THE GREAT TOAD – The Great Toad

El sonido dixieland llevado a la perfección

De entre los escombros de esa multitud de bandas que (cada vez más) huye de una también cada vez más difícil (y demasiado frecuentemente fingida, para qué nos vamos a engañar) vida de innovación en la música del estilo que sea, surge esta banda barcelonesa que explora el campo, inexplorado prácticamente en Europa, del dixie, o el blues ese súperprimitivo en plan Nueva Orleans años 20 y tal y cual.

No es una banda que suene parecido a, sino que es que realmente suenan a viejo, en positivo, lo que es la mar de refrescante: The Great Toad es un septeto (no, un septeto no es un tipo de tumba) acústico, no en vano lo único eléctrico que parece que se oye por ahí es un solo de guitarra que, bien mirado, era un dobro, así que no hay nada eléctrico. Grande.

En su web oficial se presentan como una banda que puede seguir tocando cuando se va la luz, y no sólo son eso, sino que son un conjunto instrumental y vocal muy divertido, además de variado en lo sonoro: tenemos contrabajo (Joan Pobar), guitarras y ukeleles (Marc Cots) -más guitarras y banjos (Marc Cots), más guitarras y dobros, y sierras -¡sierras, como en Delicatessen!- (Jordi Funes), clarinetes (Nanà Rovira), trompetas (Àlex Baychuck -¿cómo habrá llegado a la conclusión un trompetista ruso de que se ha de dedicar al blues de Nueva Orleans?-), percusiones del tipo washboard a punta pala… (Marc Borràs), de la mano de los citados músicos, presentes en sesiones y colaboraciones con un montón de gente, amén de viajes adonde sea para completar su formación musical, una barbaridad.

En la dicha web hay todo tipo de muestras y enlaces extra de lo que son capaces estos caballeros (y señora), en términos de temas propios (como Brown), de versiones de grandes momentos del pop (véase Blame it on the boogie, la de Michael Jackson, o Stayin’ alive de los Bee Gees, sensacional, que está en el disco, entre muuuuuchas otras igual de brillantes) y de, por supuesto, de clásicos del género (como St. James Infirmary), estos tíos son una pasada, y eso sin contar que tocan de muerte. ¿Algún defecto? Si quieres uno, puedo decir que es una lástima que la voz principal no sea un poco más nasal… pero hasta a eso te vas a acostumbrar. Otro defecto: el disco es cortísimo, a duras penas media hora para los ocho temas enormes que contiene, que ojalá fueran quince. Pídelo a través de su web.

1 pensamiento sobre “THE GREAT TOAD – The Great Toad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.