EIRA – Magritte

Miquel Aullé muestra su lado más íntimo y personal

Miquel Aullé Barreira, tras tocar con Mute Voices  y hacerlo en la actualidad como guitarra y voz en Pull my strings, edita un primer disco en solitario con el nombre de Eira.

Comienza el disco con Mondoñedo, que marca un carácter folk, con esa guitarra acústica y la pandereta dejando intuir ritmos de muñeira, ya que el tema es un homenaje al pueblo de Lugo donde veraneaba, consiguiendo un tema resultón y pegadizo, que pronto cambia al pop de La huída. Tras un comienzo al puro estilo de su otra banda, luego cobra reminiscencias a The Beatles, más concretamente a Mc Cartney, (esa voz distorsionada a lo Honey Pie, que utiliza en otros temas). Línea que continúa en El ciclón y 24 a pesar de tener un ritmo más enérgico que acompaña con unos teclados. Poco a poco va introduciendo más instrumentos y girando un poco el folk por el pop, como en Radar.

Pero a la mitad del disco rompe con lo anterior y con El lobo y el pastor, con el piano como protagonista presenta otros temas más íntimos, El infinito adiós, En mi vida, Autorretrato #1 y Falso espejo (instrumental), donde la guitarra acústica, las letras poéticas y los coros generan un ambiente un tanto melancólico.

Un trabajo personal, alejado de lo comercial, hecho con gusto y sentimiento, con un par de temas (los de los videos) bastante buenos y el resto muy completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.