BETH HART – Fire on the floor

¡Que voz madre mía, que voz!

Vamos a hacer la presentación porque la ocasión se lo merece. Beth Hart, comenzó a tocar el piano a los cuatro años, y era capaz de seguir clases de piano sin leer partituras haciendo creer a todos que lo hacía, todo un portento como os podéis imaginar. Tras una adolescencia y juventud un tanto tortuosa, ganó en 1993 el concurso Star Search y se dio a conocer en los U.S.A.

Tras unos años con altibajos, se consagra en 2005 en Europa con su directo en Amsterdam y a partir de ahí comienza a colaborar con Bonamassa, Jeff Beck o Slash y desde aquí hacia el infinito y más allá, léase nominada al Grammy de Blues, casi ná.

El poderío de Beth reside en su voz, así que para no escribir calificativos que seguramente no resumirían su capacidad, una muestra en directo del tema Jazz Man, que abre el disco, es el mejor ejemplo.

Love Gangster, un blues menor (de tonalidad, no de importancia), Coca cola un tema lento donde tiene momentos que canta como la mismísima Billie Holiday, esto es cosa seria señores o Let’s get together a ritmo de reggea festivalero, son tres temas totalmente distintos donde se ve la versatilidad y poderío de Beth como cantante.

Así a golpe de blues y rock van pasando los temas, algunos más resultones que otros pero ya da lo mismo, porque la voz te ha conseguido hipnotizar desde hace tiempo. Bueno salvo graves problemas auditivos o incapacidad para apreciar las cosas buenas debido a una infancia o adolescencia demasiado marcada por ciertos programas de ciertas cadenas de televisión.

Amantes de la última hornada de cantantes femeninas con aptitudes varias y nivel superior tanto a la voz como al piano, añadidla a la lista que ya estáis tardando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.