GLENN HUGHES – Resonate

Esa fuerza de la naturaleza

Incombustible como pocos, el ex Deep Purple, ex Black Sabbath y ex un montón de gente Glenn Hughes sigue su trayectoria reciente, centrada en un sonido rockero, ya definitivamente alejado de los escarceos con el funk y el soul en los que ocupó su tiempo en los ochenta y noventa, presentando el nuevo fruto de su desbocada hiperkinesis, Resonate, que consiste en once temas inmersos de lleno en el hard rock que mejor le sale, con esa pedazo de voz que tiene, idónea para el heavy metal en cualquiera de sus variantes.

El producto tiene un nivel un tanto irregular, y desde luego no pasará a la historia por ser una de sus mejores aportaciones, con cosas un tanto anodinas como Flow (con un interesante organito al más puro estilo Purple), Let it shine, Steady, la baladita When I fall, o Landmines, del que se salva el solo de talkbox del guitarrista Soren Andersen, que está muy bien.

Otros temas son más atractivos, no obstante, como My town, sensacional , rápido y potente, la pseudobalada God of money, el broche de cierre Long time gone, el primer tema Heavy y How long, con un excelente solo de órgano de Lachy Doley. La banda se completa con Pontus Enborg (batería).

En definitiva, un disco más que correcto de esa gran estrella que es Hughes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.