LOS CORONAS

Explosiva fusión de sonidos fronterizos y raciales
Texto y fotos: Javi G. Espinosa
27 Junio 2019, El Sol (Madrid)

Dentro del ciclo veraniego Summer in the City, que se celebra durante los meses estivales entre el escenario de la sala Siroco y el de la sala El Sol, se anunciaba el concierto de fin de gira con el que Los Coronas cierran las presentaciones de su disco “Señales de humo“, el álbum más extenso, diverso y ambicioso de la banda hasta la fecha. Una excusa perfecta para reencontrarnos con ellos después de largo tiempo.

Bastante puntuales, poco después de las diez de la noche hicieron su aparición en escena los cinco músicos sobre las soberbias proyecciones que selecciona y va metiendo en riguroso directo Héctor de la Puente, como si fuera un músico más ejecutando su parte a la vez que el resto de la banda. Arrancaron con temas de este último trabajo, con el que han estado girando durante los dos últimos años, pero enseguida empezaron a recordar canciones de discos anteriores y algunas de esas versiones de grandes clásicos ya habituales en su repertorio. El buen gusto y la falta de prejuicios siempre han sido seña de identidad de Los Coronas a la hora de llevar a su terreno melodías populares, pasándolas siempre por su particular prisma sonoro.

Verles en directo sigue siendo todo un espectáculo, en primer lugar por el placer de ver a estos formidables músicos en acción y su capacidad de ir enganchando unos temas con otros entre constantes cambios de ritmo. La alternancia entre las guitarras de Fernando Pardo y David Krahe suena tan natural después de treinta años tocando juntos que a veces no sabes donde acaba uno y empieza el otro. A eso hay que añadirle la inquebrantable base rítmica que levantan Javi Vacas, imponente siempre con su bajo, y el supervitaminado Loza multiplicándose en las percusiones – probablemente el único batería que ejerce de cantante en una banda instrumental, con la guinda distintiva que pone la trompeta de Yevhen a este apetitoso pastel sonoro.

Entre las fantásticas camisas que lucen (junto con los sombreros a juego) como uniforme escénico, las tradicionales coreografías de Javi y David mientras tocan, el espectáculo que es Loza en si mismo con las baquetas en ristre, las animadas charlas de Fernando entre tema y tema, la simpatía y la elegancia de Yev con su trompeta y – por supuesto – los impagables visuales de Héctor, los conciertos de Los Coronas son tan disfrutables desde el punto de vista musical, que es lo principal, como en su estética, que recrea un universo propio desarrollado a lo largo de toda su carrera integrando tanto elementos típicos y tópicos del rock surfero y fronterizo como imaginería castiza y cañí, algo que se refleja musicalmente también cuando pasan de tocar éxitos de Dick Dale o Los Ventures a recrear tonadas de Marisol o Los Brincos.

En definitiva, un gran concierto sin apenas un respiro ni lugar para la relajación ni el aburrimiento, como acostumbran a ser los recitales de estos forajidos sonoros a los que les gusta subirse a un escenario a pasarlo bien, y a ver también desde arriba cómo los de abajo se contagian de esa alegría y esa energía que desprende su música y su actitud. Diversión garantizada y calidad musical incuestionable. ¿Se puede pedir más?

1 pensamiento sobre “LOS CORONAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.