ENTREVISTA A EUPHORIA

Un grupo lejos de las etiquetas clasicas

Para empezar, ¿podríais presentar la banda a quien no la conozca? ¿Quiénes sois y qué música hacéis?

En múltiples ocasiones nos han comparado con diferentes grupos, algo que no nos importa en absoluto, pero nosotros consideramos a Euphoria como un grupo fuera de las etiquetas clásicas. No pretendemos sonar como otros grupos, simplemente intentamos sintetizar las múltiples y dispares ideas que nos rodean a los tres y traducirlas a nuestro propio idioma, sin necesidades preconcebidas, sin exigencias miméticas. Somos lo único que nos queda ser: Euphoria.

Da la impresión de que si quisiéramos hablar de influencias, éstas estarían más fuera que dentro de nuestras fronteras…

Efectivamente. Dentro de todas las posibles influencias que hemos adquirido a lo largo de nuestra vida, es más que probable que éstas provengan de grupos extranjeros, casi siempre en las vertientes más oscuras. Grupos como Tool, Deftones o Nirvana fueron quizás nuestras primeras influencias, aunque el molde que está dando forma a nuestra obra es quizás el proveniente de sonidos más viscerales, de música que intenta transmitir más sentimientos pero sin perder la potencia que nos ha acompañado desde nuestros inicios. Euphoria busca que aquellos que escuchan puedan sentir, puedan llorar, puedan gritar y sentirse libres. Aquí no hay término medio, nuestra rabia te arrastra siempre: al cielo o al infierno.

Pese al nombre de vuestro grupo, las letras de los temas no son precisamente un canto a la alegría, ¿no?

El nombre del grupo es una alegoría a los sentimientos, la descripción de un estado de ánimo positivo que es tanto más grande cuanto mayor sea la profundidad del agujero del que sales. Por eso nuestras letras son oscuras, porque nos sentimos atrapados en un sistema preestablecido apto para mentes que aceptan vivir en la superficie de las cosas, dejándose llevar por la senda más favorable, sin pararse a pensar en qué les depararía la vida si eligieran un camino más estrecho, menos transitado. La euphoria, la sensación de libertad sincera, la pasión por los sentimientos, la percepción de la realidad es más intensa cuando abres los ojos, cuando intentas diferenciarte de las masas, de forma natural, algo solicitado por el cuerpo y que sofistica la mente. Ese nuevo aire, oxigenante, reconfortante, es el que nuestras letras pretende aportar en esta atmosfera tan cargada mediante melodías insaciables.

Este es vuestro segundo trabajo. ¿Qué diferencias hay respecto a “Euphoria” en lo musical?

Quizás nosotros no tengamos la perspectiva suficiente para valorar la evolución que el grupo ha experimentado desde el anterior disco. Si es cierto que la experiencia adquirida es mucho mayor, que la sugestión a la que estamos constantemente sometidos ha hecho mella en nuestra forma de componer.
En “Culto al deseo” podemos adivinar ciertas diferencias hacia un sonido más melódico, hacia unas estructuras quizás más completas y complejas que en el primer disco. Hay canciones en este nuevo disco que empiezan de una manera y evolucionan hacia derroteros inesperados, pero no de forma forzada. Cuando estuvimos en el local creando los temas, sus distintos desarrollos salían de forma natural, sin premeditación, totalmente espontáneos. Quizás esta sea la principal virtud y diferencia con respecto al debut “euphoria” de 2007.
A parte del tema compositivo, hemos tenido la suerte de contar con más tiempo para producir el disco en el estudio de grabación. Hemos podido analizar, retocar y mezclar con pausa los temas, lo cual ha dado un salto de calidad al sonido. Además con Raúl de Lara, productor del disco, siempre hubo muy buena sintonía y ha sabido transmitir los valores que queríamos hacer llegar a nuestro público.

¿Cómo se os ocurrió incluir la “Leyenda del tiempo”? ¿Homenaje a LORCA, a CAMARÓN, a los dos o a ninguno?

Siempre nos ha gustado introducir versiones en nuestros conciertos. Primero hicimos el “Teching” de Los Piratas que fue incluido en nuestro primer EP de 2005. Fue muy curioso porque tuvo muy buena aceptación entre nuestro público y nos dimos cuenta de que la gente se quedaba muy sorprendida de hasta qué punto éramos capaces de dar forma al tema y llevarlo a nuestro terreno. Justo antes de entrar a grabar “Euphoria”, como dos o tres días antes, se nos ocurrió la idea de hacer la versión de “Fuente esperanza” de los Héroes del Silencio. Llegamos al estudio con el tema sujeto con alfileres y cuando ya teníamos grabada la base de lo que iba a ser el disco nos decidimos a grabarla, casi sin tiempo, saliera como saliera… ahí está el resultado, una versión llevada a nuestro terreno.
Lo de “La leyenda del tiempo” viene a corroborar nuestra afición a reconstruir temas, a descontextualizarlos y acercarlos a nuestro sonido. Es lo que pensamos ha de ser una versión, no nos vale con regrabar la misma estructura original y darle voz, necesitamos sentirlo como nuestro, parte de la estructura de Euphoria.

Esta vez habéis contado con la masterización de un grande, como Howie Weinberg (NIRVANA, PANTERA o SONIC YOUTH). ¿Cómo contactasteis con él y cómo valoráis su aportación?

Hay un salto de calidad más que evidente con el trabajo aportado con Howie. Es un gran profesional, reconocido a nivel mundial, que ha trabajado con grandes grupos a los que admiramos y ha masterizado discos míticos, leyendas para nosotros como “White ponny” de Deftones, “Nevermind” de Nirvana, “Blood sugar sex magic” de RHCP, etc. y fue por eso por lo que nos pusimos en contacto con él. A él le entusiasmó la mezcla que le enviamos y he aquí el resultado.

Supongo que también habéis aprendido mucho sobre este negocio. ¿Qué es lo mejor y lo peor?

Lo mejor es sin duda el afecto y el reconocimiento de tu gente, de tu público. El que la gente nos escriba montones de comentarios y mensajes en nuestra web o space es lo que más nos impulsa a continuar, incluso cuando te paran por la calle y te animan o te dicen que escuchan el disco muy a menudo, que forma parte de su colección de discos más escuchados como cualquier otro, es lo que más satisfacción nos da.
Lo peor, sin duda, el grave conflicto de intereses que hay dentro de la industria, a todos los niveles. Lo que se busca en la música muchas veces es la satisfacción personal, económica sobre todo. Te das cuenta de que nadie, o al menos, muy pocos, son quienes van a apostar por ti, por tu producto si no tienen asegurado un retorno acrecentado de la inversión.
Nuestra actual discográfica, ArtDeTroya, está empezando a dar sus primeros pasos, y de momento son quienes parece van a aportarnos ese impulso que necesitamos para consolidarnos definitivamente como grupo.

Después de un año de trabajo creativo y de la grabación del disco, ¿está compensando todo el esfuerzo al llevarlo al directo?

Desde que pusimos a la venta “Culto al deseo” en nuestra web www.euphoiraweb.es apenas hemos dado conciertos. La gira empieza este otoño y a partir del 2011 empezaremos a tocar más a menudo por toda España. En los pocos conciertos de presentación que hemos realizado, el grupo ha salido fortalecido y el público ha acogido con gran expectación lo que es y será el nuevo directo de Euphoria.
Nosotros disfrutamos de una manera muy intensa los conciertos, nos encanta subir al escenario y crear una atmósfera contundente, dejar de ser personas e intentar transmitir con nuestra música la rabia que arde y la sensación de libertad y equilibrio.

¿Cuál creéis que es el techo de una banda como vosotros en este país? ¿El futuro pasa por salir de España? ¿Hay algún proyecto en este sentido?

No sabemos hasta donde podremos llegar, ni aquí en España ni en el extranjero. Creo que ni podemos ni queremos planteárnoslo, por si acaso nos da el mal de altura. De momento vamos día a día, viendo, reconociendo el terreno y sintiéndonos orgullosos de ser quienes somos, tal y como somos y de lo que estamos dejando tras nosotros.
El futuro está tan lejos y tan cerca…

Pues mucha suerte y enhorabuena por vuestro trabajo. Gracias por atender a www.solo-rock.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.