿Quién produjo el disco?

El disco fue producido por cuenta mía y Álvaro Díaz, que es uno de los dos creadores de “31 minutos” y de varios programas de la televisión chilena. Álvaro es fotógrafo, un poco músico, periodista y un poco de todo. Yo quería a un co -productor o a alguien que me ayudara a ver el disco desde afuera y que tuviera una perspectiva mas objetiva de lo que estaba haciendo. Con el vimos el orden de las canciones, cuales servían y cuales no, arreglamos letras e hicimos un montón de trabajo que fue muy bueno compartirlo.

Un disco más de trabajo en equipo ¿No?

Yo creo que en el disco se nota que hay más colaboración de gente, y es un disco que esta mas enriquecido. Que no esta solo la esencia de Pedropiedra, sino que hay algo mas, como que esta mas depurado, y creo que pesa mucho en la carrera de muchos músicos que en los primeros discos como que esta la esencia pura y lo que lo hace único al cantante un poco, y después por voluntad propia como que uno quiere mezclar eso, como esa originalidad y esa cosa mas genuina con que se parezca mas a la música que se ha escuchado siempre. Como estandarizarse, y despojarse de todo lo que el hace de forma tan única, y meterle mas clichés, meterle mas estructura clásica, y con el pop bien hecho.

¿Dónde fue grabado?

Fue grabado en Estudios Agartha en Santiago de Chile, y es el primero que grabo íntegramente allí, ya que el primero fue grabado totalmente en México y en segundo entre México y Chile.

¿Por qué elegiste ese estudio de grabación?

José Ignacio Jaras  es un productor que generalmente estuvo mas ligado al Heavy Metal y de grabar a bandas de rock, y la verdad yo ya había escuchado una vez la grabación que hizo de un disco de Gonzalo Yañez en el cual participe (“Caretas”). Pero yo elegí  su estudio por que tenia muy buenas maquinas y por que podía grabar a toda la banda al mismo tiempo. Yo siempre agarro una relación con los ingenieros de sonido que es bastante productiva por que ellos ven el aspecto técnico un poco y de que todo suene bien y como que la parte más artística la veo yo.

Hablemos del disco “Emanuel”, tema por tema:

1)      Emanuel : Es una especie de narración y seria el prologo del disco. Es una introducción solo sonora que tiene que ver con la idea de este hipnotizador que se llama así. La principal influencia de este disco fueron álbumes con un poco de psicodélica de los años sesenta.

2)      Eclipse total: Es la que engloba la mística y estética sonora del disco. Es como la presentación de este, como el tema que resume la grabación. Empieza con una guitarra y el tema se arma un poco en la mitad, y tiene mucho paisaje un poco mental y “dibujos con palabras” por decirlo así.

3)      Carteles gigantes: Es abiertamente un reclamo. Es una canción completamente política yo diría, que es una queja abierta contra el bombardeo publicitario del que somos victimas, y es mi visión de como soñaría con ver todos esos carteles en el suelo, y no verlos tan bien parados y tan limpios y tan omnipresentes.

4)      Lima: Es una canción que hice con Álvaro Díaz para el primer disco de Pedropiedra. La compusimos juntos, sentados con las guitarras uno al frente al otro, y la hicimos de forma rápida. Por algún motivo yo pensé que no era buena idea meterla en ese primer disco por que se salía un poco de la idea. En el primer disco yo estaba demasiado metido con la primera persona singular, y todo era “Yo, yo y yo”, y las letras eran muy auto confesionales, un poco de exorcismo, entonces como que una canción de fantasía en una ciudad sudamericana como telón de fondo no estaría muy bien incluida en lo que yo pensaba en ese entonces era el concepto de ese disco. Ahora yo pensé que era un buen momento para grabarla, aparte de que era una canción que había que saber grabarla y captarla, por que parece mas una canción de interprete. Como que hay que saber cantarla. De hecho, yo ya no la puedo escuchar como ya esta en el disco por que ya con dos meses de tocarla en directo ya recién encontré la manera de cantarla, y creo que son cosas que no puede aprender uno sin haberlo estropeado antes. Así, hay que darles un tiempo de vida y dedicación mas largo que cuando me metí a grabarla. Es una especie de bolero a lo “Virus” de los años ochenta. Era un poco de glamour ochentero con una vuelta de tuerca que es como ubicar una historia de amor en una ciudad como Lima que esta fuera de los circuitos de moda, que tal vez sea distinto como cantar una canción de amor en Buenos Aires por ejemplo. Le da más carácter a la canción.

5)      Pasajero: Es el primer single del disco que elegimos y es una canción que yo venia tocando desde hace un año, que era una versión muy lenta que duraba cinco minutos, que era con piano y con saxo y que esta grabada así también. Un día iba en bicicleta y se me ocurrió que quedaría mejor más roquera y más hecha a la antigua. No se si habrá sido una buena elección de ser el primer single pero ha gustado bastante y en vivo funciona bastante bien. La letra la invente después de ver una serie de televisión que se llama “Como funciona el universo” que habla de la distancia entre las galaxias y de lo inconmensurablemente grande que es el universo y el vértigo que produce estar en un planeta que esta girando en medio de la nada. Es como una desolación en medio de la enormidad. De ahí nació esa idea para la canción, que en el fondo habla del planeta. Como la historia de alguien que siempre esta viajando y nunca llega a ningún lado.

6)      Para ti: Es una canción que es como muy alegre y la hice para mi mismo.  Es un poco de recordarse a uno mismo los regalos que la vida tiene para uno, ya sea la familia, los amigos o ver un atardecer.  Dentro de la pequeñez y la inutilidad que escuchamos en “Pasajero”, “Para ti” es como un premio de consuelo de alcanzar la felicidad a través de los sentidos y tratar de ver que la vida es una y hay que disfrutarla con alegría.  Esta hecha como una rumba, con palmas y con guitarra, es como una extravagancia sonora. El mensaje es muy profundo y creo que puede ser el segundo single.

7)      Ignición: El disco esta pensando como en dos lados como en los vinilos, con un lado A de los que podrían ser singles y un lado B con canciones mas experimentales. Con “Ignición” comienza ese lado B, y es como el interludio musical que hice con Cenzi que fue el productor de Makiza y que produjo los éxitos mas grandes de Tiro de Gracia como “El juego verdadero” y “El chupacabras”, entonces con él hicimos una canción muy instrumental y muy a la antigua. Lo hicimos de la manera en que trabajamos con él los discos de Némesis que yo produje junto con él, o la misma música de los “Hermanos Brothers” y “CHC”. El volvió a Chile después de diez años y me pareció bien invitarlo a hacer algo y ver que pasaba. Hicimos esta cuestión musical que quedo muy bien para el disco.

8)      Paraguas y mascaras: Es una canción que, dentro de todo el disco que esta muy producido, esta desprovista de arreglos. Fue algo que hicimos junto a Álvaro Díaz. Estructuralmente es una canción muy estándar. Una canción muy hecha de manual con una letra emotiva y que la gracia esta en que esta grabada de una sola toma con pura guitarra y voz y con un solo micrófono. La idea es que produzca mayor emoción al escucharla.  Dentro de todo el bombardeo sonoro en el disco llega esta canción que es más confesional y que sigue siendo Pedropiedra el que canta y que por la temática y el fondo sonoro habría ido perfectamente bien el primer disco. La letra habla de sentirse un outsider. Todos los músicos tienen un poco esa sensación a veces, y no por que sean más outsiders que el resto de la gente, sino que la diferencia esta en que pueden materializarlo en un poema o en una canción.  Una vez estaba viendo fotos mías y en la gran mayoría salía demasiado serio por eso en el coro dice “No se sonreír ni mucho menos llorar”.

9)      Nadie más rápido que tú: Es una canción que yo estaba tratando de hacerla un single con un sonido mas comercial y el coro decía “Casi, casi”, como queriendo decir que me paso esto y lo otro, pero al productor no le convencía mucho y terminamos transformándola a “Nazi, nazi”, y habla de un personaje que va ganando una carrera, que va a la delantera en su auto y el es un nazi. No me refiero con esto a los nazis de la Segunda Guerra Mundial, sino que en Chile hay ciertos sectores que se están quejando de que hay muchos inmigrantes, o que no quieren reconocer al pueblo mapuche con la dignidad que se merece y le aplican la ley antiterrorista cuando han invadido todos sus terrenos y han saqueado todos sus bosques. Tampoco quieren que los homosexuales se casen y sean iguales a la otra gente. De esos son los nazis de los que la canción habla, de gente que ve a los demás como de segunda categoría, ese tipo de gente que lo quiere todo y no le importa nada. Simplemente están cosechando lo que siembran por que no miran a su alrededor de que somos tanta gente en el mundo y que no quieren ver que en la colaboración esta la clave y esto se viene diciendo hace demasiado tiempo.

10)   Gramos de arena: Es mi favorita del disco y esta hecha como modularmente. Tiene cuatro partes divididas en dos y dos. Una parte instrumental larga para que la idea del disco no sea solo texto y que no este la voz interrumpiendo constantemente la música que se da el lujo de volar por si misma. Esta invitado Gepe a cantar y también el guitarrista Federico Dannemann. Es una canción con mucho talento y creo que es de lejos la más original o la más “taquillera” del disco. No se si tendría mucho éxito comercial como single pero seria un logro artístico poner esa canción como single. Cuando una la escucha uno dice “Guau, aquí ha pasado algo interesante, algo nuevo y fresco que no es la típica canción de tres minutos sino que algo mas”.

11)   Luna Luna: Es como la canción de amor que tiene el disco, o de desamor por así decirlo de alguien a quien lo dejaron, pidiéndole o consolándose con la luna. Que puede estar todo muy mal pero mientras pueda uno ver la luna en la noche tiene un efecto muy grande en uno y no todo puede ser tan terrible en el fondo. Y este personaje le ladra a la luna como pidiéndole cosas. Es una letra un poco autobiográfica.

12)  Noche de San Juan / Seres : Empezando por “Noche de San Juan” es una canción que yo hice para mi abuelo que habla de que en el Cielo también están los ateos, y  la gente que no cree en Dios, y esa mitad de canción fue echa después de la muerte de mi abuelo que fue en el verano chileno del 2013, y la hice pensando en él. Además que la noche de San Juan es la festividad pagana por excelencia y mi abuelo se llamaba Juan entonces por eso se termino llamándose así el tema.  Y la segunda parte es “Seres” que es una canción partida en dos también que volvemos como al comienzo del disco con los sonidos de relojes y empieza la canción con Jorge González de quien yo he sido su baterista durante los últimos cuatro años de su banda en vivo con la cual me voy a tocar por toda Sudamérica y Chile. Habíamos hablado mucho de colaborar en un próximo disco mío y en una canción. Yo le escribí si tenia algo bailable para mi por que al disco le faltaba eso y me dijo “si, dame unos días” y me mando una canción que no se puede bailar aunque te tomes todas las drogas del mundo (risas). Una canción muy New Age, pausada que habla de seres invisibles que nos ayudan a vivir y como que nos enseñan cosas sin que sepamos y que están intercediendo por nosotros. Por ejemplo mi madre ya falleció y se que en alguna parte anda y ella estará siempre para ayudarme. Era perfecta para que quedara como ultima canción del disco, muy mística.

 

Hablemos brevemente de la gira española del disco. Segunda visita tuya, pero primera con tu banda al completo.

Si, se hizo mucha promoción y estuvimos en varios medios y dimos conciertos en Madrid, Granada, Toledo y Sevilla. Como gira promocional estuvo bien. Esperamos volver pronto por acá.

Además de la gira de presentación de “Emanuel” ¿Que otros proyectos tienes ya en mente para 2014?

Al volver a Chile ya tengo varias tocatas por todo Chile, con la banda de “31 minutos”, y también con Jorge González que viene a hacer una gira.  Voy con todas las pilas puestas para rendir al máximo en todo lo que sea posible. Además me gustaría poder sacar un EP de cuatro canciones y buscar un nuevo rumbo. Con estos primeros tres discos encuentro que se encuentra una etapa sólida de mi carrera, y creo que me gustaría buscar ya cosas nuevas.

El fin de una era de Pedropiedra…

Algo así como cerrar una etapa con “Emanuel” y empezar una nueva con un EP. Tengo algunas ideas y ver como va este disco, criar a mi hijo. Y tratar de sorprenderme a mi mismo, hacerme zancadillas y salir de mi zona de comodidad y ponerme en aprietos para que salga algo buenísimo.

Aparte de la guitarra y batería ¿Qué otros instrumentos dominas?

Me inicie tocando guitarra y batería, y luego agarre el teclado y el bajo. Me defiendo en esos instrumentos para poder crear  música. De todo agarre algo funcional. En la batería se que puedo pararme ante 70.000 personas con Jorge González y se que puedo tocarla sin equivocarme. No podría ser su guitarrista por ejemplo, pero en batería me siento más cómodo. Lo importante de la música es lo que se canta y se toca  bajo ese clima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.