ASHA – Third journey through time and space

Perfecta recopilación de un superclase de verdad

Asha es el proyecto personal de Kike G. Caamaño, nombre que quizás a priori no te diga nada, pero que puedes creerme si te digo que este hombre es, sin paliativos, unos de los mejores guitarristas que yo (que he escuchado y visto a unos cuantos) he escuchado jamás.

Me estoy refiriendo a una persona que lleva más de veinticinco años dedicándose a publicar trabajos con mucha continuidad, en los que se pueden encontrar composiciones de rock para guitarra de todos los cortes, desde el rock melódico hasta el heavy metal más estridente, y siempre con una limpieza y un buen gusto sorprendentes. Es un auténtico virtuoso como muy pocos.

Encima, y por si fuera poco, el resto de instrumentos involucrados en esto (bajo, teclados, batería) también es él quien los graba, así que estamos ante un genuino hombre del renacimiento en lo que a la música se refiere. Hace de todo, y lo hace bien. Bueno, cantar no canta, pero para ello de acompaña de un rosario de colaboradores que, sin desmerecer del nivel, ponen voz a sus temas.

No hace falta decir que, evidentemente, hay mucho material instrumental. En definitiva, que me ha pasado como al que probó la tortilla de patatas con cuarenta años, que cuando se la puso en la boca se echó a llorar pensando en todo el tiempo que había perdido en su vida al desconocer ese milagro gastronómico. Pues igual: ¿cómo me ha pasado tanto tiempo sin escuchar a este genio? Porque no exagero un ápice si digo que las dotes musicales de Kike G. Caamaño no tinen nada que envidiar a las de nombres como Vai, Satriani, Bonamassa, Blackmore o quien sea.

Thrid journey through time and space es la tercera entrega de una masiva recopilación con la que Asha comenzó a celebrar su XXV aniversario en el mundillo en 2013. La música de este hombre es una maravilla, por brillante, bella, variada, compleja cuando se debe y sencilla cuando es necesario. Véase una muestra con Boundaries of imagination, Come back o Till I die, y de ahí para arriba. Bárbaro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.