GLUECIFER

Un regreso esperado y necesario
Texto y fotos: Javi G. Espinosa
25 Octubre 2019, But (Madrid)

Cuando el año pasado se anunció su reunión para el Azkena Rock Festival algunos no daban crédito, pero efectivamente, allí hicieron su primera aparición desde que dijeron adiós en 2005, y no solo demostraron estar en plena forma sino que su concierto, que cerró la segunda noche y el festival, fue sin duda uno de los mejores (si no el mejor) de las dos jornadas. Así que cuando se anunció la vuelta de Gluecifer este año a Madrid y Barcelona para actuar en salas, la noticia fue toda una bendición para quienes no pudieron verles el año pasado – y también para quienes les vieron, claro, deseando repetir.

En esta su segunda vida, los noruegos siguen siendo una apisonadora que maneja un repertorio brutal, comandada por Biff Malibu en la voz cantante y Captain Poon a la guitarra principal, los dos miembros originales y permanentes, muy bien secundados por Raldo Useless en la otra guitarra, Peter Larsson – la nueva incorporación desde el año pasado – al bajo y Danny Young detrás de la batería, cumpliendo todos a la perfección con sus cometidos.

Veintidós temas llevaban previstos en el repertorio y uno tras otro nos los fueron disparando, como veintidós cañonazos que pusieron patas arriba la sala But, llena hasta la bandera, y como una caldera a punto de explotar en más de un momento. Imparables se mostraron durante todo el espectáculo – porque es un verdadero espectáculo ver a estos tipos descargar su arsenal con esa clase y esa convicción.

Un detalle que les honra: en sus visitas a nuestro país nunca olvidan que la primera persona que les dio a conocer por aquí fue el gran Kike Turmix, y siempre tienen un recuerdo para él, en este caso dedicándole un soberbio “Leather Chair” que había sido precedido por una brutal “I got a war”. Y es que no faltó casi ninguno de sus himnos incontestables, aunque siempre habrá quien eche de menos ésta o aquella, pero sobrar no sobró ninguna. Hasta nos regalaron un par de versiones inesperadas, especialmente ese recuerdo a los Rose Tattoo para poner fin al bombardeo.

Gloriosos. Y necesarios. Nunca debieron irse, pero sin duda hay que celebrar que hayan vuelto.

Setlist: A call from the other side / Car full of stash / Get the horn / Easy living / Reversed / Not enough for you / I got a war / Leather chair / Ducktail heat / Evil matcher / Shaking so bad / You keep me up all night / Brutus / Automatic thrill / Take it / Black book lodge // Here come the pigs / He’s a whore (Cheap Trick) / Bossheaded // The year of manly living / Desolate city / Nice boys (don’t play Rock’n’Roll) (Rose Tattoo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.