AC/DC + VINTAGE TROUBLE

Imparables

Cuando la maquinaria de AC/DC se pone en marcha no hay quien la frene. Ha sido un largo camino hasta llegar a este Rock or bust tour 2015, en su periplo europeo, lleno de dificultades y problemas pero Angus Young y sus chicos son imparables a la hora de hacer rock. Ni siquiera la baja definitiva por la grave enfermedad de Malcolm Young, piedra angular del grupo desde sus orígenes, o los problemas con la justicia del batería Phil Rudd han podido dar al traste con el torbellino eléctrico que son la banda australiana antes, ahora y siempre. Mucha historia, muchos conciertos, vivencias, canciones, condensadas en solo dos horas de puro rock and roll siempre adornado con un espectáculo visual inmejorable.

DSC_9748

  Para el segundo concierto en la península, tras el de Barcelona, y el primero en la capital, donde repiten dos días después, volvieron a contar como artista invitado con una banda que ya ha compartido cartel con The Rolling Stones o The Who. Es decir Vintage Trouble, que así se llaman, se están forjando una carrera espectacular a pasos agigantados. Y la verdad es que suenan muy bien y para animar el cotarro funcionaron de maravilla, aunque pueden dar mucho más y seguramente en una sala sean la bomba. Hacen una mezcla de Rythm and blues, soul y rock que hacen que no pares de moverte durante todo el concierto. El cantante, Ty Taylor, una especie de James Brown jovencito pero con más porte y clase, se metió al público en el bolsillo sobre todo cuando se tiro encima del respetable para que lo llevasen de un lado a otro. Muy buena manera de comenzar un espectáculo de aúpa.

            Pero lo importante llegaba a las 22:00 horas aproximadamente cuando se apagaron las luces y los nervios y el tiempo de espera para conseguir entradas, la tarde de sol haciendo cola para pillar sitio lo más cerca posible y las horas de sudor y calor apretados en primera fila se olvidaban para dar paso al delirio. Todo lo que hace esta banda sobre el escenario es mítico y lo tenemos grabado a fuego en la memoria desde que los conocimos por primera vez, en mi caso cuando mi hermano me trajo de la mili allá por 1980 una cinta de cassete con el Back in black grabado a doble cara. A partir de ese momento todo cambio y el rock ya era la parte más importante de nuestras vidas. Les he visto muchas veces pero nunca tan de cerca y verles así hace que cualquier gesto de Angus, ese temblequeo de piernas cuando sostiene alguna nota, de Brian o del resto de la banda te haga vibrar hasta la extenuación. Se echa de menos a Phil Rudd y en mayor medida a Malcolm, no porque sus sustitutos lo hagan mal, Chris Slade no es nuevo en estas batallas, ya toco con AC/DC en la gira del The razor’s edge cuando grabaron el celebérrimo Live de 1992 y Stevie Young es de la familia y lo lleva en la sangre porque lo hizo perfecto, simplemente es porque son dos músicos muy queridos por sus seguidores y es que en este grupo al final todo queda en familia.

DSC_9840

Es posible que la introducción no fuese tan tremenda como en las anteriores giras, me refiero a la bola de demolición del Ballbreaker tour o el tren del Black Ice tour pero fue igual de emocionante. La pantalla gigante al fondo del escenario y las dos enormes de los laterales mostraban la llegada de dos astronautas a la luna donde encontraban un cráter echando lava y el logo de AC/DC ardiendo que estaba a punto de explotar, las puertas del infierno se abrían y ante el asombro de los astronautas americanos una gran bola de fuego salía volando por los aires hacia la tierra destrozando a su camino todos los símbolos icónicos de la banda: la campana, Rosie, el rock n roll train, hasta colisionar en la tierra, en Europa, en España, en Madrid. Y en ese mismo instante se produce el gran estruendo con los acordes del primer single de su último disco que da título al mismo: Rock or bust y la banda ya está sobre el escenario funcionando a la perfección y sonando de fabula. El set list ha cambiado poco en las ultimas giras, siempre meten algunos temas del último disco que hayan editado y cambian algún clásico por otro. Da igual, el resultado son dos horas de rock como no vas a ver en tu vida. Con canciones que conoces desde la primera nota y que tienes insertadas en tu disco duro desde que tienes uso de razón. Del último disco sonaron también, entremezcladas con piezas de toda la vida, Play ball y Baptism of fire y fueron los momentos más relajados del concierto, donde aprovechamos para coger aire y fuerzas para brincar, bailar y disfrutar los siguientes trallazos aunque no desentonaron de forma alguna con el resto de temas. Las grandes sorpresas son la recuperación de Sin city y Have a drink on me que junto a las de siempre, por decirlo de alguna manera, hace que todo el mundo se quede contento y satisfecho aunque siempre habrá quien eche de menos The jack o algún otro clásico de los que no suelen tocar.

DSC_9882

            Sobre la puesta de escena, decir que es una bestialidad. Las luces, los fuegos artificiales, el confeti, la pasarela elevada y todos sus símbolos míticos no faltaron a la cita. La campana en Hell bells, la muñeca hinchable más grande del mundo con Whole lotta Rosie, las llamaradas y los cuernos, que buena parte del público lucia, en Highway to hell y los cañones para terminar con For those about to rock. No fue la ultima pero yo voy a acabar acordándome de Let there be rock donde Angus toma el control durante un buen rato haciendo un solo memorable, subiendo por la pasarela elevada hasta su extremo y tirándose por los suelos mientras el confeti nos inunda desde el cielo. Imprescindible. Un concierto de los que se te quedan estampado en la retina de por vida y que recordaremos siempre junto a la gente con quien lo vivimos. Mientras el señor Angus Young quiera ahí nos tendrá. Porque lo más parecido a la fuente de la eterna juventud es verle a él tocar la guitarra, el eterno colegial por su vestimenta, tocando rock siempre con su eléctrica y llevando lo joven hasta en el apellido. ¿Quieres vivir para siempre? Ellos lo han conseguido y nosotros tenemos la suerte de poder disfrutarlo. Hasta la próxima amigos y esperemos que no vuelvan a ser otros 6 años de espera.

Set list ACDC:

Rock or Bust
Shoot to Thrill
Hell Ain’t a Bad Place to Be
Back in Black
Play Ball
Dirty Deeds Done Dirt Cheap
Thunderstruck
High Voltage
Rock ‘n’ Roll Train
Hells Bells
Baptism by Fire
You Shook Me All Night Long
Sin City
Shot Down in Flames
Have a Drink on Me
T.N.T.
Whole Lotta Rosie
Let There Be Rock
—–
Highway to Hell
For Those About to Rock (We Salute You)

2 pensamientos sobre “AC/DC + VINTAGE TROUBLE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.