MANUEL SEOANES BURNIG KINGDOM

Livin Now

No hay demasiados grupos españoles hoy en dia, que se atrevan con un estilo tan americano como el A.O.R. Sera por eso que cada vez que cae en mis manos un disco asi, me encanta. Ese es el caso del nuevo proyecto en solitario de Manuel Seoane, el joven y virtuoso guitarrista de Ars Amandi. Los musicos que Manuel presento en directo el pasado 16 de mayo, no son exactamente los mismos que han grabado este primer disco. Pero en el CD vamos a encontrar al propio Seoane en la casi totalidad de las guitarras, a su compañero de Ars amandi, Teto Viejo a la bateria, al gran Filtho, que vuelve a firmar un excelente trabajo a los teclados y a una de mis debilidades al bajo, como es Fernando Mainer (para mi, de los mejores bajistas que existen). Y a las voces esta Dagarod. Todo un descubrimiento para mi, con un timbre de voz muy americano, pero personal. Suave, agudo y potente cuando hay que serlo. Una voz que convence a la primera y que pega de maravilla en los nueve cortes que nos presenta Seoane. En Livinn now, vamos a encontrar melodias envolventes de puro Hard Rock, al estilo de grupos como Warrant, Mr. Big, Poison o Danger Danger. Con coros pegadizos, y las elegantes guitarras de Manuel en primer plano en casi todas las canciones. Ya desde la pegadiza y alegre Livinnow que abre el disco, apetece escucharlo de tiron, con temazos como Big bang, Rock on the radio, o la instrumental Walking alone, donde Manuel demuestra sus grandes cualidades con las guitarras. Este trabajo cuenta con un experimentado productor, como es V.M. Arias, que ademas de componer el tema Big bang, ha metido coros y el solo de guitarra de Sexy song, tema tambien instrumental. Vanessa grande se ha encargado de grabar los teclados de Rock Formosa, quiza una de las que mas me ha gustado, por sus melodias y sus coros y por su alegre ritmo. Livinn now se cierra con una tierna balada titulada Slip away, con Dagarod derramando sentimiento con su voz, acompañado solamente por una guitarra acustica y una atmosfera de teclado. Quien critico alguna vez que una balada no es forma de acabar un disco? Si la balada es buena (y esta lo es), es una manera genial de rubricar un trabajo bien hecho. Nos encontramos ante un disco ideal para llevar puesto en el coche y disfrutar de la carretera. Un disco que si peca de algo, es de tener corta duracion, con tan solo 9 cortes que apenas pasa de los 40 minutos. Al acabar de escuchar este disco descubres que mas de una cancion se te ha grabado en la cabeza y no puedes parar de tararearlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.