JAVIER VARGAS

Javier Vargas demuestra sus grandes dotes como guitarrista

Una nueva oportunidad para poder deleitarnos con la musica y las canciones de Javier Vargas no la podiamos pasar por alto, pues a pesar de no ser tan reconocido como muchos otros, el prestigio de este es inmenso y puede jactarse de haber tenido colaborados en sus trabajos 17 albumes en otros tantos años de la talla de Santana, Prince, Jack Bruce, Carey Bell, Robert Freeeman, Chris Rea, Double Trouble. Y asi hasta mas de cincuenta de distinto pelaje, hasta los mas recientes. Devon Allman hijo de Greg Allman, de los Allman Brothers, Raimundo Amador o Rey Morao, que son quienes han elaborado en su ultimo album Flamenco blues experience, que se empezo a confeccionar mucho antes del anterior Love, union peace 2005, estando de gira por Europa, y es el cuarto realizado en Memphis, y que es el que presentaba a la sanson bien acompanado por una formacion eficaz al maximo, con gran destreza y elegancia. desde Argentina Luis Mayo al bajo, Steve Potts ex-Booker The M.G.S, impresionante, que manera de darle a los parches, Tim Mitchell, pedazo de voz, y sorprendentemente en el ultimo tema al bajo genial, por cierto, y la mujer de este que me perdona, pues no recuerdo el nombre, acompanandole en las voces, realzando esas partes con un portentoso y potente chorro de voz, repleto de matices. Con 40 minutos de retraso sobre la hora fijada en estos asuntos algo mas de formalidad no vendria mal, salieron al escenario dispuestos a ofrecer una excelente coleccion de piezas de su amplio repertorio. Man on the run, On the road again, Time will come para ir abriendo boca y calentar al personal antes de empezar con las mas recientes YA YA looking for my baby, Bluevisiono No pasa nada, momento que aprovecha Tim Mitchell para bajar del escenario y cantar con la gente, un toque soul, Get away with murder con la mujer de Tim haciendo las delicias, para dar paso a ritmos mas bailongos, Get funky y la majestuosa Sad eyes, en un derroche de sentimientos nos consigue erizarnos el vello. Un recuerdo del 95 con Texas tango nos lleva de un salto diez años adelante a la maravillosa Tiny paradise, solemne en todos los aspectos, y arrancarse con una joyita de version de Neil Young, Down by the river, con la desenvoltura de un curtido artesano y hacernos alcanzar el climax en la parte final con Back alley blues, y despedirse agradeciendo la calurosa acogida con Thank you, y haciendo participar al respetable, con especial atencion a una joven y bella senorita, de nombre Laura, que se erigio como co-protagonista dejando a todos maravillados y aprovechando muy bien sus tres minutos de gloria. En el apartado de los bises momento para recordar a gran Hendrix a traves de Purple Haze, regresar al ultimo disco con Walking the streets y poner el punto final con Black cat boogie. Resumiendo, fue una gran noche de enorme diversidad durante dos horas y veinte minutos de buen rhytmn blues, boogie, rock and roll, hasta soul y funk, mostrando la gran variedad de estilos e influencias que ha recibido a lo largo de su carrera, y es que alguien con el bagaje musical de Javier Vargas no defrauda, pues pone el alma en cada nota. Puro sentimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.