BONAFIDE – STILL NASTY

Pese al poco publico, gran noche de rock de los suecos Bonafide

Hacia tan solo tres meses y medio que se habian dejado ver por aqui los suecos Bonafide, como grupo invitado por sus paisanas, las buenorras Crucified Barbara,a las que se cenaron con patatas en la gruta carabanchelera. Esta vez venian como cabeza de cartel, por derecho, a presentar los temas de sus dos joyitas hasta la fecha, pero el dia elegido no fue el mas apropiado, pues se jugaban los champinones, y ya se sabe lo que pasa, el deporte rey manda, la taquilla se resiente, y nosotros lo sentimos porque los que no asistieron se perdieron uno de los conciertos de esta temporada. Como aperitivo los madrilenos Still Nasty se presentaban con su album de debut Once for all, una propuesta de stoner rock a su manera, apostando por los textos en el idioma de Chespir, con temas como Wild dog, The guy o Mirage, algo espesos, y otros de cadencia hipnotica. The letter o Countryside girl que parece que no terminan de arrancar nunca, a pesar del empeno que le ponen tanto Paco con su guitarra, como Jorge al bajo, al cual vimos hace poco con su otra banda Nancy Hole, Manu a los parches o Victor cantando, aunque tambien hubo hueco para algunos mas briosos. Give me if you can o Bloodlust con la que finalizaban su actuacion. A continuacion Bonafide hicieron una demostracion de lo bien que se desenvuelven en los terrenos cortos. Una ligera variacion en la formacion con respecto a la anterior visita, pues su bateria Sticky Bomb no vino esta vez, puesto suplido por un joven baterista que, con apenas un mes en la banda, se va adaptando perfectamente a la misma. Arrancaron contundentemente con Dog, y desde la primera cancion fue un no parar de mover los pies, y poco a poco el resto del cuerpo comenzaba a vibrar, como si de una posesion se tratase. Infecciosos riffs guitarreros se apoderaron de nuestras fuerzas, y cuando nos quisimos dar cuenta ya estabamos contagiados, mientras iban alternando piezas de su primer disco homonimo, como Down, Cant get through, Night time o Loud band, con las de su flamante y recomendabilisimo ultimo disco Somethings dripping, y claro esta que atizando con temazos como Dirtbound con un punteo de entrada de la escuela del pequeno de los Young, rezumando AC,DC por los cuatro costados, Hard living man mas vacilona todavia, Butter you up, con tremendas sacudidas que nos calan hasta la medula, la rapidisima y electrizante Straight shooters con un ritmo frenetico, sobre las bases que marca el bajo de Micke Nilsson, mientras Mikael Fasberg le responde con su hacha, o Fill your head with rock, con Pontus Snibb su guitarrista,cantante haciendo corear hasta el mudo de la esquina, todo un pelotazo y que seguro se convertira en un clasico, como clasica fue la version del I cant explain de los Who, que desarrollaron de forma muy acertada. Todo ello aderezado con un sonido muy similar al de la banda de los hermanos Young, que resulta tan atrayente como vicioso, y estan llamados a ser uno de los grupos junto con Airbourne que tomen el relevo de la banda de las cuatro letras y el rayo y si no, tiempo al tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.