DEREK SHERINIAN

Molecular Heinosity

Este Derek es uno de los teclistas que llevan en el negocio del Metal y el Rock bastante tiempo, acumulando prestigio en esa tarea ingrata que es la de estar detrás de tal instrumento. Digo ingrata porque habitualmente este es un mundo dedicado al lucimiento de guitarristas y cantantes. En todo caso a bajistas con una presencia escénica importante. O a baterías de sonido espectacular. ¿Pero teclistas? Opcos somos capaces de recordar más de cuatro.

El caso es que Derek Sherinian ha estado un tiempo en una de las bandas de mayor calidad del rock mundial: DREAM THEATER y, pese al lucimiento de todos los instrumentistas, no parece haber cogido manía a ninguno, a tenor del resultado de este trabajo.

Digo esto por aunque el teclado tiene un papel importante en el disco, si no nos dijeran que está protagonizado por tal instrumentista podríamos pensar que se trata de un nuevo CD de STEVE VAI, por ejemplo. Lleno de composiciones agradables, a veces complejas, con bastantes efectos y sin letras, donde las guitarras siguen teniendo un peso fundamental.

Lógicamente, el bueno de Derek se reserva espacios para “liarla” con el teclado, pero no al estilo JOHN LORD, sino de manera más sutil, proporcionando apoyos y ambientaciones que se antojan necesarias.

Para el disco ha contado con Virgil Donati a la batería (ex Steve Vai y PLANET X, compartida con el propio Derek y el gran Tony Mc Alpine); Zakk Wilde (BLACK LABEL SOCIETY), quien es el único que mete voces en el último tema y Tony Franklin (quien ha tocado con Jimmy Page y Paul Rodgers en THE FIRM, Davis Gilmour, Glenn Hughes, Don Dokken… y cuyo bajo es todo un alarde de técnica).

Con esa plantilla, el resultado era de prever: un disco técnicamente asombroso, lleno de vericuetos que rozan el prog y, sin embargo, bastante fácil de escuchar. Casi completamente instrumental, hay que encontrar el momento preciso para que te apetezca sumergirte en el mundo de este hombre, pero una vez hecho, la verdad es que es de esos discos cuya escucha produce placer de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.