KILLING TOUCH

One of a Kind

Desde que hace poco mas de un año Michele Luppi abandonara VISION DIVINE, despues de que lo hubiera hecho Andrea Torricini (que colabora en este disco), nuevos proyectos se abrian ante el musico italiano. La necesidad de dar rienda suelta a sus dotes de compositor y a liberar la cantidad de musica que tenia en su cabeza, le ha llevado a editar este disco, compendio de diferentes ideas expresadas en general con un virtuosismo bestial y con una eficacia a veces discutible. La verdad es que las dotes como cantante de Luppi quedan fuera de duda a la escucha del primer tema y se confirman en todo el CD. Sencillamente magnifico, con agudos imposibles y matices de diferentes tesituras que parecen buscar en todo su amplio abanico de recursos para estar a un nivel altisimo. En cuanto a las composiciones, se mueve entre varias aguas, partiendo siempre del Hard Melodico, pero adentrandose en pasajes de caracter mas Power, otros de aires progresivos y otros descaradamente Heavy. El resultado es en general muy convincente, si bien hay momentos en los que el lucimiento del bueno de Luppi, que ejerce de teclista y pianista, resultan cargantes. Es sin duda el caso de los ocho minutos de piano de Still Walking, que se hacen bastante asperos. Sin embargo, el resto del disco resulta notorio, entretenido y admirable en alguna de sus ejecuciones, como la rapidisima Danger Zone, donde las reminiscencias Power brillan en toda su altura o la que abre el CD, con un toque mas progresivo, pero realmente potente. En definitiva, un disco para escuchar con la mente abierta, atento a los cambios de melodias y ritmos, disfrutando de pasajes vocales a menudo impresionantes y al que es posible que le sobre el citado tema del piano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.