PURPLE WEEKEND 2009

Equilibrio contenido y diversion

El Purple Weekend es mas que un festival. Es un festival con personalidad, con vida propia, que durante el puente del 6 al 8 de diciembre, se apodera de la ciudad de Leon transformandola en un lugar para la musica que en mi opinion cada vez acepta mas de todo y esa vision integrista se convierte otra mas abierta, mas amplia. Pero no solo de musica se alimentan los asistentes al Purple, la gastronomia de la ciudad las famosas tapas, el frio que este año incluso nos ha respetado, exposiciones, allnighters, mercadillo de ropa, discos y complementos y un recorrido por la multitud de salas que acogen los conciertos y actividades del festival, completan la variada oferta que mantiene ocupados a todos los asistentes desde primeras horas de la manana y durante toda la noche. Este año y ya van 21, el Purple comenzo con un concierto de bienvenida el viernes en el Studio 54, una sala recogida y acogedora donde Los Furiosos del Ritmo fueron los primeros. Los cinco de Granada, de blanco y negro y con gafas de sol, como mandan los canones del RB, cantaron al me quiere-no me quiere e hicieron bailar al publico asistente con temas como. Marcha Funebre o La Tumba del Amor. Con las tablas del escenario ya calientes, a continuacion, los galos Les Bof, nos regalaron autenticos momentos televisivos a cargo del cantante, Laurent Mombel. Ni las mejores pasarelas de moda recogen mejores poses que las del marselles, consiguiendo que todas las camaras se llevasen sin duda, las fotos mas originales del festival. Realmente divertidos, la banda escocesa, que presume de ser la primera y unica banda de habla inglesa que canta en frances, toco tanto temas propios como versiones de canciones tan conocidas como Brand New Cadillac de Vince Taylor. Sabado, segunda jornada de festival. Esta vez, el hall del museo de arte contemporaneo MUSAC, fue ocupado por la musica de estreno de La Cola Jet Set y Tokio Sex Destruccion. La verdad es que el marco que ofrece el MUSAC es inigualable, pero no se puede decir lo mismo de la calidad del sonido que ofrece Aun asi, Felipe Freson y Ana se esforzaron en presentar el ultimo trabajo de La Cola Jet Set. Guitarras y tambores. Antiguos integrantes de Los Fresones Rebeldes, sin duda fue el tema Al amanecer, hit de la antigua formacion, el que arranco las voces de las cerca de 200 personas que alli estabamos. A continuacion, los tambien catalanes Tokio Sex Destruction, presentaron su nuevo disco, The Neighborhood. Convertidos en sexteto por culpa de un saxofonista y un percusionista, el escenario paso del candido pop de La Cola Jet Set, al vigor y energia que desprende R.J Sinclair, cantante de Tokio Sex Destruction, al frente de la banda, consiguiendo que el publico interaccione desde el minuto cero. Aunque los problemas de sonido impidieron disfrutar del grupo y del poder que les caracteriza, no faltaron los saltos espectaculares a los que nos tienen acostumbrados. Se escucharon temas del nuevo disco, mas pausado que los anteriores, pero cuya puesta en el escenario resulta igual de intensa que los anteriores discos. Quiza se echo en falta, alguno de los temas mas conocidos y coreados de la banda. Los Guajes inauguraron este año uno de esos momentos que caracterizan al Purple y que bien merece ser exportado. Lo que los asiduos al festival ya conocen como baile-vermu. En el escenario del Gran Cafe, uno de esos lugares pensados para disfrutar de la cercania del artista, los cuatro amigos de Gijon, ofrecieron su repertorio de canciones de sonido sixties, con muchas ganas de hacer bailar al publico asistente. Tocaron canciones propias de sus dos discos y versiones de clasicos, como Bruno Lomas o Raphael. Sin tiempo para dormir la siesta asi de apretado fue el programa del Festival, a las 17.30h, otro de los escenarios mas carismatico del Purple, el Teatro El Albeitar, recogio el sonido de uno de los instrumentos mas significativos de la psicodelia, el sitar. Esta vez en manos de Baluji Srivastab, artista indio afincado en Londres, que se hace acompanar desde hace algun tiempo por los vallisoletanos Dehra Dun. El ambiente mistico, espiritual del sitar en sabia mezcla con el pop, preparo a los afortunados que completaron el aforo del teatro para la noche. Las actuaciones de la tarde-noche se reservan para el escenario Pabellon Hispanico. Sin duda el de mayor capacidad y el de peor sonido. Para evitar mas criticas solo escribir. Leon necesita una sala de gran capacidad que suene bien y suerte a los organizadores en la obtencion de otros lugares. Escrito esto, pues eso, al Hispanico entras y sales con dudas. es posible que haya sonado asi, por que, pues habra que volver a intentarlo Los primeros valientes fueron los austriacos The Attention. Elegante e impecable rythmblues que sin embargo no llego a cautivar del todo, al todavia escaso a primera hora, publico. Mas tarde, los de Brighton Baby Charles, cumplieron con la cuota negroide de soul-funk. Con Dione Charles a la cabeza, su potente voz consiguio templar el ambiente, haciendo bailar a todo el personal. Los ultimos en aparecer sobre el escenario el sabado fueron Dodgy. Formacion clasica de la escena brit pop, la banda formada por Andy Miller, Nigel Clark y Mathew Priest se disolvio en 1997 para regresar el año pasado. Ofrecieron un concierto correcto. No sono del todo mal, pero resulto algo aburrido, tanto, que la sala parecia vaciarse por momentos. Tocaron temas clasicos de la banda y versiones del clasico The Snake o The Kids are all Right. Domingo. tercer round. Esta vez, en el escenario Leon Gotico, el dia comenzaba con los leoneses Zabriskie y los catalanes Stay. Con la plaza a rebosar de publico, ambos grupos sacaron su repertorio cargado de vibrantes y energeticas melodias pop y energia. Esta vez, el vermu del Gran Cafe que podia sustituirse por la Purple Drink estuvo amenizado por los catalanes Top Models. La banda de hermanos Gil, antiguos integrantes de Brighton 64, arrancaron a sus instrumentos temas como Love Maker, Wall of Fame o el hit Beatiful Senoritas. Con Agnes Monferrer al teclado, sin duda el momento algido del concierto fueron las versiones de los temas de Brighton 64. Al ritmo de la imprescindible La Casa de la Bomba, Bola y Cadena y El mejor cocktail, el publico canto y bailo en uno de esos momentos para nota que ha dejado el Purple 09. De nuevo en el Hispanico, la noruega Vibeke Saugestad fue la encargada de romper el hielo. Con tres discos editados y un energetico sonido Power Pop, Vibeke, con un bonito vestido rojo, utilizo su voz para entonar sus melodias al mas puro estilo Ramone. Se pudieron escuchar Until The Sun Comes Out, I Must Have Been So Good o Velvet Revolution, en una actuacion quiza demasiado plana, salpicada por las atenciones hacia el publico o los juegos con los altavoces del escenario. La sorpresa del concierto llego cuando Dom Mariani, lider de los australianos Dm3 que tocarian a continuacion, acompano a Vibeke en un dueto improvisado en el que demostraron mucha complicidad y dotes de profesionalidad y buen hacer sobre el escenario. El dueto se convirtio en la carta de presentacion de una de las bandas mas esperadas. los australianos Dm3, protagonistas de uno de los mejores conciertos. Dom Mariani siempre capaz de sacar belleza de su guitarra interpreto entre otros temas Just Like Nancy, Cant Get What You Want, Second Floor y por supuesto 1 Time 2 Times Devasted. Tambien Alex Cooper, un clasico del Purple, tuvo el honor de compartir escenario y cancion con Mariani en una actuacion que no defraudo a nadie. A continuacion, Sunday Drivers. Se puede ser mas o menos purista. Estar mas o menos de acuerdo, pero lo que no se puede negar es que los de Toledo han disenado una maquina de relojeria fina a su imagen y semejanza, staff incluido, capaz de tocar mas de 23 temas en hora y media de concierto. Una actuacion calculada casi al milimetro, bastante parecida a otras, sin apenas tiempo para interactuar con el publico o presentar las canciones. Entre las canciones, cantadas por los alli presentes, sin duda mayoria absoluta en este concierto. My Plan, Better if, Sing When Youre Happy, H
ate
Yourself, A Miracle, Time, Time, Time y por supuestisimo. On My Mind y Do it. Lunes, tocata y fuga. Pues si, el Festival tocaba a su fin, pero antes. Vermu en el Gran Cafe esta vez con los madrilenos Blow Up. Melodias que recogen ritmos garage, pop o psicodelia con un publico entregado, que incluso desde la calle siguio sin perder el paso el concierto de los cinco de Alcala de Henares. La sesion del Hispanico comenzo con los italianos Radio Days que entonaron sus mejores melodias power-pop en un concierto que sin embargo no convencio demasiado. A continuacion, los alemanes Frank Popp protagonizaron un concierto correcto, con mas guitarras de las que nos tiene acostumbrados, que no termino de despegar y eso que el publico parecia demandar mas. Es una sensacion generalizada que me llevo de los conciertos de este año. Salvo en el Gran Cafe, donde al calor de la verbena, aflora el baile y el buen rollo. El Hispanico no termina de calentar. Los conciertos parecen seguir un patron establecido que sin embargo no responde a las inquietudes del publico. Sin embargo, para mi, los alemanes se llevan un notable alto. Siguiendo la ya clasica costumbre de recuperar viejas glorias, el plato fuerte de la jornada, estrella y cierre del Purple 2009. los americanos The Blues Magoos. Paradigma de la psicodelia sesentera, demostraron la vigencia y permanencia de sus temas, en una actuacion de tempo relajado, tranquilo, quiza de acuerdo a la veterania de los integrantes del grupo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.