ABRIL NO TAN CRUEL

Segunda edicion de este original e interesante festival sin animo de lucro

En el año 2008 unos chicos decidieron montarse un festival cuya primera edicion se celebro a lo largo de tres dias en la Sala Dink Madrid y en el que se propusieron juntar elementos como la musica, el arte y la literatura. De hecho, el propio nombre del evento esta sacado de un fragmento de una obra de T.S. Eliot segun el cual Abril es el mes mas cruel. engendra lilas de la tierra muerta, mezcla recuerdos y anhelos, despierta inertes raices con lluvias primaverales Si en la edicion del 2008 la tematica del festival giro en torno a La Divina Comedia, este año el grupo de artistas Des Interes se ha encargado de una escenografia inspirada por la obra decadentista A Contrapelo de Joris-Karl Huysmans. Llegue a la sala el viernes en torno a las nueve y media de la noche. Nada indicaba que fuera a celebrarse un festival en el numero 53 de la calle Sorgo, donde apenas habia un cartel junto a una puerta desvencijada. Tras atravesar un patio bastante cutre, te encontrabas con una segunda puerta teniendo la sensacion de que iban a pedirte una contrasena para dejarte entrar. Tras superar un pequeno tramite para la compra de la entrada, entrabas por fin en una nave pequena, con un aforo lejos de estar completo, sobre cuyo escenario ya se encontraba cantando la canadiense Ora Cogan, unicamente acompanada por su guitarra, pero con la suficiente presencia como para que no echaramos en falta mas instrumentacion. La joven cantaba temas poperos de caracter intimista con una voz que recordaba mucho a la de My Brightest Diamond. Se despidio tocando una cancion junto a dos de los componentes del grupo tejano Balmorhea, que tocaban justo a continuacion. Balmorhea eran probablemente los mas esperados de la noche. Un grupo numeroso cuya particularidad consiste en contar entre sus miembros con una violoncellista, un contrabajista y una violinista. Hacen postrock instrumental, aunque a veces dejen sonar sus voces en plan coral. En general sus temas eran muy tranquilitos, por lo que destacaban las subidas ocasionales, que el publico acogia con entusiasmo. Me gustaron aunque de a ratos me resultaron un poco sosos. Les siguieron los Icy Demons, un cuarteto de Chicago que nos hizo bailar desde el primer momento, gracias a esa mezcla explosiva de ritmos brasilenos, con funky y hip-hop. Contaban con dos teclistas, un bateria y un cantante muy simpatico que empezo su actuacion cantando entre el publico y que despues de a ratos nos tocaba tambien el contrabajo. En torno a la medianoche salio al escenario el duo espanol Lineas Albies, cuya cantante y teclista parecia un calco de la China Patino y que al igual que Cycle hacen musica electro, pero del malo. Me parecio tan patetico escucharles cantar su Fucking USA, despues de haber visto a dos buenos grupos norteamericanos, que decidi que era buen momento para marcharse. El segundo dia del festival habia aun menos asistentes que durante el anterior. Cuando entre en la sala a eso de las ocho y media, me encontre sobre el escenario al trio Tubular Balls, haciendo noise. No es un tipo de musica que entienda, pero no me parecieron mal. Tras ellos, las britanicas Ray Rumours, acompanadas por unos amigos madrilenos para la presentacion de sus canciones poperas y alegres. La cantante, que hablaba espanol, logro ganarse la simpatia del publico, que paso un buen rato escuchando un pop sin grandes complicaciones. Sin duda, lo que mas destacaria de ese dia fue la actuacion de los noruego-irlandeses Thinguma Jigsaw, un duo de lo mas peculiar que no solo prefirio tocar entre el publico, sino que prescindio de altavoces haciendo un concierto autenticamente acustico. Los focos del escenario fueron sustituidos por otros diminutos, con los que uno de los tecnicos de la sala se curro los efectos manualmente. El cantante, Seth Buncombe, cantaba con voz temblorosa al tiempo que tocaba el banjo y la jovencita Martha Redivivus tocaba la sierra, la flauta y la melodica. Los dos en todo momento muy solemnes e intepretando temas muy oscuros algo asi como We are Doomed, We love Death, Jack the Stripper pero siempre con humor y logrando un sonido muy peculiar. Los siguientes en subir al escenario fueron el trio portugues Gala Drop, compuesto por dos teclistas y un bateria. Nos ofrecieron un concierto con pop psicodelico y bastante original. Destacaria el trabajo del bateria, aunque la musica se me hizo algo monotona. Finalmente, el trio madrileno Rosvita, los mas caneros del festival, con un rock muy guitarrero al ritmo frenetico que marcaba el bateria. Tras los conciertos del segundo dia del festival aun habia mas. una sesion de Djs que duraba hasta las seis de la manana. Asi se cerraba un evento que me ha dejado muy buen sabor de boca tanto por lo variado de la propuesta, como por la calidad de los grupos y las ganas que le han puesto los organizadores, que se lo han currado pese a la falta de medios, consiguiendo que los grupos estuvieran comodos y que sonaran muy bien. No hay duda de que si hay una tercera edicion, estare alli para verla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.