ADAM GREEN ISH MaRQUEZ

Noche de entrega, sudor y lagrimas

Y nos acercamos a la sala Ramdall. Miercoles lluvioso y frio, como casi todos en este invierno que parece no querer irse. Sala Ramdall. Vamos para alla. Sin sorpresas en el frente. varios dobles de Green ocupan una sala primero medio vacia que pocos minutos despues se convirtio en templo de la distorsion y el folcky mas rock y Ya esta Adam sobre el escenario. Ah no, es Ish Marquez. La verdad es que su aspecto fisico es tan semejante que parecen primos-hermanos. Desparpajo y gracia sobre el escenario quiza exageradas para una sala que queria ver a Adam Green. Sobre las nueve y media asaltaron el, si, algo pequeno escenario de la Ramdall, guitarra, bajo, bateria y teclados que acompanarian a Adam y unos minutos despues si Green en el escenario. Chupa de cuero, torso al descubierto luciendo un cordon rojo del que colgaba un llamador de angeles, vaqueros y bambas, a lo Mick Jagger, o una version light de Sid Vicious, primera senal de lo que ibamos a escuchar. Y para resumir, escribir que los que estuvimos alli vimos uno de esos conciertos que se dividen en tres tiempos, casi, casi, como el boxeo. Y asi de potente, rotundo y fuerte fue el concierto de Adam Green. Primer tiempo. entrada fuerte, energica. Cigarrette Burns Forever y Gemstones, una detras de otra sin descanso en irreconocibles versiones rock, integrales, para saltar y gritar. Green apenas se dirige al publico, enlaza cancion con cancion sin dejar de bailar, con contorsiones y aspavientos semejantes a los del primer Jagger. Genial. brazos por aqui-cadera por alla Y asi siguen sonando Bunny Runch, Drugs o The Princes Bed y alla va Green por los aires mientras el publico le sujeta y asi hasta tres veces. En mi retina esas imagenes de archivo de Woodstock Y continuo con las versiones mas crudas de temas como Emily, Pay The Toll, o Nat King Cole. Segundo tiempo. la banda se retira para dejar a Adam acompanado por su guitarra en la soledad de un escenario ardiente. Momento para la acustica, para disfrutar del vozarron de este tipo, asi en directo consigo mismo. Con un tono, una variedad, un registro, dificiles de dejar indiferentes a nadies. Breaking Locks con aun menos revoluciones que en su nuevo disco Minor Love o Bluebirds, fueron algunos de los temas que ocuparon este tiempo de descanso. Porque Tercer tiempo. mas rapido, mas ritmo, mas decibelios para el conocidisimo Friends Of Mine. Un par de temas mas. La chupa de Green vuela y el spring final, con Dance With Me, Morning After Midnight o Jessica. Un fin de fiesta descarnado, experimental, donde ruidos, publico coreando y microfonos volando hicieron una mezcla perfecta. La banda al completo se retira, es tiempo para aplaudir unos esperados bises con I Wanna Die y un fin de fiesta a base de Choke On A Cock y Babys Gonna Die Tonigh. Queda para otra ocasion el concierto tranquilo, folck con guinos al rock del que hablan las revistas cuando escriben sobre Adam Green. El miercoles disfrutamos de un concierto potente, ruidista, experimental como hacia tiempo no veiamos. Un concierto para despertar los sonidos mas escondidos en los oidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.