ROGER MCGUINN

Recuperado el contacto con los cowboys del espacio

AC,DC es probablemente el grupo mas sobrevalorado de la historia de la musica popular. Muy bien, ahora que he conseguido captar su atencion y ya ven lo poco que se de musica moderna pueden seguirme por aqui y les explicare que tal estuvo el concierto de Roger McGuinn la noche del pasado viernes 5. Competir con los australianos, su circo de rockandroll y su publico tan asi desde luego no era un buen augur, sin embargo Jim consiguio una decente entrada en la Joy, un auditorio con una media de edad bien alta y una entrega en consonancia. Todos lo saben pero lo reitero, Roger McGuinn es el alma y espina dorsal del mejor grupo de la historia del pop, The Byrds. Con todo, la carrera post Byrds de Roger McGuinn ha pasado ciertamente inadvertida salvo el excelente Cardiff Rose y, en los 90, Back from Rio. En la ultima decada y merced a las nuevas tecnologias el Pajaro esta recuperando el cancionero country folk y todo lo relacionado con las raices y dandoselo a sus fans gratuitamente cancion a cancion. Una tarea de amor y didactica que ha recopilado ya en varios discos, estos, junto con varios dvds de indole tecnico-guitarrero, son sus ultimas aportaciones a la industria de la musica. Para esta unica cita en Spain McGuinn llego unicamente acompanado de su guitarra acustica y de su Rickenbacker de 12 cuerdas, una a cada lado de su silla junto a dos tiestos como todo estilismo. Escasa decoracion pero, para que necesitamos mas Empezo la cosa oyendose desde bambalinas los primeros acordes de Chimes of freedom, McGuinn entra en escena y a la primera version de Dylan siguio Mr.Spaceman, la cosa empezaba en alto, de ahi paso Roger a sentarse oigan, que tiene 66 años y desglosar un repertorio que se centro en su mayoria en grandes exitos de los Byrds, poco quedo de cualquier greatest hits en el tintero. las versiones dylanianas al que hicieron grande. The times theyre a-changing con titubeo inicial, Mr. Tambourine man o My back pages, todos los exitos de los Byrds contando una historia en primera persona en la que aparecian Gram Parsons, Gene Clark o David Crosby para explicar el viaje desde el folk purista a la mezcla con el influjo beatle con explicacion tecnica para llegar a inventar el country rock. Los recuerdos a Woody Guthrie o Pete Seeger pasaron por la recuperacion de por supuesto Turn, turn, turn y una excelsa e intenta Bells of Rhymney. Los exitos via Nashville You aint going nowhere Dylan again o Drug Store Truck Drivin Man se cruzaron con piezas eternas como So you want to be a rock and roll star, Ballad of Easy Rider o Eight miles high, con mencion expresa a John Coltrane, Ravi Shankar y Andres Segovia, con semejante exhibicion instrumental a la guitarra concluyo el set principal. Volvio con 3 temas para cerrar la noche, el permanente recuerdo al genio de Gene Clark, Ill feel a whole lot better y Turn, turn, turn antes de terminar sentado la velada en una precisa hora y cuarto. Un repertorio calcado del que plasmo en su actuacion del Azkena de hace unos anos, una voz que sin ser la que era aun es capaz de llegar a casi todos los sitios donde estuvo alguna y unos dedos en la guitarra que tienen aun mas rapidez que antes. McGuinn sigue estando en posesion de algo magico, la capacidad de estremecer con el primer acorde. Cada nota, cada sonido que saltaba al aire era de una evocacion inmediata. Muchos minutos para la nostalgia, lo se, autorrevision en exceso, probablemente, actitud de dinosaurio del rock, quizas, pero es que estamos hablando del cantante de los Byrds, no hay licencia mayor, y, amigo, si los Byrds a usted no le cambiaron la vida no estamos hablando del mismo juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.