DEBORAH COLEMAN

Buen concierto de Deborah

No deja de sorprendernos como una artista del calado de D.Coleman 3-10-1956 que lleva tocando la guitarra desde los 8 anos, y desde los 15 en diferentes bandas como bajista, hasta que escucho a Hendrix y volvio a rescatar la guitarra para no desprenderse de ella, haber compartido escenario con figuras de primera actuando en grandes festivales de jazz y Blues del mundo como el Fountain del 98, San Francisco del 99, Ann Arbor del 00, entre muchos otros, llega a Madrid y seencuentra en una sala con.muy muy pocas personas..Y si, ya sabemos que el deporte rey mueve montanas y resto publico jugaban el Madrid y el Atleti. Tambien sabemos que ultimamente hay muchos conciertos lo cual nos satisface y que estos valen un pastizal, y hay que seleccionar, pues las cosas no estan como para tirar cohetes, pero joder Esto ya es demasiado triste. Aun asi, a pesar de todo, Deborah no se amilano y acompanada por guitarra, bajo y bateria, nos ofrecio todo un recital de magnificas composiciones, intercalando piezas de sus primeros trabajos como Livin on love perteneciente a su disco homonimo de 2001, con la que abria la velada, On the hunt del 98 con otras mas o menos actuales como I, a woman, GAT goes around o If you love me like you say, todas ellas del Soft Place To Fall del año 2000, y donde demuestra claramente sus influencias de los maestros de la guitarra negra en el Blues de raices como Freddie king, Albert Colling, Buddy Guy o Larry carlton, y otras como Riverwild del 2004, donde plasma la vertiente del Blues psicodelico con influencias de hendrix, o el jump Blues de la marchosa I believe del 2002, con una entrada de bajo marcando el paso, dentro de su metro cuadrado del que no se movio en toda la actuacion, y una bateria contundente y precisa, nos elevaron los pies del suelo y nos transportaron al cielo con Heavens got the Blues gracias a una energica propuesta, en la que la guitarra expresa lo que las palabras no pueden, dentro de su estilo denominado como modern electric Blues y al que Deborah es capaz de encontrar el punto G, y transmitirnos muy buenas vibraciones. Esperemos que la proxima vez que nos visite, acuda algo mas de publico, os aseguro que merece la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.