GERAINT WATKINS

La ocasion para recuperar la fe en la musica en directo

Noche de aniversarios en el Sol, efemerides de dos de los establecimientos que mas dignifican la ciudad de Madrid, La Via Lactea y RadioCity discos, lugares que todo hombre de bien debe conocer y donde debe peregrinar con el habito y frecuencia que su salud y el estado de sus cuentas le permitan. Para celebrar musicalmente tan magna fecha el elegido ha sido el gales Geraint Watkins. No voy a pecar de sabihondo, si hace cosa de un año nos preguntan al aforo si conociamos a este cincuenton los resultados serian desoladores, fuimos muchos los que descubrimos su voz y luego su trayectoria despues del ultimo concierto de Nick Lowe en la Riviera donde el canoso le brindo cantar Only a rose. A partir de ese momento hemos ido ejerciendo de arqueologos musicales y descubriendo que el tio Geraint lleva desde los 70 currando en esto de la musica como un descosido, surgiendo entre pintas de cerveza, dedicandose con amor al sonido cajun y forjandose una reputacion como musico de sesion para, sobre todo, el mentado Nick Lowe y Van Morrison. Ya podria el simpatico Leon de Belfast tomar buena nota de los 2 ultimos y excelentes discos de Watkins Dial W for Watkins e In a bad mood y reformular los mas que mediocres trabajos que nos esta regalando en la ultima decada. El sonido Watkins, tan pleno de honradez como de finura, destila entre estos titanes con sus escarceos por ambientes jazz, trazas rb, un poquito de raiz surena, un mucho de clasicismo y una voz agradablemente personal y tabernaria. Pero si en formato estudio nos tenia el gales de su lado ya de antemano, su actuacion en directo vino a ganarnos como admiradores, amigos, siervos y esclavos. Parapetado excelentemente por la banda de apoyo de Nick Lowe, con Robert Treherne a la bateria, Matt Radford al contrabajo y Martin Winning al saxo y clarinete, se dio el paso siguiente hacia la excelencia musical. Una absoluta reivindicacion del papel del musico de sesion, esa figura fuera de foco capaz de crear atmosferas como pocos, esa suerte de arquitecto municipal decimononico, creador honrado, talentoso y capacitado, trabajador intachable y padre ejemplar que lo deja todo en casa. Discurrio la mayoria del repertorio por un repaso de los ultimos trabajos comentados lineas arriba, comenzando con Two Rocks e hilvanando medios tiempos con piezas mas aceleradas todas con sabor anejo pero bien limpio y desempolvado. Intensos momentos los vividos con Fools like me, Chagrin y un tour de force que hizo conectar su version de Heroes and villains, la mencionada Only a rose, Johnny B. Goode y Bona sera, signorina con un extasis de piano y una entrega a los vientos estremecedores. Si usted esta harto de aguantar a grupos de ninatos que parece que no saben ni tocar un instrumento y suenan a gato desollado, si esta ya de vuelta de hypes sin sentido, de imitadores de chichinabo, de enganchados a la pose mas tonta, si, como yo, esta hasta el gorro de aguantar bobadas en un escenario, deberia haber pasado el sabado por El Sol y ver como suena el corazon de su ciudad, podria haber abandonado la apostasia y hasta refundar su fe en la musica en vivo, esa que hace que no tengas ni que conocer las canciones que estan sonando. El valor absoluto de un directo, amigo, lo que mueve tus entranas. Humo y alcohol. Sabados como este.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.