ESPLENDOR GEOMÉTRICO – SCUMEARTH

Tras 30 años haciendo musica siguen frescos, energicos y provocadores

Jueves noche, diez menos cuarto. Alonso Urbanos aparece sobre el escenario y pide al timido publico que se acerque un poco al escenario. el es el artista que se esconde tras Scumearth. Su actuacion duro unos escasos 20 minutos, sin cortes, noise puro y duro. Ayudado por un micro y unos cuantos pedales de efectos creo ambientes oscuros y densos. Sonidos retorcidos de maquinas gimiendo. Alonso se convulsionaba como si su cuerpo fuera una extension del ruido. Tal vez considerara que 20 minutos de una musica tan intensa fueran mas que suficiente para su publico, o tal vez fuese el considerable retraso con el que comenzo su actuacion lo que no le permitio alargarla mas. En todo caso, a mi me supo a poco. Pocos minutos despues subieron al escenario Arturo Lanz y Saverio Evangelista. Festejaban su trigesimo aniversario, ahi es nada. Pioneros de la musica industrial, llevan desde 1980 creando ritmos y sonidos que golpean como un martillo al yunque. Esplendor Geometrico son referentes internacionales con una propuesta similar en su sonido a Test Dept. o a los comienzos de Einsturzende Neubauten. En el escenario, iluminado muy discretamente, una mesa con un portatil, unas cuantas maquinas y una bateria electronica. Ademas la musica estuvo acompanada por unas proyecciones de una pelicula oriental y una serie de imagenes minimalistas. Saverio dedicado a las maquinas y Arturo derrochando un torrente de energia, tocando a ratos la bateria electronica con baquetas y hasta con los punos. Incluso la toco desenchufada como si fuera un instrumento acustico y quisiera romperla en mil pedazos. Arturo no dejo de moverse por el escenario como poseido, arrojando un monitor a los pies del publico, ahogandose con un cinturon o introduciendose el micro en la boca. Tocaron temas viejos y nuevos de su larga y extensisima discografia. La cancion de la noche fue Ven a jugar que todo el publico aclamo. Una actuacion que resulto ser muy corta, ya que el ambiente se empezo a calentar justo cuando acababa. Me quede con ganas de bailar un poco mas. Una propuesta musical interesante que al dia de hoy resulta tan fresca como en sus comienzos. Tal vez fueran unos adelantados a sus tiempos y hoy se les valore de una manera diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.