BENITO KAMELAS

Sueños con traje de tinta

Si LOS PORRETAS se aparearan con MEDINA AZAHARA y tuvieran un hijo bastardo y sinvergonzon, lo llamarian BENITO KAMELAS. Ya desde el nombre de la banda, juego de palabras de tintes obscenos, todo llama a la diversion y juego. Es este nuevo trabajo de los valencianos un claro ejemplo de lo bien que hacemos por aqui lo que se ha venido en llamar rock kalimotxero, que ellos llaman rock de barra: inconfundibles estribillos coreables, letras pegadas al asfalto de las ciudades y a la vida cotidiana de quienes no suelen aparecer en los periodicos. Mala leche contra todo, pero con humor, con poesia. Y ademas le añaden un toquecito casi rumbero, homenajeando a CHICHOS de pasada, que, pese a estar alejados del estilo, fueron de los primeros en cantar a las orillas del sistema. Suena bien este Sueños con traje de tinta. Resulta, logicamente, facil y pegadizo. Es cercano, con referencias a la vida en la carretera (saber que mi casa es la furgoneta, dicen), al entramado de los conciertos, a quienes juzgan de manera despectiva la vida del rock o a los fastos que organizan los de arriba, con bombo y platillo y que no son mas que festivales de la hipocresia (La Copa de America). Pese a llevar ya diez años en la brecha, mantienen esa mirada de chavales de barrio. Te los imaginas echando un futbolin y unas cervezas en un garito cualquiera, sin darle demasiada importancia a que se dedican al espectaculo. Esencia del rock de aqui. Sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.