BURT BACHARACH

Broche de oro a los Veranos de la Villa

Todo un mes hablando sobre la muerte del Rey del Pop, Michael Jackson, cuando resulta que el legitimo portador de dicho titulo sigue vivo y coleando, con ochenta y un años y una energia a prueba de los achaques habituales cuando se llega a dicha edad. Se llama BURT BACHARACH y las dos mil personas que nos congregamos en el escenario Puerta del angel entre las que estaban gente tan dispar como la ministra de cultura, angeles Gonzalez-Sinde, Gabino Diego, Santiago Segura, Paco Clavel o Alejo Stivel, como colofon a una magnifica edicion de los Veranos de la Villa, no creo que olvidemos nunca la leccion magistral que nos ofrecio. Es posible que muchos hayan oido sus canciones, sin conocer la autoria real de las mismas, pero lo que esta claro es que durante las cerca de dos horas que duro su actuacion, hizo un repaso a sus cincuenta años de carrera, que a fin de cuentas es el recorrido que tiene la musica popular, tal y como la conocemos. Rodeado de diez musicos, aparecio con chaqueta, vaqueros y zapatillas de deporte con calcetines blancos. Solo el se puede permitir esa imagen y salir victorioso del envite. Una pequena introduccion con What The World Needs Now y toma el microfono para anunciar con orgullo y sin arrogancia, que todas las canciones de la noche, estaban compuestas por el pianista, es decir, por el, para acto seguido arrancar con el primero de los medleys de la noche, fusionando de golpe y sin descanso Dont Make Me Over, Walk On By, This Guys In Love With You, I Say A Little Prayer, Trains, Boats Planes, Whisin Hopin y Theres Always Something There To Remind Me. Casi nada. Nos gano en apenas un cuarto de hora, con un gran sonido y con una gran banda, aunque por momentos el sintetizador, mato alguna de las composiciones, pensadas para ser interpretadas por una orquesta. En cualquier caso, sus tres cantantes, Josie James, John Pagano y Donna Taylor, cumplieron con su cometido y disfrutaron de sus momentos de gloria con compasiones como Anyone Who Had A Heart, Make It Easy On Yourself o Go Ask Shakespeare con bromas sobre su colaborador, Dr. Dre, famoso productor de hip-hop, que en realidad no es un doctor y que no ira a verle si me pongo malo, aunque quizas fuera la parte menos emocionante de la actuacion. Eso si, cuando ataco el medley con sus exitos de canciones para el cine, aquello fue para que lo hubiera repetido una y otra vez. The Book Of Love, Whats New Pussycat, The Man Who Shot Liberty Balance y sobre todo, cuando entono Raindrops Keep Fallin On My Head y Alfie con su quebrada pero emocionante voz, arranco los mayores aplausos de la noche. Con Thats What Friends Are For agradecio a toda su banda que salieran con el por el mundo a realizar estos conciertos el de Madrid era el ultimo de la gira europea, y se permitio dedicar Baby Its You, cancion grabada por The Beatles, al Real Madrid, el mejor equipo de futbol del mundo. Y para acabar el concierto, la misma cancion con la que se abrio, What The World Needs Now, momento en el que se levanta y desaparece, entre los aplausos merecidos ante la demostracion de clase desplegada. Y el genio, nos concede un ultimo regalo, una version alargada del Raindrops Keep Fallin On My Head, que sacia la necesidad del publico de cantar junto a uno de los mejores orfebres musicales de la ultima mitad de siglo. Una ocasion que se antoja irrepetible y que guardaremos para siempre en el corazon, maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.