BENEDICTION – HOLY MOSES – NOMINON

Publico asistente. Suspenso. Actitud del mismo. Sobresaliente

Entiendo que era jueves. Entiendo que hay crisis. Tambien entiendo que en pocos dias, somos muchos los que hemos desembolsado mucho dinero entre las entradas de AC,DC, Metallica, Judas Priest, y una buena cantidad de conciertos que nos abordan en la recta final del año y lo que viene en 2.009. Pero la verdad es que ayer me sorprendio la poca gente que habia en la sala Caracol. El cartel era verdaderamente atractivo, sobre todo para los amantes de los sonidos mas duros y pesados. Adema no todos los dias podemos ver por nuestras salas a grupos como Holy Moses o Benediction. Y aun asi, ayer apenas habria doscientas personas disfrutando de un conciertazo como el que se marcaron las 3 bandas. La verdad es que me quede perplejo y pensaba que la sala uiba a llenarse. Pero bueno. Los pocos que alli estabamos, lo dimos todo y conseguimos caldear de lo lindo y suplir de sobra los huecos que habia en el concierto. De hecho, seguro que hoy mas de uno se resiente del cuello y de las cervicales, porque los movimientos de melena fueron tremendos, al demoniaco ritmo de las 3 bandas. Los encargados de caldear el ambiente, fueron los suecos Nominon, que descargaron su potente Death Metal y convencieron bastante. La banda a princicipios de los noventa, cuenta con dos rapidos guitarristas como son Juha y Christian, un potente vocalista como es Danne que se desganito a gusto, y Anders al bajo y Perra a la bateria que hicieron un gran trabajo. Presentaron algunos temas de su ultimo trabajo Terra Necrosis 2.007, y que varios asistentes fans del grupo, agradecieron bastante. Quiza uno de los grupos mas esperados por la mayoria eran Holy Moses. Los veteranos alemanes con 30 años de carrera musical a su espalda, salieron a darlo todo. Desde el comienzo, su carismatica vocalista Sabina, se hizo fuerte en el centro del escenario y con su potente voz y sus espasmodicos movimientos, nos enamoro a todos. Holy Moses, tambien venian con nuevo disco bajo el brazo y presentaron varios temas de Agony of Dead. Tanto Michael Hankel como Olli Jaath, demostraron ser unos grandisimos guitarristas, con una actitud muy cercana al publico. La verdad es que tanto Sabina como Michael como el resto del grupo, pero en ellos destacaba mas, estuvieron muy a gusto con los fieles seguidores, y no podian borrar las sonrisas de sus caras. sabina incluso dedico varias canciones a lso asistentes y se la veia muy contenta con la actitud de la gente, que cantaba todas las canciones. Thomas Neitsch al bajo y Atomic Steif a la bateria, estuvieron formidables, impriendo ritmos imposibles a sus instrumentos. El set-list estuvo formado por Master of disaster, SSP, Bloodhound of the damned, Lost in the maze, Nothhing for my mum, Trough shattered minds, Def con 2, Summer killz, Current of death y End of time. Un gran concierto por parte de los germanos. Y en un suspiro, les llego el tiempo a Benediction, que como su propio vocalista dijo, en casi 20 años como grupo, solo han venido a Espana unas 3 veces y el mismo dijo que no se explicaba el porque. Salieron a comerse el escenario y entre el publico se desato el infierno, con bailes salvajes, empujones, saltos desde el escenario y melenas desbocadas. El cantante Dave Hunt, estuvo muy comunicativo con el publico entre cancion y cancion, e intentaba vocalizar despacio para que pudieramos entenderle, cosa de agradecer. La banda ahora esta formada por Darren Brookes y Peter Rewinsky a lsa guitarras, Frank Healy al bajo y Neil Hutton a la bateria. Sonaron muy potentes y dieron una cana brutal. Como los anteriores grupos quisieron dar a conoce, alguna cancion de su nuevodisco Killing music, del que tocaron al menos cuatro temas. Al igual que Holy Moses, la banda britanica se sintio muy comoda sobre el escebnario, a pesar del escaso publico. Y es que los que habia, lo dieron todo de si mismos. Benediction dieron un repaso a sus primeros discos y fueron los mas agradecidos por la gente, auque los temas nuevos tuvieron una acogida que sorpredio incluso al grupo. Los de Birmingham debieron de salir contentos del concierto, porque aparte de sonar arrolladores, hicieron que la pena se lo pasara en grande. Espero que eso les haga volver pronto, porque han descubierto que en Madrid tienen un publico excepcional. Algo que me sorprendiio tambien fue el escaso tiempo que tuvo cada grupo sobre el escenario. Nominon apenas tocaron 25 minutos, Holy Moses estuvieron un poco menos de una hora, y eso que Sabina anuncio que disponian de 10 minutos mas de lo previsto, y Benediction no llegaron por poco a la hora y media. Asi que se paso muy rapida la noche. Una gran gira, que no ha tenido la asistencia que se merecia en la capital, pero que hizo disfrutar muchisimo a los privilegiados que nos reunimos alli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.