ROBERTO FONSECA Y TEMPERAMENTO

Tremendo swing

Estar en Cuba es estar envuelto por la musica. la oyes, la ves, la vives, se te mete dentroy hasta la sudas. literalmente, sale por los poros. La gente se levanta y se acuesta con ella y en cualquier parte, a cualquier hora, puedes disfrutar de una actuacion sorprendente e irrepetible, ya sea de un joven conjunto en una gran ciudad como La Habana o de un viejo cantautor en un pequeno pueblo como Vinales. Y todos los estilos tienen cabida en la musica de los cubanos, un pueblo acostumbrado desde siempre a las mezclas y las fusiones que combina las influencias de raiz africana con los ritmos propios del Caribe incorporando con acierto y sin complejos elementos procedentes del jazz, el rock o el funky entre otros muchos. Ademas, cuentan con una cantidad innumerable de locales donde contemplar actuaciones programadas o improvisadas que merecen ser visitados degustando su variedad. Si se tiene ocasion se debe acudir a todos los que uno pueda, y si ademas se tiene la suerte mejor dicho, el privilegio de tener una amiga como la actriz cubana Claudia Rojas que nos haga de guia por los mejores clubes y entre los mejores artistas actuales de La Habana se puede estar seguro de disfrutar de momentos inolvidables. En este caso, sentados y en primera fila, fuimos de los 40 o 50 afortunados que presenciamos probablemente uno de los mejores espectaculos que se ofrecian en la ciudad esa noche. Un local clasico y correcto que no llego a llenarse del todo pero con un publico animado que iba cambiando y entre el que se encontraban otros artistas locales incluso algun paisano, como el actor Nacho Vidal. Sobre el escenario, una clasica formacion de cuarteto de jazz dispuesta en rombo que se articula entorno al pianista Roberto Fonseca, sentado a la izquierda, y que se completa con Omar Gonzalez al fondo, manejando con soltura un contrabajo muy llamativo por lo minimalista de sus proporciones y diseno en oposicion a los habitualmente usados en el jazz clasico, los de madera y gran volumen, Ramses Rodriguez asombrandonos a la bateria, situado en la derecha y de frente al piano, y rivalizando con este en desenvoltura, ritmo y buen humor, para nuestro mayor goce y Javier Zalba al frente, una completisima seccion de vientos en si mismo que alterno los saxos con la flauta y el clarinete, y que desde 1997 lleva adelante el grupo Temperamento junto a Roberto. Este pianista, hijo y hermano de musicos, que con poco mas de treinta años lleva casi veinte subiendose a los escenarios y ha acompanado a gente como George Benson o Buena Vista Social Club, demuestra sobre el escenario una solida formacion y una capacidad poco habitual para hacer volar la imaginacion, a la vez que nos mueve yendo de los ritmos con mas swing al funky mas vibrante o haciendo sonar su piano Kurzweil como toda una banda con solo la habilidad de sus dos manos. Nada mas lejano al concepto que algunos mantienen sobre el jazz, tachandolo de aburrido o dificil de entender, que la propuesta creativa de estos grandes musicos que merecen mayor reconocimiento del que ya tienen a nivel internacional. Absolutamente recomendables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.