CRACKER

Cracker vuelven, y como siempre, vencen aunque esta vez no convencen

Quiza vaya a resultar la cronica mas injusta que haya escrito y quiza sea asi precisamente porque siempre se le exige mas a los mejores y a los que nunca te han fallado indebidamente a veces. Pero el caso es que no puedo esconder cierta sensacion de decepcion cuando pienso en el ultimo concierto de Cracker en Madrid. Que nadie me malinterprete. Fue un buen concierto joder, son Cracker, y son muy buenos pero debo decir que ha sido la vez que menos me ha gustado de todas las que les he visto. Tocaron muy bien nadie puede discutirle eso a esta banda a esas alturas y sonaron tremendos bendita sea la sala Sol, pero me da rabia no poder compartir el entusiasmo que mostraban algunas personas al finalizar el concierto, porque son una banda a la que tengo mucho carino y porque ademas le tenia unas ganas locas a este concierto teniendo en cuenta el discazo que presentaban. Empezaron a pinon fijo con una rabia inusual, algunos de los temas mas caneros de su discografia y Lowery cantando como si estuviese cabreado con el mundo, pero fueron diluyendose a medida que avanzaba el concierto. Un concierto que tuvo ciertos altibajos aunque es cierto que incluso los momentos mas bajos en cualquier concierto de esta banda, son poco menos que notables y en el que no acabaron de conectar plenamente con el publico que solo se mostro medianamente animado cuando sono Euro-Trash Girl y en algunos momentos arrastrados por ese animal que lleva por nombre Johnny Hickman, y que aunque a tenor de su barbudo nuevo look parece haber envejecido diez años en los ultimos cuatro, sigue siendo una autentica maquina grande Los bises solo acentuaron esa sensacion de que faltaba algo. Happy Birthday To Me y la version de The Man In Me Dylan no se me antojan las mas apropiadas cuando se han dejado en el tintero piezas de su discografia tan fundamentales como Get Off This, Seven Days, Duty Free, Big Dipper o Sweet Thistle Pie. Incluso un tema como Show Me How This Thing Works de su ultimo disco me hubiese parecido mucho mas apropiado y mas acorde con la tonica del concierto. No puedo evitar compararlo con el concierto de Bottle Rockets de unos pocos dias antes, y para mi propia sorpresa, me quedo de largo con el de Henneman y compania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.