EDITORS

No consiguen estar a la altura del publico madrileno

ultimamente vengo observando en el mundo de la musica en directo un fenomeno, a mi juicio, ciertamente perjudicial para el publico, pero que cada vez se repite con mas frecuencia. el del cambio del recinto inicial de aforo moderado, generalmente una sala por un palacio de deportes o, incluso, un estadio. Y digo que es perjudicial principalmente por dos razones. la primera, que el lugar de celebracion de un concierto puede ser un factor decisivo a la hora de decantarse por la compra de una localidad, produciendose el cambio sin tener en cuenta la opinion del consumidor, y la segunda, porque en la mayoria de los casos el nuevo recinto se queda demasiado grande, redundando muy negativamente en la experiencia de los asistentes. Es el caso del grupo que nos ocupa, cuyo concierto paso de estar programado en la aceptable Riviera a celebrarse en el tan odiado por los melomanos palacio de Vistalegre. Nada mas acceder a su interior, se confirmaron las primeras sospechas. la pista no estaba completamente llena y las gradas habian sido cubiertas con unas lonas blancas para camuflar lo evidente, que el palacio de Vistalegre estaba medio vacio en terminos absolutos. En lo musical, los de Birmingham comenzaron muy energicos y motivados, interpretando An end has a start a la primera de cambio tras la obligatoria In this light and on this evening, tema con el que abrieron la noche y que tambien es el primer corte de su ultimo disco homonimo Kitchenware Records, 2009. Ajeno a la desgracia, la gente respondio muy ilusionada, con saltos, bailes y coros. La noche prometia y lo estabamos pasando bien dentro del marco de frialdad y no conectividad tan caracteristicos de los directos de esta banda. Digo que lo estabamos pasando bien hasta que, inexplicablemente, a la media hora de actuacion y de forma parecida a como pasara en La Riviera el año pasado el sonido hacia el publico desaparece, mientras los musicos, que si se oyen, continuan con la actuacion entre silbidos hasta que alguien les avisa. Se retiran y reanudan el espectaculo a los quince minutos. Lamentablemente, por mucho que el publico madrileno perdonara lo imperdonable le pudieron las ganas sin duda, el resto del concierto estuvo marcado por este pequeno percance, y solo momentos puntuales con Lights, The racing rats, Smokers outside the hospital doors, Papillon o la mismisima Munich inclinaron la balanza hacia sentimientos mas dulces que agrios. Personalmente abandone Vistalegre algo triste, porque no me cabe duda de que los seguidores madrilenos merecen mucho mas por parte de la banda. Solo nos queda esperar que vuelvan pronto y podamos olvidar la mala suerte que acompana a Editors por estos lares. Setlist. In this light and on this evening , An end has a start , Blood , You dont know love , Bones , Bullets , The boxer , Escape the nest , Lights , Eat raw meat Blood drool , The racing rats , Like treasure , Open your arms , Smokers outside the hospital doors , You are fading , Bricks and mortar Bis. Walk the fleet road, Munich , Papillon , Finger in the factories.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.