ANTONY AND THE JOHNSONS

Antony, como estaba previsto, emociono en la capital

No nos enganemos. Antony Hegarty jugaba sobre seguro en Madrid. Entradas agotadas hace semanas para un artista que ha dejado el circulo underground para codearse con la gente mas in por alli anduvieron de nuevo los hermanos Almodovar y un publico mucho mas variado que los que hace cuatro años pudimos descubrirle en un memorable concierto en el Teatro Calderon y que hace dos años y medio disfrutamos de lo lindo con el espectaculo Turning. Por eso, no es de extranar que ANTONY AND THE JOHNSONS se llevaran un merecido reconocimiento tras cerca de dos horas de actuacion, en el mejor de los entornos posibles para disfrutar de su musica. Un servidor tenia muchas ganas de ver como sonaban en directo las canciones del reciente The Crying Light,que sin suponer una revolucion en su carrera, si que ha servido para dar un golpe en la mesa para acallar a aquellos que le esperaban con el cuchillo entre la boca debido al colosal exito de I Am A Bird Now. Sus conciertos suelen tener mucho de performance, y algo asi vivimos como aperitivo, con una bailarina disfrazada y bailando sobre unas bases medio electronicas medio tribales. Quizas demasiado largo, pero que sirvio para acrecentar el interes por el musico ingles afincado en New York. Con oscuridad casi total y con los acordes de la cara b, Where Is My Power, salieron cerca de las nueve y media de la noche Antony y los seis musicos que le acompanan. Anthony apenas se movio del asiento de su piano en una ocasion durante la extravagante y alargada version de Shake That Devil lo que hizo del instrumento, su muralla particular con un publico deseoso de aplaudir al minimo guino del artista. Como era de prever, tras haber recorrido el mundo durante cerca de tres años mostrando un repertorio muy parecido, en esta ocasion, la linea argumental de la actuacion la llevaban las nuevas composiciones, hasta ocho sonaron durante la noche, casi todas ellas en la primera parte del concierto, donde solo aparecio For Today I Am A Boy como rescate del pasado. La banda es muy buena y las composiciones crecen en directo. Anthony sigue siendo igual de torpe e inseguro en sus comentarios, algo que pudimos ver al final de la actuacion, con una excesiva rompio el ritmo final del concierto explicacion sobre un tema no previsto inicialmente, Hope Mountain, donde nos explico que habla sobre la vuelta de Jesucristo encarnado en forma de una nina afgana y que acabo derivando en comentarios sobre Obama y su mujer, provocando la carcajada del publico. Por supuesto no faltaron las esperadas I Fell In Love With A Dead Boy, Fistfull Of Love en una nueva version con las cuerdas sustituyendo a los habituales vientos del tema, You Are My Sister o el inevitable Hope Theres Someone como cierre definitivo, con el Palacio puesto en pie aplaudiendo al artista, que minutos antes habia pedido que no le aplaudieran ya que no lo merecia, tras haberse olvidado de una estrofa del tema Cripple And Starfish. Este hecho y el referido speech le quitan la matricula de honor, pero no emborronan en absoluto una actuacion sobresaliente, le pese a quien le pese. Setlist. Where Is My Power,Her Eyes Are Underneath The Ground,Epilepsy Is Dancing,One Dove,For Today I Am A Boy,Kiss My Name,Everglade,Another World,Shake That Devil,The Crying Light,I Fell In Love With A Dead Boy,Fistfull Of Love,You Are My Sister,Twilight,Hope Mountain,Aeon,bis Cripple And Starfish,Hope Theres Someone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.