SLIPKNOT MACHINE HEAD

bandas arrollaron con sus propuestas de metal brutal a la americana

Antes de nada, quiero aclarar los motivos y dar mis disculpas por no disponer de fotos de Machine Head. Una confusion por mi parte me hizo como me consta que a unos cuantos mas ir al lugar donde se habia dicho en principio que iban a tocar auditorio Juan Carlos I en lugar de al lugar a donde habian trasladado el concierto, por lo que, entre darme cuenta e ir hasta el Palacio de los Deportes, no llegue a tiempo para entrar en el foso en las 3 primeras canciones de Machine Head. A pesar de todo pude ver mas de la mitad del concierto de Machine Head y hacerme una idea general de su actuacion. Bien, aclarado esto, pasemos al concierto en si. Llegue a las 21 de la noche y pude ver un Palacio de los Deportes bastante vacio, teniendo en cuenta que se habia retirado la grada frontal al escenario, dejando mas espacio en pista, pero no habia casi nadie por detras de la mesa de sonido plantada en el centro de la pista, y tampoco era posible acceder a las gradas laterales, que por tanto estaban vacias. En el escenario, Machine Head descargaban toda su rabia, y su propuesta musical, que mas alla de etiquetas se podria definir por los titulos de dos de los temas que cayeron esa noche. Ten Ton Hammer Martillo de 10 toneladas o Bulldozer. Arrasadores, incansables, atronaban al publico con un sonido distorsionado, pesado y sin concesiones a la melodia lo comun en gran parte de la escena estadounidense pero dentro de esto sonando mas que correctos. No necesitaron muchos efectos especiales, juegos de luces, disfraces o plataformas moviles para entretener a su publico, solo cuatro tipos sobre el escenario con ganas de meter tralla. Por lo que pude saber, antes habian tocado Imperium para arrancar, Ten Ton Hammer, Beautiful Mourning, Struck a Nerve, y despues atacaron uno tras otro el mencionado Bulldozer, Halo y cerraron con Davidian, su tema estandarte. Rob Flynn, lider indiscutible, estuvo bastante comunicativo con el publico, que le respondio con una batalla campal tambien lo suelen llamar pogo frente al escenario. A pesar de no tocar demasiado tiempo, el corto setlist dejo bastante satisfechos a sus fans. Media hora despues de terminar Machine Head durante el descanso la seguridad se dedico a regar con botellas de agua las primeras filas del publico, hacia las 22.10 arrancaba el concierto principal, el de la banda Slipknot. Ahora si se desplegaba sobre el escenario toda la parafernalia propia de esta banda. una completa bateria dorada, dos plataformas a los lados, elevables y giratorias, con sendos sets de percusiones grandes tambores y lo que parecen barriles de cerveza metalicos, y una de ellas con una pequena camara y una pantalla que mostraba lo que enfocaba esa camara y que dio juego durante el concierto, una mesa de dj y otra para samplers, y unos telones con el nombre del grupo y su iconica S tribal. Uno tras otro salieron a escena los 8 sociopatas de Iowa. Y no, no me he equivocado con el numero. En esta actuacion solo tocarian 8 de los 9 miembros de Slipknot. Solo la mascara con la larga nariz en la cabeza de un maniqui recordaba sobre el set de percusiones a Chris, ya que numero 3 no aparecio en escena, debido a que, como explico tras la 4 cancion el cantante, tuvo que volverse por motivos personales a EE.UU. por la muerte de un familiar. Por tanto en esta ocasion las percusiones marca de la casa sonaron algo menos variadas, y hubo algo menos del espectaculo cafre que suelen dar los percusionistas en escena. Tengo que reconocer que siento debilidad por la propuesta escenica y estetica de estos americanos. Mas alla de su musica no hay duda de que dan un espectaculo completo, que no deja un momento de proponer estimulos visuales para mantener atento al publico mirando al escenario. Ademas con el tiempo han cambiado y refinado todo lo que conlleva el personaje que representa cada miembro de la banda. Las mascaras son mas sutiles y abstractas pero igual de inquietantes, han dejado atras los monos uniformados para diferenciarse levemente cada uno por su ropa, y ademas cada uno se comporta de una forma totalmente distinta, supongo que llevando al extremo su personalidad. No hay nada como sentir desde la primera fila la mirada perdida hacia abajo de Corey 8 Taylor parado de pie sobre una plataforma al borde del escenario mientras arrancaba el primer tema, la mirada de odio tras la mascara de Mick 7 Thompson, o ver lo que puede llegar a desfasar Sid 0 Wilson cuando no esta tras los vinilos, moviendose por el escenario, dramatizando las canciones, provocando a sus companeros o colgandose como un mono de las plataformas elevadas. Cada miembro hace bien su papel para crear en conjunto un buen circo. Y ademas, en lo que importa, que es la musica, lo hacen muy bien. Su primer album era puro nu metal, para bien o para mal, con mucho mas scratching, muchas mas voces rapeadas. pero con el tiempo su estilo ha ido madurando, y se ha ido haciendo mas variado, cogiendo influencias del thrash, del metal europeo, y ahora suenan mas entretenidos, sin perder con ello la rabia inicial propia de su musica, que tambien expresan con sus letras. A pesar de todo, y teniendo en cuenta que en esta gira celebran los 10 años de la banda, el setlist que tocaron demuestra que no reniegan de sus comienzos, ni consideran superada la musica de sus primeros discos. De hecho, el concierto arranco tras la intro con los 4 primeros temas de su LP homonimo. 742617000027, sic, Eyeless y Wait and Bleed. Despues ya fueron alternando temas de sus siguientes albumes, incluyendo su ultimo trabajo All Hope is Gone con trallazos como Psychosocial o Duality, ambos con el publico entregado, coreando los estribillos, animados por Corey. Se fueron a descansar un rato hacia las 23.10 tras tocar el arrasador People Shit. En el bis tocaron primero Surfacing y para terminar echaron el resto en una Spit it Out que incluyo la peticion de que todo el publico se agachara en el suelo para saltar luego al grito de Jump the fuck up, y con el solo de bateria de Joey, que incluye que la bateria se ponga en vertical de cara al publico sobre una plataforma, al mismo tiempo que gira como una ruleta. Todo un fin de fiesta que no deja de sorprender a pesar de ya no ser tanta sorpresa. A las 23.30, y con el fondo de Til We Die, el concierto acababa. Espectaculares, maduros y en muy buena forma, Slipknot no defraudo al quizas escaso publico pero peleon, teniendo en cuenta los pogos monumentales, que se acerco hasta el Palacio de los Deportes a sudar y disfrutar tanto de ellos como de los igualmente bestiales Machine Head.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.