ESTEBAN FARO + CHAMELEONS

Faro tira de repertorio nuevo y antiguo

Una sala Apolo bastante llena recibió a Esteban Faro y su banda para constatar lo que vendría a ser la puesta de largo de su primer álbum, que ya presentó ante el público de Barcelona dos o tres meses atrás. Arropado por unos teloneros, Chameleons, que calentaron convenientemente al respetable con el recinto ya casi con todo el que iba a asistir, y lo merecían, el concierto, entendido como paquete completo, salió casi redondo.

Chameleons (no confundir con otras bandas existentes de punk y así, que han llevado el mismo nombre), es un combo de funk de Barcelona, construido sobre la iniciativa del batería Luis, portugués afincado en la ciudad condal, con su sección de vientos, sus sintes y toda la parafernalia necesaria, no tan discotequero ni caricaturesco como la Fundación Tony Manero, sino que aderezado con un toque más rockero.

Los tres cuartos de hora largos que tuvieron en el escenario dieron para agradar mucho, sobre todo gracias al buen hacer de Juan Carlos Bermúdez en la guitarra y de los dos Raúles (el bajista y el vocalista respectivamente). Qué voz tan buena tiene ese hombre, que se metió con clásicos como Papa’s got a brand new bag, de James Brown sin ningún problema.

Esteban Faro y su guitarra acústica llenaron su hora y media de show con su nuevo producto, más intimista que lo que hacía con su malograda banda anterior, Ponme Otra. Repasó todas las piezas tanto de su EP Instantáneas personales como de su flamante nuevo álbum, En la otra cara de la luna, más algún material de Ponme Otra adaptado al nuevo sonido del titular de la franquicia. La gente vibró más más que menos, pero el que suscribe ha de confesar que echó de menos algo de velocidad en general. Tanto los teloneros Chameleons como la banda de Esteban Faro sonaron impecablemente, la verdad es que Apolo es un recinto talismán: aún estoy esperando ir a un bolo en esa sala que se pueda decir que se oyó mal, y espero que no llegue el momento.

Abundaron los momentos para lucimiento del violín de Alfons Casas, no tantos para el saxo de Lluís Jordà, y en buena parte del concierto subió Juan Carlos Bermúdez (el de los Chameleons, que por cierto fue el que grabó las eléctricas del disco de Faro) a aportar solos diversos de guitarra. Noches en vela, prolongada notablemente a modo de gran final dejó un muy buen sabor de boca a la audiencia.

Setlist Esteban Faro: En la otra cara de la luna / Hora de amantes locos / Dejarme perder / Nuevas musas / Slide away / Nada más / Me voy a dejar llevar / El club de la esquina / Trozos de ciudad / Antes que el final / Tiempo de sentirnos raros / Demasiadas amigas / El record d’abans d’ahir / Se está haciendo tarde / (bis) Días inciertos / Al final / Tan sólo palabras / Noches en vela.

Podéis ver las fotografías del concierto en el siguiente video de nuestro canal Youtube:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.