MISSISSIPI MUDSHARKS

Los tiburones del lodo empantanan el wurli

Que bonito es descubrir grupos nuevos asi como que no quiere la cosa. Sentir ese cosquilleo casi olvidado que le hizo sentir a uno la primera vez que escucho a Monster Magnet dense cuenta que estamos hablando de grandes cosquilleos. Igual de bonito es imaginar un futuro en las montanas, rodeado de verde, con la prole danzando al son de una vieja guitarra y una armonica. Imaginense que uno de esos pequenos vastagos se acerca y pregunta al padre – Papa, que es eso que tienes en la boca – El padre orgulloso de la inquietud del vastago le respondera – es una armonica hijo – entonces el angel de ojos azules mirara con ojos de rana a la figura paterna y de modo ingenuo pero no carente de inteligencia espetara un Papa que es una armonica Ese padre podria perfectamente coger al nino, llevarle al salon donde se encuentra el tocadiscos y ponerle a la banda que nos ocupa. Y es que la manera en que concibe la musica este grupazo no entiende de excentricidades ni virtuosismos, ni hipocresias ni malabarismos. Son raiz, por que al igual que la explicacion que dan los historiadores de las sociedades del pasado, esta gente, mas inquieta musicalmente que aquellos que escuchan tropicalismos tecnificados, saben quien son, por que saben de donde vienen. No es dificil darse cuenta de que en nuestras manos esta una banda donde los dos lideres Scottie Mad Dog Blinn y Tom Essa no tienen sangre en las venas, tienen el blues. Lo grande del asunto es que ese blues propuesto por los tiburones rezuma oscuridad y suciedad a partes iguales como si su musica surgiese de una caverna llena de barro donde lo unico que puedes hacer es quedarte atrapado. Para que me entiendan, si John Lee Hooker hiciese una banda con australianos afincados en el Missisipi saldria algo parecido a lo que les estoy hablando. El caso es si su trabajo Train rolls on, de 2006, ya era bueno, su ultimo larga duracion, Voodoo Doll es un discazo y asi lo demostraron en una sala con un aforo bastante pobre. Si, es triste que parezca que solo existen los conciertos con resenas en El Pais. Eric Jailhouse Von Herzen. Quedense con ese nombre, pues este senorito ha formado parte de Social Distortion ni mas ni menos. Mr. Jailhouse se puso en medio del escenario con su armonica y dejo a todo el mundo con cara de Que cono esta haciendo este animal De verdad, fue impresionante el recital de este hombre, no hay palabras. En resumidas cuentas, casi veinte años de carretera fueron puestos de manifiesto ante una audiencia reducida que salto, bailo y disfruto con los tiburones del lodo del Missisipi. Esperemos que vengan pronto para volver a demostrar que el blues puede presentarse en diversas formas si es bien entendido, aunque sea lleno de lodo. Pd. Mencion especial a los teloneros Reducers, que con su Punk inmediato arrancaron bastantes aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.