VINILA VON BISMARK AND THE LUCKY DADOS

Comprobamos como es posible combinar el espectaculo con un concierto de alta calidad

La mayoria de la gente no conoce a Vinila Von Bismark ni a los Lucky Dados. No saben lo que se pierden. The Lucky Dados es un grupo de rockabily que es respetado dentro del mundillo rockabilly pero que no es conocido por la mayoria de la gente. Tanto es asi que donde realmente han tenido exito ha sido en Japon, donde han editado discos. Injusticias de la vida. La formacion esta compuesta por Carlos Lopez contrabajo, Carlos Mirat bateria basica, y Pedro Herrero guitarra y voz. En cuanto a Vinila Von Bismark, sencilla ella hasta en el nombre, es una chica con estetica y actitudes de pin up, con una imagen provocativa y espectacular. Ya participo en el grupo Krakovia y despierta tantas envidias como admiracion. Lo que era de esperar de esta mezcla era que fuese un fiasco olvidable. Pero en absoluto fue un fiasco. Todo lo contrario. No solo ofrecieron un concierto, ofrecieron un espectaculo que no decayo ni un solo momento. En este mundo tan mediocre en el que vivimos es de agradecer que un grupo se tome en serio entretener a su publico. Cuando alguien se toma la molestia de comprar una entrada y de acudir a un concierto se merece que le ofrezcan algo mas que lo que ya tiene en el disco. De entrada el escenario estaba ambientado en el circo freak de los años 20. Estos circos eran lugares donde se solia exhibir a personas con algun defecto fisico llamativo real o simulado. Eso es lo unico que no me gusto de esa noche. Para resaltar esa sensacion de circo freak llevaron a dos bailarines con una estatura conocida por la despectiva palabra enanos. Me da rabia no encontrar nunca a personas con estas caracteristicas fisicas en trabajos convencionales. Y volvio a incomodarle encontrarmelos en un espectaculo ambientado en el circo freak de los años 20. Pero volviendo al concierto fue visualmente hipnotico desde el principio. Nada mas comenzar comprobamos que Vinila estaba colgada. Cuando digo colgada me refiero a que colgaba de un aro flotando en el aire, mientras en el suelo danzaban los bailarines. Aunque me repita insisto. El escenario, la puesta en escena, la estetica y vestuario de Vinila, la iluminacion y la musica conseguian un resultado demoledoramente espectacular. Y entonces llego el momento de la verdad. Esta chica merece la proyeccion mediatica que tiene, o su merito no es mas que pura imagen y haber estado en el lugar adecuado en el momento justo Pues tengo que contestarle a todas las que le tienen envidia a Vinila que somos muchas que tienen razon en algo. No tiene una gran voz. Pero tambien es verdad que maneja su voz con mucha personalidad. Lo cual resulta mas interesante. Durante todos y cada uno de los momentos del concierto demostro su perfecto dominio del escenario. Si no recuerdo mal creo que su madre era cabaretera, y se nota que lo ha mamado desde pequena. Sabe ocupar todo el escenario caminando, bailando y moviendose como una Pin up. Estuvo toda la noche adoptando tipicas poses de pin up acompanadas de expresiones faciales divertidas que demuestran que hay una actriz por explotar. Viendola con su media melena platino y sus actitudes provocativas recordaban a Marilyn Monroe. Solo que Marilyn pareceria una sosaina a su lado. Vinila tiene ganas de hacerse notar y se va a hacer notar. Las canciones que sonaron alli justifican comprar el disco de vinilo de Vinila y los dados. Entre vinilos y Vinilas las canciones se nos metian dentro de las piernas y nos invitaban a bailar continuamente. No os perdais su single Where is my sugar, toda una golosina. Uno de los momentos mas freneticos de la noche fue cuando The Lucky Dados, sin Vinila, interpretaron a su manera Tainted love. El publico se volvia loco. Ya solo por ese subidon de adrenalina merecia la pena pagar la entrada. Alli estabamos todos contagiados por la misma locura de esa cancion. Los tipicos pijillos modernillos, pibes con estetica rockabilly patillazas, tupe, chupa de cuero, camisa de leopardo e incluso alguna con mas de 50 años caracterizadas con imagen de pin up. Lo dicho, con Tainted love estabamos que nos subiamos por las paredes. Los lucky dados no se dejaron eclipsar por Vinila. Menudos son ellos Todos y cada uno de ellos tambien se esfuerzan en no aburrirnos. Carlos Mirat aporreaba la bateria con energia, e incluso se levantaba y usaba el contrabajo como bateria. Carlos Lopez meneaba el contrabajo como si en ello le fuera la vida al tiempo que interactuaba con el publico. Y Pedro Herrero con su chuleria, se lo hacia con su guitarra a la vez que cantaba, se paseaba por el escenario haciendo poses, poniendo caras e interactuando con Carlos Lopez y con el publico. Una gozada. Vinila von Bismark y The Lucky Dados son un grupo al que no hay que perder la pista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.