BUILT TO SPILL – DISCO DOOM

Vibrante actuacion con algun que otro claroscuro

La banda de Doug Martsch no se ha prodigado mucho en nuestro pais a pesar de contemplarles cerca de quince años de carrera. El año pasado pisaron el Primavera Sound, pero esta resultaba la primera visita a la capital desde que en el lejano 1995 ejercieran de teloneros de Foo Fighters, cuando estos presentaban su primer disco que mayor se ve uno cuando echa la vista atras y se da cuenta que estuvo en aquel concierto. Es decir, trece años sin tocarnos con sus poderosas canciones. Quizas por eso mucha gente no estuviera conforme con el formato de concierto que traian, con la interpretacion integra de su disco de 1997, Perfect From Now On, ya que quizas se trate de una idea correcta con bandas habituales en nuestra geografia, como ocurrio con The Posies hace unas semanas, pero un tanto decepcionante para disfrutar de lo mejor de su discografia. Si a eso le anadimos el debate filosofico sobre la falta de frescura que supone saber de antemano el orden del repertorio, no eran pocos los asistentes que no las llevaban todas consigo antes del concierto. En cualquier caso, tuvimos unos teloneros de origen suizo llamados DISCO DOOM, que resultaron interesantes en un comienzo pero que se fueron diluyendo entre problemas de sonido algo que tambien afectaria a Built to Spill y que las canciones parecian demasiado similares unas con otras. Poco antes de las diez aparecieron los cinco miembros de BUILT TO SPILL acompanados por un chelista-teclista y alli estuvieron afinando sus instrumentos un buen rato hasta que su lider, una mezcla fisica entre Bobby Fischer y Unabomber decidio arrancar con los acordes de Randy Described Eternity, glorioso corte que abre el disco que ha provocado esta gira. En esa cancion se ejemplarizo lo que seria la velada, la demostracion de una banda descomunal en la ejecucion, con ciertos problemas para distinguir la voz y el chelo entre el resto de instrumentos, fria en cuanto contacto con los seguidores e inconstante por los parones entre cancion y cancion. A pesar de todos estos peros, el concierto tuvo momentos realmente grandes como un Velvet Waltz atronador que provoco la rotura de cuerdas de los dos guitarristas y por la poca pericia de unos de ellos en solventar el problema, tuvimos un regalo inesperado, ya que Doug Martsch se arranco en solitario a interpretar Twin Falls, una joyita de Theres Nothing Wrong With Love, para hacer tiempo. Y cuando nos queriamos dar cuenta ya habiamos consumido una hora coronada por Untrustable-Part 2 About Someone Else, con la que se despidieron retirandose a los camerinos. En ese momento, quedaba ver los temas que ocuparian los bises. Joyas como Goin Against Your Mind, Carry The Zero, Big Dipper, Time Trap o Else y tantas otras quedaron fuera en beneficio de una curiosa version del exito de M.I.A. Paper Planes, la seminal Car y una revision extendida y estruendosa de Convencional Wisdom, saciando a los mas cafres, pero dejandonos con la sensacion de que hubieran podido currarse un tema mas sin tanta distorsion. A pesar de todo, gran concierto para reivindicar a una banda que deberia visitarnos una vez al año y si no fuera asi, esperemos que no tarden otros trece años en pisar Madrid. Setlist BUILT TO SPILL. Randy Described Eternity,I Would Hurt A Fly,Stop The Show,Made-Up Dreams,Velvet Waltz,Twin Falls,Out Of Site,Kicked It In The Sun,Untrustable-Part 2 About Someone Else,bis Paper Planes M.I.A. cover,Car,Conventional Wisdom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.