AZKENA ROCK FESTIVAL 2018

El Azkena Rock 2018 en 5 momentos inolvidables

FECHA: ——- 22/23-06-2018
RECINTO: Mendizabala

PUNTUACIÓN: 8
AUTOR: David Romera

Como no podía ser de otra manera, el mejor festival de este país nos dejó miles de momentos inolvidables entre los cuales destaco los siguientes cinco. Pasen y vean.

El funeral de la bestia
De repente todos estábamos en el limbo, en el purgatorio, esperando ver pasar el fantasma de Spencer P. Jones para rendirle pleitesía. Para la ocasión habíamos sido llamados por The Beasts of Bourbon, la banda australiana más pantanosa e impredecible.
Y así, con luz tenue y espíritus devastados, las bestias rindieron tributo al que fue su guitarrista y hermano durante tantos infiernos como solo ellos podían hacer: con un concierto memorable. Porque si la música va de reflejar estados de ánimo, esta banda, señores, no tiene rival. Y la vida a veces es algo difícilmente habitable y esta gente lo sabe. Si no, no se explica por qué sangraba la guitarra de Kim Salmon como sangraba.
Y todos disfrutamos con su tristeza. Cruel pero cierto, como The Beasts of Bourbon.
Descanse en paz Mr. Jones.

Aparta poser que viene Joan


Después de la polémica del año pasado en cuanto a la paridad de artistas masculinos y femeninos en el festival, el Azkena lo tenía claro. Era ella. Sólo ella.
Y, efectivamente, no podía ser otra como demostró sobre el escenario. Da gusto observar a un artista dedicando todo su esfuerzo en que la audiencia sienta que haya pagado gustoso el precio de su ticket. Es algo que muchos posers deberían aprender. Porque Joan Jett sonó impecable, riff tras riff, patada en los huevos tras patada en los huevos.
Y es que, quien creyera que Joan iba a venir a pasearse a Vitoria quedó claro que no tiene ni puta idea de quien es una de las más grandes estrellas del firmamento rockero, por encima de miles y miles de encuerados “dioses” que pueblan hoy el rock and roll hall of fame.
Carretera, mucha carretera.
Y una cosa que ya parece no existir y que realmente hace que desenmascaremos a cualquier wannabe: ACTITUD.
Aparta poser. Pero YA.

Díselo a Malibu si tienes huevos


Venga va, díselo. Díselo a Biff Malibu, o al Captain poon. Venga valiente, díselo si tienes huevos, así, a la carita. Diles que son una banda de sala pequeña.
Diles que solo suenan en antrazos pequeños dónde solo vas tú. Venga, va, no hay huevos. ¿No te atreves? Normal. Yo tampoco me atrevería después de haber visto el increíble concierto que se marcaron los de Oslo en el Azkena. Sonaron inmensos, grandes, como un auténtico ejército de tanques pasando por encima de nuestra puta cara. Sonaron tan obscenamente bien que parecía aquello un puto delito.
Venga, diles también que los creías muertos, que esta reunión es de coña, ¡JA! Mejor ni lo intentes, escúchate “Here come the pigs” y cállate la puta boca.
Y la próxima vez, un respetito, ¿eh?

Tu padre es Ian Hunter, el mío también


Tengo que reconocer que iba con miedo a este concierto; iba preparado para lo peor. ¿Una reunión de Mott the Hoople? ¿A santo de qué? Pues a santo de comprobar que Ian Hunter es el padre de todos nosotros y ya está.
No sólo fue rockero, no sólo fue eléctrico, no sólo fue emocionante…fue, como es el rock n roll más puro ¡JODIDAMENTE DIVERTIDO! El concierto de Mott the Hoople fue toda una celebración, una fiesta de cabo a rabo, que nos hizo reencontrarnos con una de las bandas más infravaloradas de la historia.
“Rok n´roll queen”,” All the way from Memphis”,” I wish i was your mother”… sonaban como un cañón una tras otra. Mr. Hunter se gustaba cada vez más y eso permitió que el Azkena se convirtiese en un fiestón conducido por señores mayores.
Me conformaría con que mis 50 fuesen como los 80 de Ian, ya sabes, mi padre, el tuyo, el de todos.

El sindicato del sueño siempre estuvo allí


Hay conciertos que uno cree que son mentira. Por eso mira al de al lado (aunque sea un puto desconocido) buscando comprensión, afirmación; esa sensación de ¿está pasando? Algo así sucedió durante el concierto de The Dream Syndicate. Los esperados príncipes powerpoperos regresaron al escenario con toda una lección de humildad, clase y carisma.
Como si nunca nos hubiesen abandonado, los de LA, liderados por Steve Wynn, nos hicieron olvidar 20 años de silencio interminable con las canciones de su nuevo e inmejorable trabajo How we found ourselves…everywhere (2018, Anti.).
Fue sin lugar a dudas una de las imágenes del festival, básicamente porque hizo realidad un deseo que llevábamos esperando los azkeneros desde, sin exagerar, la primera edición. El sindicato del sueño siempre estuvo allí, pero esta vez, de verdad, dando uno de los mejores conciertos que recuerdo de cualquier edición azkenera.

1 pensamiento sobre “AZKENA ROCK FESTIVAL 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.