LA FUGA EL MURO DE BERLiN THE NOISES

La Fuga vuelve a congregar a su publico en el Palacio por 2

Nos acercamos el sabado al Palacio de los Deportes al concierto de La Fuga, que en esta ocasion se presentaban como acto principal, gancho, o padrinos en la final de un concurso de grupos principiantes maqueteros, noveles, como querais llamarlos patrocinada por una conocida marca de whisky de Tennessee. Esta es la cuarta edicion de este concurso, y en años anteriores los grupos elegidos como padrinos fueron Pignoise, Pereza y Despistaos, para que nos hagamos una idea. Al sol y con mucho calor, 3 largas colas de personas, mayoritariamente chicas muy jovenes esperaban la apertura de puertas. Dentro del lugar la presencia de la marca patrocinadora era mas que evidente, quizas excesiva. carteles, telones, un gran globo esferico en las alturas, 2 pantallas gigantes a los lados con imagenes y videos, empleados vendiendo con mochilas mezcla de whisky y refresco de cola. Parecia mas un acto promocional que un concierto simplemente patrocinado, aunque esta practica sea cada vez mas comun en Espana. A las 8 y cuarto de la tarde, con la gente que esperaba ya dentro, pero faltando aun mucha gente para llenar el espacio a todas luces excesivo para este concierto del Palacio de los Deportes, salio el presentador a anunciar el primer grupo, ataviado, claro esta, con sombrero de cowboy y camiseta promocional y mencionando cada dos palabras la marca. El grupo que tuvo la tarea de arrancar el concierto fueron los madrilenos The Noises. Una luz excesiva, blanca y bastante plana, y la falta de publico y de apoyo a pesar de ser los participantes que jugaban en casa en esta final, no acompanaron bien la actuacion de este grupo al que claramente el escenario y la cantidad de audiencia le venia aun algo grande, ademas de no tener mucho que ver con el estilo de La Fuga, lo que sin duda jugo en contra de cara a ganar adeptos entre un publico que habia venido a ver a esa banda y no a un grupo con canciones en ingles, y un rollo mas indie como era The Noises, que a pesar de todo, dentro de su estilo lo hacen bastante bien. Estaticos y algo sosos quizas nerviosos, muy cerrados en ellos y en hacer el show mas que en conectar con el publico, tocaron su media hora de rigor, 7 canciones, y acabaron sin animar demasiado al publico. A posteriori hemos sabido que estos han sido los ganadores del concurso. Durante el cambio de instrumentos aparecio de nuevo el presentador para hacer una animacion de mas de cuarto de hora, con preguntas y regalos promocionales, acompanados de mas promocion, hasta llegar a cansar a gran parte del publico. A las 9 salio la segunda banda, los zaragozanos El Muro de Berlin. Habia seguido llegando gente, asi que esta banda ya disfruto de una cantidad mayor de publico, ademas de unas luces mas coloridas y variadas, que hicieron su actuacion mas espectacular. El Muro de Berlin ofrecio una puesta en escena algo mas preparada y cuidada, y mas comodidad y experiencia en un escenario tan grande, teniendo en cuenta que tenian que mover y animar a una cantidad de gente a la que no suelen estar acostumbrados los grupos noveles. Cada uno de los musicos tenia una estetica distinta, con lo que cada uno parecia representar un papel. Por encima de todos estaba sin duda Grillo, el cantante, que mas alla de su voz, estetica y forma de cantar, todo demasiado evidentemente deudor del estilo Pereza, supo moverse por el escenario, haciendo su papel de frontman, animando al publico. Sin duda de las dos bandas, estos fueron los que demostraron mas ganas de ganar el concurso, a pesar de que al final no hayan sido los ganadores. Su actuacion, al igual que la de los primeros, duro media hora y tuvo 7 canciones. Nuevo cambio de instrumentos para preparar el escenario para la banda principal. Ahora se podia ver en todo su esplendor la decoracion. unos telones a los lados y detras, en apariencia sencillos, pero muy resultones, que mostraban unos edificios antiguos de piedra gastados, en blanco y negro, con cierta perspectiva. Tambien estaban las dos pantallas gigantes de los laterales del escenario, que hicieron el concierto mas facil de ver, ya que mostraban todo el tiempo primeros planos del grupo que tocaba, a 3 camaras y con un buen montaje. A las 22 horas casi puntuales, empezo el concierto de La Fuga. Esta banda cantabra llego hace ya mas de 10 años a llenar el hueco de Platero y Tu en la escena rock estatal, o si se quiere llegaron como unos Extremoduro mas politicamente correctos, junto a otros grupos como Marea. Practican un rock en castellano sencillo de estructura y poco ambicioso o virtuoso, ideal por su ritmo para bailar saltando, o abrazados a amigos de borrachera, y con unas letras tendentes a la pseudopoesia urbana y al himno de estribillo coreable, cantando a voz en grito con el dedo apuntando al techo. Y eso, sin duda, es lo que hizo principalmente el publico que se congrego en el palacio esa noche. A pesar de no llenarse el aforo ni mucho menos, Al comenzar el concierto la pista inferior presentaba un aspecto casi lleno, sin claros aparentemente, y habia mucha gente en la grada frontal y algo de gente en las gradas laterales. En total, podria haber perfectamente las 7000 personas que comento que eramos Rulo, el cantante, en un momento del concierto. El publico de La Fuga responde bien a cada convocatoria de concierto, teniendo en cuenta que esta es la segunda vez en menos de un año que esta banda toca en Madrid tocaron en septiembre tambien en el Palacio. Muy buen ambiente, gente con ganas de pasarlo bien, grupos de amigos bailando y cantando, con algun momento de verdadera catarsis colectiva, como el momento en que todo el publico, y no solo las primeras filas, bailaron ska en uno de los temas. Al ver eso queda claro que este estilo de musica esta hecho para el directo, es ahi donde termina de entenderse el exito de esta formula que parece tan sencilla y algo limitada si se escucha en un disco. Los cuatro miembros del grupo salieron al escenario con ganas, moviendose por ese inmenso escenario, que se hacia incluso demasiado grande para el tipo de banda que es, obligandoles a estar muy separados entre ellos y a correr de un lado a otro cada poco para intentar aprovechar todo el espacio. Sin duda el que mas se movia era Nando, con su inseparable sombrero, sonriendo y haciendo posturitas mientras ejecutaba sus solos. Rulo, cantante y bajo, tambien se esforzaba en dar lo mejor, con sus pequenos discursos de presentacion de canciones, casi calcados a los que ha dado en conciertos anteriores. El orden de los temas planteo un concierto claramente de menos a mas. Empezaron con temas mas actuales, menos conocidos, de su ultimo disco Asuntos pendientes para ir visitando despues discos anteriores. Hubo un curioso parentesis con una balada tocada por Rulo al piano de cola, momentos instrumentales y solos de guitarra y bateria, y dejaron para el final, a partir de las 11 y media, los temas clasicos de la banda, que todo el mundo conoce, en un par de bises, en el que cayeron Heroina, Buscando en la basura y terminando con Paqui y Palla, con lo que seguro los fans de la banda se quedaron muy contentos con la recta final. Como despedida, al ser uno de los ultimos conciertos de la gira antes de retirarse a preparar su proximo disco, aprovecharon para pedir a los tecnicos que salieran a saludar con ellos a modo de agradecimiento, al ritmo del Hells Bells de AC,DC. En definitiva, un concierto que demostro que el estilo de La Fuga funciona sobre todo en directo, ya que resultan entretenidos y provocan mucha complicidad con el publico. Y tambien se demostro que un exceso de publicidad puede resultar cansino y demasiado obvio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.