ENTREVISTA A TORI SPARKS

Sus impresiones sobre su nuevo disco Wait no More

Redactor: Chema Pérez

29-05-19 (Madrid)

Tori Sparks presenta en Madrid, aparte de otras ciudades, su último disco Wait no More, grabado en directo, aprovechamos para entrevistarla y de paso nos regala en exclusiva un tema que podéis ver en el siguiente vídeo.

Me gustaría saber cómo o porqué surge la necesidad de hacer un disco en directo.

Cuando has hecho un montón de discos vas descubriendo cada vez algo diferente en el estudio, esto es muy bonito, pero como artista llega un momento que te gustan nuevos retos. Después de siete discos buscas algo más, te preguntas ¿Qué puedo hacer? Me encanta grabar en un estudio, se que no lo hago perfecto, pero quería algo diferente. Con esta banda me gusta el trabajo que hemos hecho en el estudio con los dos últimos discos, El Mar y La Huerta, pero me di cuenta, y quizás es culpa mía como productora, que no capté la energía que tenemos en directo.

Y por todas estas cosas, sabiendo que esta banda es más fuerte en directo que en estudio, habiendo hecho miles de directos y solo hemos grabado juntos dos discos, quería hacerlo. Los fans y la prensa siempre me preguntaban porque no hacía un disco en directo y pensé, fácil, mi mundo lo quiere a mi me apetece y creo que es el momento adecuado con esta banda hacerlo, y al final estoy muy contenta porque fue mucho más difícil de lo que pensaba que sería pero ha salido bien.

¿Qué dificultades tiene hacer un disco en directo?

Un huevo de dificultades (risas), bueno mejor dos huevos. La gente piensa que si haces un disco en directo haces un concierto, dices al técnico, ¡Oye, grábame! Pones a tus amigos, aplauden y ya. Pero no, tienes que preparar mucho porque siempre hay nervios, y si es un concierto importante más ya que es una grabación. Tienes los nervios de cada uno, unido a los problemas técnicos que puedan pasar en cualquier momento. Por ejemplo tuvimos un problema en la grabación, que no fue culpa de nadie, fueron cosas técnicas, luego cuando lo editas o mezclas, al no ser un ambiente perfecto como en el estudio, aséptico, es sucio, a propósito, porque es en directo, pasan cosas y tienes que intentar limpiar hasta el punto que puedas para que suene con calidad sin perder el nivel de imperfección que es lo bonito de un directo. Son mil cosas, ha sido muy difícil este trabajo pero valió la pena completamente.

Yo también he complicado mucho el trabajo ya que decidí no hacer solo el vinilo, que son solo diez temas, al final hemos decidido sacar en CD todos los temas, que son veinte, es como hacer dos discos a la vez, y le he complicado la vida al pobre ingeniero Andrés, que es un santo.

Esto es como intentar escalar una montaña, es difícil, pero cuando esta arriba esta en plan I’m the King of the World!!!

¿Requiere más preparación previa de la que imaginabas?

Básicamente no sabía cuando esfuerzo requería, nunca había hecho un directo antes, no se si ha sido más de lo que pensaba, pero ha sido mucho. Se me ha juntado con la reforma de una casa, que es una locura, las dos cosas a la vez ha sido muy intenso, pero luego llega la parte más loca, que es preparar la presentación. Es tensión y presión mucho más concentrado, todo en un día. Hemos hecho la presentación en directo y la grabación, es como un trabajo doble. Te preparas para la presentación y luego la post producción y el lanzamiento, es como hacer dos campañas en un año.

¿Habéis grabado el concierto en DVD también?

No lo había pensado, la verdad, tenemos tres vídeos a modo de singles. Con un disco normal sacas un single, luego otro, y en este caso al ser en directo, después de promocionarlo y grabarlo pasaron varios meses para terminarlo y es difícil mantener el interés de la gente todo ese tiempo, así que sacamos estos vídeos. Quizás para los que son muy fans puede ser algo interesante. Vamos a sacar un vídeo la semana que viene, no en directo, algo más conceptual sobre Wait no More, que hemos grabado entre la gira en Alemania y la de Madrid.

¿Wait no more es el nombre del disco y el único tema nuevo que hay?

Me hubiese gustado tener más temas nuevos pero no había tiempo para preparar más y prefería hacer un buen disco, más que poner temas que no tienen tanta fuerza como canción en sí, solamente para poner contenido nuevo. Ya tenemos un repertorio bastante grande, así que tratamos de hacer lo mejor posible para este disco y decidimos meter temas que teníamos muy preparados. Nos ha faltado un poco de tiempo para estructurar bien los temas nuevos.

Escuchando el directo y comparándolo con los discos de estudio he descubierto una nueva faceta vuestra y es la progresión que le metéis a los temas en el aspecto musical.

Es por eso por lo que quería hacer este disco. Por ejemplo en 2014 con El Mar, preparamos mucho el disco, sobre todo el trabajo que hice con Calamento (Xavi García, Ramón Vagué y Pepe Camacho) que como sabes era un trío instrumental. Bastantes ensayos preparando doce temas y luego en el estudio llamé a El Rubio, guitarrista eléctrico, que ya conocía como músico y me gustaba mucho lo que hacía.

Pensaba que habíamos hecho el disco pero que en directo era otra cosa, a veces pensaba que me gustaría un poco más de profundidad de sonido, mezclar texturas, e invité a El Rubio a venir a la presentación del disco. Cuando fuimos al estudio en 2017 ya éramos un quinteto y El Rubio ya formaba parte del grupo. Luego los componentes del grupo tuvieron hijos y nadie tenía tiempo para preparar los arreglos de La Huerta.

Así que todos los temas fueron evolucionando mucho a través de los años. Los dos discos valen, pero yo como cantante siento que me gusta un rollo más rock, más eléctrico, así que no era tocar los temas que ya conoces en directo, es sacar algo nuevo de verdad. Algo que ha ido evolucionando, mostrar una colección de cosas que crees que ya conoces pero que en realidad no.

He escuchado Sinner Shoe’s varias veces hoy, en directo y en estudio y ahora le noto un cierto aire de blues que antes no capté. Sería un buen tema para que un bluesman lo versioneara. Noto matices nuevos y hay momentos en Mama, en Until Morning que se ve que entráis todo el grupo en resonancia.

Es por eso precisamente por lo que quería hacer el directo. En Nashville trabajé con muchos músicos muy buenos, pero nunca he trabajado con un grupo de miembros más o menos fijos. Tenemos algunos sustitutos que queremos mucho, por ejemplo Joan Hernández en la guitarra y otros, pero con estos llevo mucho tiempo y conciertos, y nunca he tenido una banda que haya evolucionado junto a mí. Si que hay momentos de magia que viene de lo que aporta cada uno pero en realidad es la suma de partes. Estos momentos tan bonitos es muy difícil reproducirlos en un estudio. Shinner Shoe’s o Mama ha sido una lucha para mí incluirlos en el vinilo porque de por sí son largos y el formato vinilo no soporta muchos temas muy largos, quería luchar por ello porque me encantan esos momentos en el directo.

¿Habéis estado de gira por Europa?

Si, por Alemania y Holanda. Ahora Madrid y luego voy yo sola a Zaragoza.

¿En Madrid, mañana os presentáis todos, como en el disco?

Ahora tenemos a Joan Hernández en vez de a El Rubio, por temas de giras y horarios nos es complicado coincidir, pero es un gran guitarrista también.

¿Notáis mejor recepción en unos países que en otros? ¿O incluso hay diferencia entre el público de Madrid y Barcelona?

Bueno, veremos que pasa mañana (risas). La otra vez en Clamores fue muy bien. Barcelona es especial porque vivimos allí, grabamos en Luz de gas con 450 de la familia como quien dice, todo el mundo cantando todo. Ya nos conocen.

Pero por ejemplo en Alemania son muy fans de lo que hacemos y me sorprende mucho porque nuestra música no tiene nada que ver con sus raíces, no hay mucha cultura de flamenco al menos donde hemos estado y dan las palmas muy bien. Ese tipo de cosas me hace muy feliz porque muestra el poder que tiene la música, da igual el idioma o la cultura, al final les gusta el concierto sin pensar que eso no es su música. Siempre nos tratan muy bien.

Quizás en España os pueden tratar peor porque siempre hay puristas que no les gusta que se fusione el flamenco con otras músicas. Ya hablamos la otra vez de el peligro que puede suponer hacer una versión de La leyenda del tiempo.

Cuando la hicimos pensé que es lo que iba a pasar, no tenía miedo pero estaba un poco expectante. Con El Mar sobre todo, pero lo pensé después de sacarlo. Si lo oyen mejor, así al menos hablan de ello. Seguro que hay flamencos y roqueros que no les gusta lo que hacemos, porque son muy puristas y te dicen que debes hacer solo Blues o Rock o Flamenco. Pero esto me parece aburrido, si no les gusta nuestra música porque no es solo una cosa, eso a mí no me vale. Es como si te dicen que tienes que comer hamburguesas un día y al otro no puedes comer sushi, es estúpido. Si no les gusta porque sí, pues genial, es normal. No podemos ser la banda favorita de todo el mundo.

Es que ahora rizáis el rizo, porque termináis la Leyenda del Tiempo por Hendrix.

Eso es lo chulo. Seguro que Hendrix y Camarón hubieran dicho ¡Ole! Hendrix quemaba su guitarra y Camarón era escandaloso con su innovación en el flamenco. No hemos tenido “problemas” porque nunca hemos dicho que estuviésemos haciendo flamenco. Estamos intentando dejar claro que nos gusta el flamenco, el rock, el blues y hacemos lo que nos gusta con el máximo respeto al artista original cuando hacemos una versión. Esto nos puede haber salvado de la ira o la rabia de alguno. Nunca hemos dicho que seamos el futuro del flamenco ni mucho menos, si decimos que hacemos blues o rock con influencias de la música que he escuchado aquí los últimos ocho años, la gente reacciona bien. De todas formas si alguien se escandaliza por algo que haces también esta bien, el mundo no puede ser cómodo siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.