VANDEN PLAS

The seraphic clockwork

Sexto disco de estudio de la banda en diecisiete años (veinticuatro desde la formacion del grupo). Poco prolificos, pero muy perfeccionistas, los alemanes VANDEN PLAS, sin hacer un esfuerzo por sorprender a sus fans, lo que si hacen es no decepcionarlos. Sin ninguna variacion en su formacion desde que se dedicaban practicamente a intervenir en musicales de teatro y a mimar al equipo de futbol de Kaiserslautern, presentan un estilo supersolido, y elaboran un metal progresivo de una calidad excepcional. ANDY KUNTZ tiene una voz excepcional, que fue bandera de la produccion alemana de Jesucristo Superstar, STEPHAN LILL es un guitarrista como pocos y su hermano ANDREAS LILL, en su dia fundador del proyecto, es una garantia a ciegas en la bateria. Completan la banda TORSTEN REICHERT en el bajo y GuNTER WERNO en los teclados, ambos mostrando siempre el gran nivel que tienen. Centrandonos en el contenido del album, rapidamente nos daremos cuenta de sus virtudes y de su principal handicap. Las virtudes? Ritmos dificiles y rapidos, con temas brillantes y largos, muy modernos alejandose de estructuras comerciales, largos solos muy virtuosos, en fin, una continua exhibicion: Frequency, que abre el disco, es durisima, seguida de las brillantisimas Holes in the sky y Scar of an angel. Todo el album es muy bueno, aunque es evidente que el estilo ha de gustarte antes de bucear en el. Destacables tambien The final murder y las excelentes Rush of silence, On my way to Jerusalem y el bonus Eleyson. Dicho asi, no tienen defectos. pero algo de mala suerte, si. El handicap? El handicap se llama DREAM THEATER. En efecto, la musica de Vanden Plas es, en esencia, muy parecida a la de Dream Theater, y parece un poco injusto que los americanos se lleven toda la fama cuando los alemanes son (o parecen) tan buenos como aquellos. El caso me recuerda a aquel ciclista italiano de principios de los 90 que se llamaba CLAUDIO CHIAPUCCI, que era un deportista excepcional de verdad, pero que no se comio nada porque habia un monstruo fuera de serie llamado MIGUEL INDURaIN que no perdonaba ni una. Pero claro, que fue primero, el huevo o la gallina? Vanden Plas es una banda que funciona desde 1986, y Dream Theater desde 1985. Los americanos publicaron su primer album en 1989, aunque fue el segundo el que tuvo autentica proyeccion internacional, en 1992. Los alemanes publicaron su primer album en 1994. Mas que una imitacion, se diria que es un caso de invencion de la misma cosa en paralelo, como les ocurrio a ISAAC NEWTON y a GOTTFRIED VON LEIBNIZ con el calculo diferencial a final del s. XVII. En definitiva, una vez mas, Vanden Plas publica un album sumamente bueno, a la altura de cualquiera de los otros, intentando reivindicarse frente de nuevo frente a ese monstruo llamado Dream Theater. No debemos quitarles merito: la banda alemana es una de las mejores que podamos escuchar nunca, y eso es incontestable. Muy buenos, muy buenos. Para cuando una gira conjunta con los americanos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.