BURNING – YAKUZAS

Enorme concierto con sorpresa incluida

Hay valores seguros en esto del rock. Grupos que despues de medio millon de años tocando, cuando hacen un concierto es seguro que van a salir triunfantes. Uno de ellos son BURNING y volvieron a demostrarlo en una sala Heineken a reventar. Empezaron los jovenes YAKUZAS que, espoleados por un fallo en el bajo que les impidio empezar puntuales, salieron a devorar el escenario. Apoyados por sus numerosos fans y por un frontman original y carismatico, desgranaron algunos de sus temas, entre los que destacamos Clavame tus chapas y Te hace esto tu chico, las dos con un humor socarron y muy de su tiempo. Sonaron bien y calentaron el ambiente durante media horita, asi que objetivo logrado. Y a eso de las nueve, el plato fuerte. Los madrilenos por excelencia, los habitantes de barrio que van al centro a ligar y divertirse, salieron a escena. Y fue un no parar. De Jim Dinamita a No es extrano la banda de Johnny arraso a base de ese rock and roll de herencias clasicas y dejes castizos. Salto la sorpresa con la aparicion de un aclamado Coque Malla que se sumo a la fiesta en Mueve tus caderas, con un buen resultado, si bien dificil de apreciar porque el publico tapaba con su voz practicamente todo. Y es que, sobre todo, fue una noche en la que el respetable se lo paso en grande. Mezcla absoluta de edades y esteticas, pero con el denominador comun de gustar del rock puro, ese que no regatea si tiene que hacer un bis, que toca dos horas siempre desde la pureza y el compromiso que BURNING ponen en el escenario de manera natural. Tiene un punto de emocion ver las primeras filas llenas de rockeros de veinte años absolutamente desmadrados, mientras los mas mayores, rozando los sesenta, ocupan lugares mas tranquilos, si es que esta palabra puede tener cabida hablando de BURNING. Por supuesto que sonaron todos los clasicos. Esto es un atraco, Como un huracan, Que hace una chica como tu O los guinos a los ROLLING o FREE, todo siempre tan bien engarzado como siempre. Y por supuesto, Johnny volvio a mostrarse como el tipo autentico, indomable y humilde al tiempo, que domina el escenario y vive para el rock and roll. Una absoluta delicia seguir viendole tocar y sentir. Noche magnifica pues, llenazo total y una gran comunion entre el publico y una de nuestras bandas preferidas. Que sea por muchos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.