ARS AMANDI + NUVOLUTION

Conciertazo contra viento y marea

Redactor: David Collados e Isabel Álvarez

Fotografías: Cedidas por Mar Fuertes

Palacio de la Prensa Sala 0 (Madrid) 27-12-2019

El concierto salió de lujo, a pesar de luchar contrareloj con las adversisades que os contamos a continuación.

El bolo estaba programado en principio en la sala But. Pocas semanas antes, se anunció un cambio de sala a la céntrica sala Cool. Pero el mismo día del concierto y casi de casualidad, nos enteramos que la sala Cool había sido precintada por el Ayuntamiento esa misma mañana. Y a eso de las cinco de la tarde, vimos alarmados en las redes de la banda Ars Amandi, que se trasladaba a la sala Cero del Palacio de la Prensa (afortunadamente a escasos tres minutos andando de la Cool). Inmediatamente empezamos a avisarnos unos a otros, a los que sabíamos que íbamos a ir al concierto, y rápidamente se corrió la voz.

Como me une amistad con la banda y se que estaban apuradísimos y de los nervios, me quise presentar en la prueba de sonido, aunque solo fuese para intentar darles apoyo moral. Me enteré allí mismo de que habían tenido que mover incluso el equipo de la PA de escenario de uno a otro local y que el equipo humano tanto de la propia banda y su agencia, como de la sala Cool, habían trabajado a contrareloj para conseguir que saliera todo adelante en las mejores condiciones posibles. Nervios, estrés, rabia, frustración y cabreo, se evidenciaban entre todos los implicados. Problemas para adaptar el sonido. Una sala que no está preparada para el espectáculo (también visual en pantallas), que la banda tenía previsto dar. Un escenario mucho más bajito y con menos espacio… Afortunadamente, todo se fue solventando gracias a un gran trabajo en equipo, y todo salió mucho mejor de lo que podría haber sido. Durante la prueba de sonido, la gente que había pagado entrada VIP, pudo disfrutar de comida y bebida a cargo de la banda, y de dos temas extra (que no desvelaré), que no iban a sonar en el repertorio no de momento en las siguientes fechas de la banda.

Llega la hora de apertura de puertas con un poco de retraso, y la gente empieza a entrar más tímidamente al principio. Enseguida salieron a escena Nuvolution, que iban a ser los encargados de abrir la noche. Una banda que enseguida descubrimos que hace un celta y folk instrumental muy bueno, con unos músicos de gran calidad. Solo el último de los temas que tocaron, era cantado, por el propio Txema, con letra en inglés. La banda está liderada por su teclista (y compositor) Txema Cabria, que es el que nos va presentando los temas, Belén Zanetti al violín, Fátima Jiménez (la más joven de la banda) a la flauta, Nacho Casatejada a la guitarra, y bajista y batería a los cuales pido perdón por no recordar sus nombres. Una banda que quizá no acabó de conectar con el público que iba entrando a la sala, pero que a muchos nos pareció muy buena, con unos temas propios (tienen al menos dos discos publicados), de gran factura y composición, e interpretados de maravilla. Banda que me apunto para seguir la pista, ya que tanto en conjunto como individualmente, me parecieron muy buenos músicos.

Tras un rápido cambio en el escenario, salían Ars Amandi, ante una sala que presentaba un aspecto de lleno total. Numeroso público acudió a la cita y la gran mayoría estuvimos disfrutando, cantando, coreando, saltando y bailando, desde el primer tema hasta el último. El concierto arrancó con rabia y fuerza. Se notaba que la banda necesitaba sacar fuera toda la adrenalina que habían acumulado durante el día. Y la gente les arropó desde el minuto cero durante toda la noche.

La banda centró buena parte del repertorio a su nuevo trabajo “Tierra de castillos”, del que sonaron al menos ocho de sus doce canciones. Sin dejar de lado los clásicos del grupo, y un recorrido por toda su discografía. Tan bien ha calado entre sus seguidores el nuevo disco, que la gente se sabía todas y cada una de las canciones, cantándolas como si fueran temas de hace años. Un gustazo.

Como también fue un gustazo, ver la cantidad de niños pequeños que había en la sala, muchos de ellos en primerísima fila. Lo bueno que tuvo que el escenario fuera muy bajito, es que los pequeños, podían sentarse al pie del escenario y seguir la actuación expectantes, y Dani Aller estuvo en varias ocasiones interactuando con todos de lado a lado del escenario, chocándoles las manos. Momento divertido también una de las veces que el guitarrista Miguel Ángel Torres, se agachó frente a los niños de su lado del escenario y dejó que éstos rasgaran las cuerdas de su guitarra. Enternecedor. Tanto Miguel Ángel como Alejandro Ménez estuvieron soberbios a las seis cuerdas, intercalándose en los solos, punteando a la vez y sin para de moverse en el reducido espacio que tenían. Pero tocando de maravilla.

Me encanta desde hace tiempo ya, la incorporación fija a la banda de Dani Rodríguez al violín. No solo es espectacular verle tocar, sino que también da mucho juego cuando no está tocando, con su manera de moverse en el escenario, sus juegos con sus compañeros, su actitud y su soltura. Atrae mis miradas muchas veces, incluso cuando no toca. Aparte de que su violín contacta de maravilla con las dulzainas y pito castellano de de su tocayo Dani y han dado más empaque al sonido de la banda. Óscar Pérez es un seguro de vida a la batería, por su precisión, potencia y experiencia. Todo un crack de la batería. Y David Noisel estuvo también de maravilla, muy activo en todo momento y siempre sonriendo sobre el escenario. Qué decir de Dani Aller, que cada día le veo en mejor forma vocal, sorprendiendo su capacidad en cada nuevo concierto, además de su soltura con las dulzainas y pitos castellanos. Gran actuación también la suya.

En los bises, hubo una colaboración genial, saliendo junto a la banda Ramiro González, a tocar la zanfoña (o zanfona), en “Defensoras de Pallantia”, igual que en el disco. Un instrumento musical medieval de cuerda, semejante a un violín mecánico pero que se toca girando una manivela. Curiosísimo de ver y más en una banda de Rock. Momentazo. Hubo también otra colaboración en la primera canción del concierto, saliendo Luis Ángel Fernández a apoyar con otra dulzaina más la canción “Tierra de aguas” con la que abrieron la noche. (Ambos colaboradores, son de Valladolid)

Hay que decir que el sonido finalmente estuvo genial en todo momento y el concierto sonó bastante bien dadas las circunstancias. Gran trabajo también por parte de los técnicos.

Dani Aller estuvo super agradecido en todo momento con sus palabras entre canciones, a la gente, emocionándonos y emocionándose en algún momento. Además expresó a mitad de concierto la rabia que habían sentido, y nos dijo que aunque no dependía solamente de ellos, que nadie tirase la entrada de este concierto, porque querían preparar para más adelante, un concierto en una sala más adecuada, y que todo el que vino el sábado, no pagase entrada.

El concierto salió genial, la gente salimos encantados la mayoría, con una sonrisa y la sensación de haber disfrutado mucho de un buen bolo. Mi más sincera enhorabuena a la banda y a todo el que trabajó para que el concierto saliese adelante, echándole un par de narices y consiguiendo que casi nada empañase una presentación como la del sábado.

Set List: Intro / Tierra de aguas / El poder de Caelia / Dónde estás / El engaño / Desterrado de tu cuerpo / El viajero / Viriayo / Man que os pese / Gritando al mar / La luz que me guía / Tu ley / A sus gentes / No queda sino batirnos / Abre la puerta / Escuchando al corazón / Ábula / (Bises): Defensores de Pallantia / No abandones / Sus últimas horas / La suerte está echada.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.