SIDONIE

Noche triunfal en la capital para el trio catalan

A lo largo del concierto en la Joy me vino a la cabeza el recuerdo de la primera vez que vi a SIDONIE en directo, fue en el festival Primavera Sound 2002, en el idilico Poble Espanyol, a media tarde. No les conocia y aparecieron tres macarrillas disfrazados, haciendo mas el payaso que otra cosa, y, aun y con esas, nos lo pasamos genial. Afortunadamente la situacion ha cambiado radicalmente salvo en el resultado, ya que en esta ocasion presenciamos uno de los mejores conciertos de pop-rock nacional que se pueden experimentar en el panorama nacional. Con dos musicos de apoyo y muchas sustancias intrusivas menos, los de Barcelona desgranaron su repertorio, mayoritariamente basado en sus dos ultimos trabajos, con actitud, descaro, ganas y, lo que supone el gran cambio desde sus comienzos, profesionalidad. Empezaron contundentes con Nuestro baile del Viernes y Boheme, ya con un sonido solido sin los tipicos fallos de los ajustes del comienzo del show. No pararon de animar al publico que llenaba la sala, algo totalmente innecesario, ya que desde el principio el auditorio estaba entregado, aunque se noto claramente que muchos de sus seguidores actuales les han conocido gracias a Costa Azul y El incendio, ya que cuando hicieron referencias a sus temas en ingles de los primeros discos se veia hasta alguna cara de sorpresa. Uno de los momentos mas brillantes del concierto fue en el que Marc, con la unica ayuda del teclista, demostro todo su carisma y esa simpatia que es parte fundamental del buen hacer de esta banda en directo, hizo sentar a toda la parroquia en el suelo e interpreto El Giraluna saltando y sentandose entre sus fieles. Intercalaron asi momentos mas melodicos como Sylvia, Por ti y, la que puede ser en la humilde opinion del que escribe, una de las mejores canciones en espanol de los ultimos anos,En mi garganta, con momentos mas movidos, incluso recuperando la psicodelia de sus primeras creaciones, sacando el sitar para interpretar Varanasi. Traca final de puro Rock n Roll con El adios y El Incendio, con un sonido, tirando de topico, como una apisonadora. La recta final fue de menos a mas en intensidad, que no en calidad, altisima en tecnica y emotividad en todo momento, terminando con una version extendida de Sidonie goes to Moog con el que completaron noventa minutos de actuacion que para si quisieran otros elementos del panorama nacional, que no mencionare porque esta cronica seria interminable. Solo anadire otro topico, mas generico esta vez, Sidonie son como el buen vino, mejoran con el paso del tiempo, estando ahora mismo en su mejor momento.o quizas este aun no ha llegado, lo que nos deja con buenas expectativas para el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.