TRAVIS

Nos adelantaron temas de su inminente nuevo disco

Era la ultima noche de fiestas de Bilbao, y Travis consiguio meter a cerca de 12.000 personas en la explanada de Botica Vieja Zorrozaurre. A pesar de que la cifra sea considerable, los responsables del ayuntamiento no lo ven asi, ya que otros grupos con menor cache doblan estos numeros, superando habitualmente las 20.000 personas. Ademas, la inversion en grupos internacionales se hace en un Bilbao Live que ya esta consolidado, con lo que los conciertos grandes de fiestas de Bilbao se quedaran con grupos como Amaral, que consiguio reunir a unas 45.000 personas. Esta claro que hablamos de cantidad, y no de calidad. Los escoceses salieron con ligero retraso a un escenario que, para la ocasion, contaba con una plataforma central que los acercaba al publico. Desde un inicio se pudo ver que el cantante Fran Haley iba a ser el maestro de ceremonias. Aunque bueno, parece que todo el mundo no lo tenia tan claro, ya que una pareja, con el concierto ya empezado, pregunto. Pero estos no son Carlos Baute, no No, no son Carlos Baute senora. Estos chicos cantan en ingles y no mueven la cintura como el venezolano ni en suenos. Eso si, son especialistas en hacer canciones, y a pesar de que lleven tiempo sin crear nada decente, sus directos son una ocasion para saborear sus viejas delicias. De esta forma, pudimos disfrutar de Turn, Sing, Why Doest It Always Rain On Me o Side mientras Haley, con su sonrisa y buen rollo contagioso, mandaba mover los brazos para crear un mar de manos, al igual que pedia palmas, saltos y que el publico cantase junto a el esas canciones, que por otra parte, todo el mundo se sabia de memoria. Tambien hubo lugar para los temas de su nuevo disco Ode To J. Smith a la venta a finales de septiembre, del que nos adelantaron, entre otras, Something Anything, Song To Self o J. Smith, que agradaron pero sin llegar a entusiasmar. Aparte de lo meramente musical, el concierto se habia convertido en un espectaculo divertido, y es que el cantante Fran Haley no tiene precio como animador sociocultural. Bromeo con los zapatos blancos del teclista sueco Claes Bjorklund, haciendo gritar al publico Claes Claes Claes. Pidio tambien que la gente se saludase con los de al lado. Aquello parecia el demonos la paz de una misa, menudo showman. El guitarrista Andy Dunlop tampoco se quiso quedar atras, y se subio a la estructura de mecanotubo, para saludar tocando la guitarra detras de la cabeza. Para finalizar, todos los miembros del grupo se acercaron al micro de Haley para cantar Flowers In The Window, la cancion ideal para dejarnos con una sonrisa en la boca y una bonita melodia en la cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.