MICHAEL SCHENKER GROUP

Michael Schenker, con una gran formacion ,ofrece un conciertazo

A las 21.15 se apagaban las luces y empezaba a sonar una cancioncilla alegre y feliz, un preludio a lo que seria la noche que pudimos vivir con la Michael Schenker group como estrellas absolutas, sin artistas invitados, ni teloneros. Antes de la salida del grupo, se pudo oir una intro que curiosamente es la intro que tambien utiliza la banda Lujuria para sus shows. Casualidades de la vida, o similitudes diria yo. Michael Schenker a la guitarra solista, como no podia ser de otra manera, Gary Barden a la voz cantante una vez mas, de ahi la gira de reunion Schenker-Barden, Chris Glen al bajo, Chris Slade, conocido por todos desde su etapa con AC,DC, a la bateria, y Wayne Findlay a la guitarra y teclados, saltaban al escenario del Macumba. No es la primera vez que nos visitaban este ano, se dejaron ver en festivales veraniegos como el Kobetasonik o el Lorca, pero la oportunidad de verles en una sala cerrada, pegados a la valla y con calidad en el sonido, era irrepetible. Ayudo a verles comodamente que la sala no estaba a reventar, una pena porque la ocasion lo merecia. Disfrutar de cerca de esta panda de virtuosos es una delicia y, si ademas, los musicos tienen tan buena comunicacion con el publico y todo funciona perfectamente, el exito esta asegurado. Y asi fue desde la primera cancion hasta la ultima. Como aprovechaban para presentar su ultimo trabajo In the mist of beauty abrieron el show con el tema que cierra este album Ride on my way, todo sonaba bien desde el principio y aunque a Gary le costo unos minutos coger el tono, en cuanto se hizo con el, rayo a gran altura durante la hora y media que duro la actuacion. Continuaron con Cry for the nations y muy pronto llego una de los momentos estelares de la noche, las geniales Armed and ready y Ready to rock, ejecutadas consecutivamente, fueron las piezas mas celebradas de la primera parte del concierto. El segundo tema, y ultimo a la postre, que sono del album que presentaban fue A night to remenber para seguir con grandes temas como Into the arena, Lost Horizons o Rock My Nights Away donde Michael Schenker demostro por que es una leyenda, derrochando clase y profesionalidad e incluso estuvo cercano al publico y simpatico a su manera. El resto de la banda desbordaba energia y buen rollo y, sobre todo, Gary Barden disfruto con la respuesta del publico y con el trabajo del resto de sus companeros. A destacar el gran bateria Chris Slade del que no nos hubiera extranado ver un solo de bateria que no tuvo lugar, desgraciadamente. Para terminar, el recuerdo a UFO con dos de los grandes clasicos de la banda. Doctor, doctor y Rock bottom. Una gran forma de cerrar por todo lo alto una actuacion electrizante, que se hizo muy corta, lo que es muy buena senal, y de la que todo el mundo salio con una sonrisa enorme. Cada año que pasa, la leyenda de Michael Schenker sigue presente. Es una gran noticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.